El EVE destinará 5 millones de euros en total a los planes Renove

Euskadi: las ayudas para renovar electrodomésticos y ventanas, activas hasta el 30 de noviembre

Se esperan promover 25.000 expedientes de electrodomésticos y 2.000 de ventanas

30.06.2020 | 09:34
Imagen de archivo de una tienda de electrodomésticos.

El Ente Vasco de la Energía (EVE) destinará este año un total de 5 millones de euros al Plan Renove de Electrodomésticos y al Plan Renove de Ventanas, ayudas que se podrán solicitar hasta el próximo 30 de noviembre y con las que se espera atender 25.000 y 2.000 solicitudes, respectivamente.

El director general de EVE, Iñigo Ansola, y el presidente de Asociación de comerciantes de electrodomésticos del País Vasco (ACEPV), Jon Sáenz, han presentado este lunes, en rueda de prensa en Bilbao, las nuevas ayudas dirigidas al sector residencial, correspondientes al Plan Renove de Electrodomésticos y Plan Renove de Ventanas, que tienen como fin impulsar el consumo de equipamientos de alta eficiencia energética y reactivar la economía tras el impacto del covid-19.

Ansola ha destacado que estos planes tienen "un fuerte impacto en la ciudadanía, ya que son inversiones de calado en cualquier casa y permiten una mejora sustancial de la calidad y la comodidad de las vivienda".

Tanto el renove de ventanas como el de electrodomésticos, al igual que la ampliación del renove de vehículos presentado el pasado 28 de mayo, ha indicado, "tienen un componente de ahorro energético para lograr una mejora de la eficiencia en el consumo de energía de sectores como el transporte y, en ese caso, el residencial".

Además, ha señalado que las medidas presentadas hoy forman parte de "nuestra aportación como EVE a los planes para la reactivación económica, tras la constatación de las graves consecuencias que ha acarreado el covid-19 en la economía, en este caso, en el comercio".

Ansola ha explicado que, a lo largo de las ultimas semanas, han trabajado con los sectores, tanto el vinculado con las ventanas y cerramientos, como el que engloba los electrodomésticos, con el fin de crear "procedimientos ágiles y acompañar al comercio en estos planes".

"A partir de ahora en las tiendas más cercanas podremos ver señaléticas y carteles para animar a la adquisición de electrodomésticos y a la sustitución de ventanas", ha dicho, para señalar que se trata de una medida más "para alcanzar los objetivos de las transición energética establecidos en la estrategia energética vasca, que tienen que conducirnos a una sociedad cada vez mas concienciada con un uso responsable de la energía y con ello a ser más eficientes en el consumo energético, un lema que forma parte del ADN del trabajo del EVE".

Ansola ha indicado que los dos planes renove tendrán cada uno una partida presupuestaria de 2,5 millones de euros, y todas las ayudas se podrán solicitar de forma telemática a través de www.eve.eus. El plazo de presentación de solicitudes terminará el 30 de noviembre o, en su caso, cuando se agoten las partidas presupuestarias. Ambos planes renove se publicarán este martes en el Boletín Oficial del País Vasco y entrarán en vigor a las ocho de la mañana del 1 de julio.

El responsable del EVE ha señalado que se trata de una convocatoria con concurrencia consecutiva, lo que significa que las ayudas se resolverán según la fecha de entrega de toda la documentación requerida. Podrán acceder a la condición de beneficiarios únicamente las personas físicas, las cuales deberán ser propietarias, usufructarias o arrendatarias de la vivienda de ocupación habitual ubicada en Euskadi.

En materia de ventanas se apoyarán la sustitución de ventanas y puertas ventana al exterior de alta eficiencia energética, tanto de madera, pvc o de aluminio con rotura de puente térmico, siempre en vivienda habitual. Todas ellas deberán tener las más altas exigencias energéticas, como el sello de la CE, así como doble acristalamiento.

Las subvenciones cubrirán hasta un 25% del coste de estos cerramientos, con un máximo por vivienda de 1.500 euros, y no serán compatibles con ninguna otra ayuda.


En cuanto a los electrodomésticos, Ansola ha explicado que podrán recibir ayuda aquellos denominados como de 'línea blanca', que sean de la más alta calificación energética AAA+ y A++. Así, se subvencionarán los frigoríficos y frigoríficos congeladores, los congeladores, lavadoras, lavavajillas y secadoras. Como excepción, ha precisado, también se han incluido los hornos que cuenten con la etiqueta A+.

También en este caso, ha indicado, las ayudas no podrán superar el 25% del precio final de venta del electrodoméstico, con una ayuda máxima será 130 euros para los equipos AAA+ y de 100 para los A++ y los hornos A+. Estas ayudas tampoco son compatibles con ninguna otra subvención, ha recordado el responsable del EVE.

Además, en lo que respecta a los comercios de electrodoméstico, la página web del EVE informará de las tiendas que se adhieran al plan renove. De esta forma, al inscribirse, los comercios pueden gestionar la ayuda a los clientes que lo soliciten, facilitando la gestión, así como la retirada del electrodoméstico que se vaya a sustituir.

Ansola ha dicho que esperan promover entre 20.000 y 25.000 expedientes en el marco del Plan Renove de Electrodomésticos, y alrededor de 2.000 expedientes en el caso del Plan Renove de Ventanas.

Por su parte, Jon Sáenz, ha señalado que, "desde que se relajó el confinamiento y el usuario pudo acercarse con libertad a las tiendas hemos experimentado un crecimiento en las ventas, hasta el punto que el mes de junio refleja un movimiento inusual en los últimos años". "Veníamos acostumbrados a una deceleración del consumo en general consecuencia principalmente de la situación económica, y en este momento señala otra cosa, aunque habrá que ver cómo termina de asentarse, pero hoy por hoy nos ha sorprendido este actividad", ha manifestado.

El presidente de ACEPV ha indicado que, tras la reapertura después del confinamiento por el covid-19, ha habido una "explosión de demanda que nos ha sorprendido a todos" y ha considerado que las medidas impulsadas por el EVE a través del plan renove de electrodomésticos "van a servir para todos, para el sector, para las tiendas, unas 400 en el País Vasco, y para el consumidor final".

Saénz ha indicado que el sector, desde la crisis económica anterior, "ha venido reduciéndose progresivamente, hasta una reducción casi del 52% en la venta de electrodomésticos", aunque en los dos últimos años "ha ido creciendo a razón de entre un 5 y un 10%, pero eso no nos ha llevado al umbral que manejábamos en la época anterior a la crisis".