ANET dice que el 96% de los autobuses están parados en las cocheras

La asociación precisa que las empresas calculan que este año perderán el 70% de su facturación

11.06.2020 | 17:12
Fachada de las instalaciones de la asociación Navarra de Empresarios de Transporte (ANET).

La Asociación Navarra de Empresas del Transporte (ANET) dice que el sector del autobús se encuentra "al borde del abismo", con un 96% de los vehículos parados en las cocheras, y sin embargo el Gobierno de Navarra no ha articulado "ninguna" medida de apoyo.

La demanda de servicios ha caído un 95% desde que comenzó la crisis del coronavirus y las empresas calculan que este año perderán el 70% de su facturación, precisa ANET en un comunicado en el que destacado los "estrictos" protocolos de prevención del contagio que se han implantado, así como las medidas de seguridad e higiene.

Y subraya en este sentido que hay 574 autobuses preparados para volver a la actividad pero sin embargo el sector "prevé una larga y agónica salida de la crisis".

"El parón" e la movilidad ha colocado a las más de cuarenta empresas de transporte de autobús que operan en Navarra "en una situación de extrema gravedad", subraya ANET, que recuerda que los servicios escolares y turísticos están suspendidos.

Así solo se mantiene "un hilo de actividad" en el transporte interurbano, que presta sus servicios con "una media de diez viajeros por vehículo en el mejor de los casos y reducido a una expedición al día o con servicio bajo demanda", mientras que el transporte labora se ha vito también reducido y además "unicamente supone el 2% de los viajes que habitualmente realizan las empresas del sector en Navarra".

Con este escenario las empresas "no prevén la vuelta a una mínima actividad hasta septiembre con la vuelta al cole y pronostican que el horizonte de normalidad no se recuperará hasta marzo de 2021, con la nueva temporada, los viajes turísticos, los festivales, conciertos, Imserso, vacaciones,..", pero mientras "las facturas siguen llegando".

Y es que cada vehículo, destaca, cuesta entre 250.000 y 350.000 euros que se pagan en cuotas mensuales, una dinero al que hay que sumar los costes de mantenimiento, seguros, cocheras, amortizaciones, impuestos de circulación, surtidores o impuestos.

Por eso recuerdan al Gobierno que en caso de suspensión por fuerza mayor del transporte escolar, "el mecanismo de compensación es automático y consistente en el abono del 50% de la cantidad de los importes contratados" pero de momento "no se ha tomado ninguna posición" a pesar de que el importe total de la licitación asciende a 63.000 euros/día para 300 autobuses.

Junto al abono de esta compensación, ANET considera que será necesario cumplir lo firmado y abordar la prórroga de los contratos por dos años para garantizar la supervivencia, así como aprobar bonificaciones fiscales para empresas y usuarios para incentivar el transporte laboral.

Advierte además de una "presión en los precios" de algunos servicios para compensar la paralización de otros y de la necesidad de preceder a ajustar la oferta a la demanda de la nueva normalidad, reduciendo servicios innecesarios.

"El autobús es la columna vertebral de la movilidad sostenible, segura y eficiente y, por lo tanto, no cabe duda de que volverá a recuperar su actividad, pero se producirá de manera muy progresiva, prolongada en el tiempo y quizá muchas empresas no puedan aguantar", subraya ANET que por ello reclama al Gobierno foral diálogo y apoyo.
noticias de noticiasdenavarra