Navarra espera que 1.200 hectáreas en Peralta puedan al fin regarse en la primavera de 2021

Anuncia la reactivación de las obras tras un acuerdo que no cuantifica con Aguas de Navarra / El ramal del Ega y la segunda fase, paralizada desde tiempos de UPN, siguen sin avances

17.04.2020 | 00:27
Ampliación de la Primera Fase del Canal de Navarra.

Pamplona – El Gobierno de Navarra anunció ayer que ha reactivado las obras del Canal de Navarra, la más larga y costosa de las obras públicas acometidas hasta el momento en Navarra. Y, con ello, confía en que la próxima primavera 1.200 hectáreas de cultivo de la zona de Peralta puedan comenzar a regarse con agua procedente del binomio Itoiz-Canal, cuya continuidad hacia la Ribera de Navarra sigue sin tener una fecha clara.

Las obras se han retomado en los después de que ayer mismo se firmara el acta de comprobación de replanteo por parte de los representantes de INTIA y de la empresa concesionaria Aguas de Navarra, encargada de la construcción y formada por Agbar y OHL. Francisco Iribarren, exvicepresidente del Gobierno de Navarra en tiempos de UPN, es el responsable de la empresa. El presupuesto aproximado de las obras, que se llevarán a cabo durante los próximos 13 meses, es de 11,2 millones de euros.

La constructora había incumplido el año pasado los plazos, alegando diferentes problemas de liquidez para continuar y finalizar las obras del ramal del Arga, uno de los que conforma la ampliación de la primera fase del Canal de Navarra. Del otro, el denominado ramal del Ega, no se sabe de momento nada. Bernardo Ciriza, consejero de Cohesión Territorial del Gobierno foral, no quiso precisar ayer en qué momento podrán acometerse estas obras. Y, pese a las preguntas de los periodistas en la rueda de prensa virtual, también eludió precisar el coste que para las arcas públicas tendrá el acta de replanteo firmada con Aguas de Navarra.

En lugar de ello, Ciriza optó por echar mano del discurso habitual y recordó que el Canal de Navarra es "una infraestructura estratégica para nuestra Comunidad" y aseguró que "los navarros demandan agua de calidad y debemos aunar esfuerzos para que así sea". "El Ejecutivo foral tiene la firme voluntad de avanzar en esta infraestructura que genera cohesión social y territorial y esta voluntad se traduce ya en hechos", dijo. Según señaló, "la reactivación de las obras del Canal ha sido prioritaria para el Ejecutivo y es de vital importancia para el desarrollo económico, social y territorial de Navarra y era muy esperada por cientos de agricultores y por la ciudadanía en general".

El consejero explicó que el trabajo de los últimos meses ha sido "muy intenso" y "comienza a dar sus frutos". Además del acta de replanteo, en los últimos meses, ha sido necesario efectuar otros trámites como la firma de un convenio con la Comunidad de Regantes de Arga y Aragón o la tramitación de un expediente de reequilibrio y convalidación para adecuar el contrato a la realidad de obra ejecutada, entre otros. "Hoy vemos un pequeño rayo de luz, tan necesario en el momento en que nos encontramos", llegó a afirmar. Según señaló Pedro López, director general de Obras Públicas e Infraestructuras, "se prevé que los trabajos durante estos primeros días y semanas se organicen y ajusten, también, en base a la actual coyuntura por la epidemia".

Desde el Gobierno de Navarra explicaron que las actuaciones previstas comenzarán con las demoliciones de todas las acequias existentes, con el fin de dejar la zona limpia de obstáculos, así el replanteo y ejecución de la red de caminos, de más de 57.000 metros de longitud. Posteriormente, se construirán los colectores. Durante este próximo año, dado que la tubería principal denominada 'ramal' y la obra de toma ya se encuentran ejecutadas, se trabajará en la construcción de la red de riego a presión, desde la que se abastecerán 1.000 hectáreas. Por otro lado se ejecutará la red de riego a pie a través de acequias, desde las que se suministrará agua a 236 hectáreas.

Una vez que se coloquen todos los elementos de control hidráulico de riego a presión, se instalará un sistema de telecontrol que permitirá conocer en tiempo real la presión, caudal y consumos. Este sistema está diseñado para que lo pueda consultar no sólo el personal encargado de su mantenimiento, sino también los propios regantes a través de la página web de Aguas de Navarra.

la ampliación

Cinco sectores. La ampliación de la primera fase de la zona regable del Canal de Navarra consta de 5 sectores con una superficie prevista de 15.275 hectáreas. Los sectores XXII (Arga) y XXVI (Ega), dada su dimensión, constan de sendos ramales de transporte que transcurren paralelos a los ríos que dan nombre y de los cuales se alimentan diferentes subsectores de riego.

Menos de la mitad, en funcionamiento. Actualmente, se encuentran ejecutadas y en explotación 6.367 hectáreas. Los municipios en los cuales se está prestando servicio son Mendigorría, Larraga, Berbinzana, Miranda de Arga, Falces, Funes, Oteiza y Lerín.

Consumo de agua. El consumo del año 2019 en la ampliación de la primera fase del Canal de Navarra se ha elevado a 28,35 Hm3 realizado por las 5.249 hectáreas que tienen implementada instalación de riego en parcela, teniendo un consumo anual unitario medio de 5.400 m3/ha.

Qué se cultiva. En este sentido, ha indicado el Ejecutivo que en la campaña de 2019 ha sido posible el cultivo mayoritario de maíz (49,4%), seguido de cultivos hortícolas (7,1%), girasol (5,7%), tomate (5%), viña (3,1%), olivos (2,7%), cepas madre (1,2%), alfalfa (0,9%), espárragos (0,8%), injertos de viña (0,7%), almendros (0,5%) y frutales (0,5%) entre otros..

Segunda fase. La segunda fase del Canal de Navarra, que debe llegar agua hasta La Ribera, no tiene todavía fechas previstas para su construcción. Está previsto que sirva para regar un máximo de 21.500 hectáreas, si bien no está claro que exista agua o demanda para todas ellas.