La industria navarra, activa contra el covid-19

24.06.2020 | 01:26
Esteban Morrás, en la 2ª fila, segundo por la derecha, antes de intervenir, junto a algunos asistentes a la jornada. Las cruces informaban de que estaba prohibido ocupar asientos para respetar la distancia de seguridad.

Enginnea adapta un sensor del sector eólico para controlar a pacientes en plena pandemia... las empresas han reaccionado

el 21 de marzo –cuando se cumplía una semana de la proclamación del estado de alarma–, Esteban Morrás, socio de Enginnea, llamó a un compañero para plantearle que se colocara en una de sus axilas el sensor que Siemens Gamesa utiliza para controlar sus parques eólicos en los cinco continentes, para tomarse la temperatura. "Pretendía adaptar este aparato a las necesidades sanitarias del ser humano", detalló Morrás. "Actualmente el sensor, que muestra la localización del paciente y mide su temperatura, la frecuencia cardiaca y respiratoria y la tos, se ha instalado en personas mayores de residencias en colaboración con el departamento de Derechos Sociales. Navarrabiomed ya está trabajando en esta iniciativa, y prevemos que para otoño pueda instalarse con un brazalete o un apósito en pacientes de hospitalización domiciliaria con insuficiencia cardiaca. Este sensor cuesta menos que un plato combinado en cualquier restaurante", contó.

Morrás participó junto a otros seis ponentes en una jornada organizada por la Fundación Industrial Navarra, con el encabezamiento Encuentro de cooperación salud e industria, a la que asistieron unas 80 personas. La sede del Colegio Oficial de Médicos de Navarra acogió este evento, uno de los primeros celebrados de manera presencial después del estado de alarma y del confinamiento. Sus impulsores cumplieron con los protocolos de seguridad contra el covid-19: evitar acceder al edificio por la puerta principal, tomar la temperatura, desinfectar el calzado, lavar las manos con hidrogeles y guardar las distancias de seguridad en la sala.

La pandemia ha puesto en evidencia algunas carencias que tuvieron que solventarse lo más rápido posible, como la falta de equipos de protección individual (EPI) o mascarillas; y la ausencia de industria local especializada en determinados artículos. Europa ha comprendido que debe "desarrollar una industria química y farmacéutica en los próximos años para no depender de terceros países como ha sucedido con este virus", manifestó el director general de Cinfa, Juan Goñi.

La jornada unió al sector de la salud y a la industria para que los primeros mostraron sus demandas y tendencias, y los segundos escucharan esas peticiones y estudiar esas oportunidades de negocio. "Siempre ha habido acercamientos puntuales, pero se han deshinchado porque el sector sanitario desconoce qué hace la industria, y viceversa; y porque a veces el marco legal no ayuda. Por ejemplo, ahora estamos escasos de hisopos, los bastoncillos utilizados para los PCR. ¿Cómo es posible que en España no se encuentren?", cuenta Íñigo Goenaga, director de desarrollo de la Clínica Universidad de Navarra.

Sin embargo, el covid-19 ha enseñado "que la colaboración público-privada ha funcionado y que la sociedad necesita una industria equilibrada", remarcó el directivo Juan Goñi, procedente de la automoción y que ahora desarrolla su profesión en el sector farmacéutico. "Entre las personas existe una tendencia hacia la prevención, y eso debemos tener en cuenta para saber en qué trabajar. Por ejemplo, durante el confinamiento aumentó el consumo de vitaminas", manifestó Juan Goñi.

El director de desarrollo de la Clínica Universidad de Navarra insistió en que "hay tecnología suficiente para resolver problemas que ni siquiera están identificados", y citó las tendencias de su sector: la impresión 3D, los modelos de simulación, la cirugía robótica –aunque empezó en los años 80 y es ahora cuando se está utilizando–; dispositivos cardiacos con seguimiento remoto; rehabilitación de implantes cocleares sin desplazarse hasta el hospital para su revisión; el autocuidado supervisado o la inteligencia artificial "que revolucionará la medicina", reiteró. Goenaga planteó "copiar a aquellos que hacen bien cualquier iniciativa, y observar el trabajo de la CAV en su clúster de este ámbito" y consideró "imprescindible contar con recursos económicos".

El director general de Salud, Carlos Artundo, incidió en que este sector "forma parte de la Estrategia de Especialización Inteligente (S3)" para impulsar el nuevo modelo de desarrollo económico para la Comunidad con el horizonte de 2030. Artundo repitió que hay que seguir "avanzando en el diálogo surgido entre el mundo de los servicios sanitarios y empresarial en Navarra debido al coronavirus".

las pantallas de mecacontrol En esa fluidez de conversaciones, Íñigo Goena indicó que "en esta pandemia no han faltado caretas", a lo que Ignacio Álvarez, CEO de Mecacontrol, respondió que si ha habido suministro de este material, "en parte" ha sido por la implicación de su empresa, especializada en la inyección de plástico para electrodoméstico y automoció, con plantas en Navarra, Andalucía, Castilla y León y Polonia. "Hemos llegado a producir 7.000 unidades diarias de pantallas que donábamos donde estamos implantados. A partir de aquí hemos profundizado en este sector con Osasunbidea", dijo. En estos meses, han confeccionado pantallas faciales, y sistemas de sujeción de mascarillas para evitar rozaduras en las orejas en menos de una semana. Además, ha adquirido una línea para fabricar mascarillas FFP2 y FFP3 desde finales de julio; y colaboran con Lurederra en un proyecto para recubrir EPI y así evitar que sea contaminado por el virus.

Eduardo Azanza, CEO y confundador de das-Nano, se centró en la posibilidad de amoldar la tecnología para verificar identidades en el sector de la salud. "Puede utilizarse en la admisión del paciente para pasar consulta, ya que a este le indica el lugar al que debe dirigirse y al médico le avisa de su llegada; para la firma de contratos; para la consulta de historias clínicas; para el impulso de la tarjeta sanitaria biométrica y privada para usar de manera correcta los medicamentos, y para la atención telefónica personalizada, etc", expuso con ejemplos. Daniel Antoñanzas, director general de Exkal, propuso colocar un filtro en los aires acondicionados de recirculación de los centros de trabajo para proteger al personal y "erradicar el peligro de propagar el virus".

navarra: referente en salud A todos los presentes Esteban Morrás emitió un mensaje: "Navarra debe ser referente mundial en salud y tecnología, y para ello tiene la oportunidad y el tamaño piloto para este reto". Además, recordó que "Europa va a destinar 100.000 millones para la transformación digital de su sistema sanitario" y que "Navarra debe fijarse en cómo ha trabajado Israel para avanzar". Además, defendió que "la Comunidad, al igual que fue pionera en donación de sangre, debe crear la figura del donante de datos desde el anonimato y consentimiento para curar a otras personas".

"Navarra debe crear la figura del donante de datos desde el anonimato para curar a otras personas"

esteban morrás

Socio de Enginnea

"La tecnología para verificar identidades puede utilizarse en la admisión de pacientes"

eduardo azanza

CEO y cofundador de das-Nano

"Proponemos colocar un filtro en los aires acondicionados de recirculación "

daniel antoñanzas

Director general de Exkal

"Trabajamos en un proyecto para recubrir EPI y evitar que se contaminen con el virus"

Ignacio álvarez

CEO de Mecacontrol

"La Estrategia de Especialización Inteligente ha puesto en valor el sector de la salud"

carlos artundo

Director general de Salud

"La colaboración entre salud e industria se suele deshinchar por desconocer qué hace cada una"

Íñigo Goenaga

Clínica Universidad de Navarra

"Las personas tienden a prevenir, por ese motivo en la pandemia ha subido el consumo de vitaminas"

juan goñi

Director general de Cinfa