La destrucción de empleo sigue en abril y golpea más a jóvenes en servicios, comercio y hostelería

La Seguridad Social pierde 4.775 afiliados, si bien Navarra sufre la menor caída del Estado

06.05.2020 | 00:13
El peor abril de la historia.

pamplona – Abril no podía ser bueno y desde luego no lo fue. Con la economía congelada y más de 45.000 trabajadores en situación de ERTE, los datos de desempleo dejaron ayer un aluvión de cifras en rojo y apenas algún que otro cabo suelto al que agarrarse. Navarra, que destruyó otros 4.775 puestos de trabajo, vuelve a superar el umbral de los 40.000 desempleados, de tal modo que en dos meses se han perdido más de tres años de crecimiento económico. Y, además de todo ello, hay más de 45.000 personas en situación de ERTE.

Quizá por todo ello, y sobre todo por una incertidumbre que no se despeja, la consejera de Derechos Sociales, Carmen Maeztu, reconocía ayer que el escenario social y económica que adivina es "muy duro". Un regreso a 2008, pero que coincide en este caso con la primavera, la estación que deja todos los años datos de creación de empleo y reducción en el número de desempleados. No en 2020. El origen de la crisis es muy diferente, advertía Maeztu, pero "las consecuencias en destrucción de empleo están siendo muy aceleradas pues se aproxima a los peores meses de la crisis anterior, cuando abril es uno de los mejores meses para el empleo en Navarra". Un aviso de lo que llegará seguramente después del verano, cuando a partir de septiembre la estacionalidad se una a una situación económica que seguirá lejos de haberse normalizado.

La referencia a 2008 no es casual. Y no solo por la acelerada destrucción de empleo; también por su composición, con un mayor impacto de momento entre los hombres y sobre todo entre los más jóvenes. Entre las personas menores de 25 años, el crecimiento del paro se acerca al 14,3% y llega al 11,8% entre quienes tienen 26 y 34 años. Los porcentajes de incremento se reducen conforme aumenta la edad. Por actividades, los mayores crecimientos mensuales del desempleo en términos absolutos se producen en los servicios a empresas (734, un 17,4% de incremento), hostelería (251, un 8%), comercio al por menor (232, un 7,6%), actividades de construcción especializada (129, un 13,1%) y educación (129, un 14,2%). En el sector primario se ha producido un descenso del paro del -2,2% (44 personas paradas menos en un mes).

Los datos dejan poco espacio para el optimismo. Solo la comparación con otros territorios permite cierto consuelo. La caída del empleo de abril, que alcanza el 1,67%, fue en Navarra la más reducida no solo de todas las comunidades autónomas, sino también de todas las provincias. Y como quiera que ya hay menos ocupados que hace un año, el -1,45% es también el dato menos malo de entre todas las comunidades.

Los datos nacionales, que sí muestran el comportamiento de la afiliación día a día, también permiten deducir que la mayor parte del ajuste del empleo se efectuó en marzo y durante la primera mitad de abril. Desde entonces, el empleo muestra un comportamiento mucho más estable, por lo que será mayo, con el regreso paulatino a la actividad, el que defina mejor el perfil de la recuperación veraniega del empleo.

Maeztu recordó que "es preciso adaptarse lo antes posible y contribuir a la reactivación económica a la vez que garantizamos la cohesión social". "Debemos estar unidos porque la ciudadanía navarra lo merece, tenemos que trabajar juntos y solo así podremos salir lo antes posible de esta situación", manifestó. Preguntado por si habría que extender la vigencia de los ERTE, señaló que "sin duda". "Será una medida que va a contribuir a garantizar la seguridad de los autónomos como de los trabajadores.

apunte

56,5%

de las personas en paro son mujeres. La crisis del coronavirus refleja, por el momento, una mayor incidencia del paro en hombres: un incremento mensual del 10%, que en mujeres (6,9%), al igual que ocurrió en la primera fase de la crisis de 2008. Este hecho se deriva del fuerte impacto de la crisis en sectores de construcción e industria, fundamentalmente masculinos. Sin embargo, también se está apreciando, como entonces, un cambio de tendencia. El efecto sobre los demás sectores, sobre todo de servicios, acabó por incidir con más profundidad en el empleo femenino. La distribución del paro sigue afectando en un 56,5% a mujeres frente al 43,5% de hombres.

apunte

ELA pide más esfuerzo. ELA reclamó un mayor estímulo fiscal y dar más valor a todas las tareas relacionadas con los cuidados.

empleo en un año

Territorio Variación

Gipuzkoa-1,22%

Bizkaia-1,26%

Navarra-1,45%

CAV-1,47%

Albacete-1,75%

Cuenca-1,75%

Segovia-2,20%

Lleida-2,24%

Soria-2,46%

Murcia-2,47%

Madrid-2,53%

Teruel-2,56%

Araba/Álava-2,58%

Ourense-2,72%

Valencia-2,76%

Huesca-2,77%

La Rioja-2,78%

Aragón-3,05%

Valladolid-3,07%

Zaragoza-3,18%

Lugo-3,21%

León-3,26%

Toledo-3,28%

Almería-3,30%

Castilla y León -3,33%

Ávila-3,38%

Barcelona-3,38%

Castilla-la Mancha-3,46%

Galicia-3,54%

Zamora-3,56%

A Coruña-3,59%

Melilla-3,61%

Asturias-3,69%

Salamanca-3,69%

Burgos-3,71%

Cantabria-3,82%

Pontevedra-3,84%

Catalunya-3,89%

Total-4,01%

Palencia-4,18%

Comunidad Valenciana-4,23%

Castellón-4,23%

Guadalajara-4,46%

Ceuta-4,51%

Cáceres-4,72%

Extremadura-5,06%

Badajoz-5,25%

Granada-5,34%

Ciudad Real-5,37%

Sevilla-5,46%

Huelva-5,77%

Tarragona-6,11%

Andalucía-6,12%

S.C.Tenerife-6,26%

Canarias-6,27%

Las Palmas-6,27%

Jaén-6,43%

Alicante-6,46%

Girona-6,77%

Córdoba-6,99%

Málaga-7,40%

Cádiz-7,55%

Baleares-8,73%

el paro por territorios

"Es imprescindible extender los ERTE por fuerza mayor, son el principal instrumento"

UGT

"Los datos son excepcionalmente negativos en un mes que suele ser bueno"

Comisiones obreras

noticias de noticiasdenavarra