La industria navarra rebota en junio impulsada por la automoción

Registra su mayor subida mensual (26,6%), si bien sigue en valores negativos respecto a 2019

08.08.2020 | 01:34
T-Cross por la línea de producción de Volkswagen Navarra.

pamplona – La industria navarra se puso en pie en junio. Tras un mes de abril perdido y un mayo a medio gas, las fábricas de la Comunidad Foral recuperaron antes del verano un nivel razonable de actividad, de tal manera que su producción creció un 26,6% respecto al mes anterior, si bien registra todavía una producción sensiblemente inferior a la del año pasado: un 6,1% menos. Una muestra de las secuelas que ha dejado el embate de primavera y que advierte de un otoño que puede traer más de un disgusto.

La recuperación de junio ha sido en el caso de la Comunidad Foral incluso algo más intensa que la media española (un 14% respecto a mayo), si bien el hundimiento de abril resultó también algo más acusado en la Comunidad Foral. Con un comportamiento ya similar en mayo, la entrada en funcionamiento del segundo turno de Volkswagen proporcionó el acelerón necesario para reducir su caída interanual hasta un nivel algo mejor que la media española, que se quedó en el -9,6%.

La automoción, con un crecimiento del 138,3% respecto al mes de mayo, fue el sector que más creció en junio, si bien sus niveles de actividad siguen siendo muy inferiores a los del año pasado (16% menos). Esta caída es común a casi todas las ramas que analiza el Instituto de Estadística de Navarra y se extiende incluso a sectores hasta ahora muy boyantes, como el farmacéutico. "Estamos algo por debajo de lo habitual por estas fechas", explicaba hace unos días Enrique Ordieres, presidente de Cinfa, la principal empresa de fabricación de medicamentos, con cerca de 2.000 trabajadores en plantilla. Todos los sectores manufactureros, excepto la industria del metal, presentaron en junio menores niveles de actividad que hace un año. Respecto a mayo crecieron todos, incluida la industria alimentaria, que vivió semanas de locura durante el confinamiento pero que acusa también el bajo nivel de actividad de la hostelería.

falta la confianzaLas próximas semanas, que situarán la realidad tras el paréntesis veraniego, dibujarán el escenario de un otoño cargado de incertidumbres. Los sindicatos ya están reclamando al Gobierno central que amplíe hasta diciembre los ERTE en la industria del motor, si bien los datos de matriculaciones de julio parecen mostrar que las ayudas comienzan a surtir efecto. En España las ventas se recuperaron por primera vez, si bien apenas un 1%. En junio , otro de los mercados que condiciona la actividad de industria local, Francia, sorprendió también con un crecimiento en las ventas respecto al año pasado. Sin embargo, Alemania, el principal mercado europeo, se contrajo un 5% en julio.

Reyes Maroto, ministra de Industria, recordaba hace unos días la importancia de la confianza, que los ciudadanos vuelvan a comprar coches, a viajar, para que esto ejerza un efecto tractor sobre el resto de la economía. No parece que esto vaya a suceder, sin embargo, a muy corto plazo, al menos mientras la crisis sanitaria no se resuelva.

Y los rebrotes de los últimos días parecen estar empañando las expectativas que se habían generado a comienzos del verano. De hecho, la actividad del sector privado de la zona euro aceleró su expansión en julio tras el levantamiento de las restricciones, según reflejaba el dato preliminar del índice compuesto de gerentes de compras (PMI), que ha alcanzado los 54,8 puntos desde los 48,5 del mes anterior. Es su mayor ritmo de crecimiento en los últimos dos años.

La velocidad en la mejoría debería reducirse sin embargo en los próximos meses, tal y como advertía ayer el presidente de la Federación de la Industria Alemana (BDI), Dieter Kempf, que considera que la economía alemana no recuperará los niveles prepandemia hasta dentro de dos años. En una entrevista asegura que la "lenta tendencia alcista de la economía no anima al optimismo" y que "como pronto en 2022» alcanzará la mayor economía europea los niveles de este febrero".

apunte

62.956

asalariados en la industria navarra. Las fábricas navarras cuentan con alrededor de un millar menos de trabajadores por cuenta ajena que hace un año.

22.109

coches fabricados en junio. Volkswagen Navarra duplicó ampliamente la producción de vehículos en junio respecto a mayo, cuando se quedó en 10.420 coches.

5,4%

crecen los bienes de inversión

La producción de bienes de inversión repunta respecto al año pasado en junio, con una subida del 5,4%. Por el contrario, caen con claridad los bienes de consumo (-11,3%) y descienden también los intermedios.

30%

del vaB de Navarra. Navarra es la comunidad donde tiene un mayor peso específico.

Por países. La producción industrial de Alemania, Francia, Italia y España mantuvo en junio una fuerte tendencia al alza tras el rebote experimentado en mayo al comenzar a levantarse las restricciones, según los datos difundidos este viernes, que alientan la expectativa de recuperación en la eurozona, después del histórico desplome del PIB del 12,1% en el segundo trimestre. En Alemania el crecimiento alcanzó el 8,9%, pero sigue un 11,75% por debajo del año pasado. Francia sube un 12,7%, pero sigue también un 11% por debajo del año pasado e Italia mejora un 8,2%, pero sigue un 13,7% por debajo de junio de 2019.

Mejoría en la zona euro

Apunte

noticias de noticiasdenavarra