Empleo evaluará el 90% de los programas y servicios que presta a la ciudadanía y a las empresas

90.000 personas se inscribieron en 2019 en el SNE-NL, organismo que orientó a 23.600 trabajadores y trabajadoras, ofreció 17.229 plazas formativas y subvencionó 5.235 puestos de trabajo

10.09.2020 | 10:17
Carmen Maeztu, consejera de Derechos Sociales, y Miriam Martón, directora gerente del Servicio Navarro de Empleo - Nafar Lansare

El Servicio Navarro de Empleo – Nafar Lansare, organismo dependiente del Departamento de Derechos Sociales, se ha dotado de un Plan de Evaluación para mejorar la eficacia y eficiencia de los programas que presta a ciudanía y empresas. Entre sus objetivos, conocer la satisfacción y el impacto del 90% de sus líneas de ayudas y servicios.

La consejera Carmen Maeztu y la directora gerente del organismo, Mirian Martón, han presentado en rueda de prensa este primer Plan de Evaluación del SNE-NL, que han impulsado en cumplimiento del acuerdo programático de Gobierno de Navarra.

"Las administraciones públicas tenemos que avanzar en el análisis de la eficacia y eficiencia de las políticas públicas para así poder mejorarlas. La evaluación favorecer la mejora continua y la innovación en el sector público, en este caso en un organismo que lidera el sistema de empleo de Navarra y que da servicio nada más y nada menos que a en torno a 90.000 personas al año", ha indicado la consejera.

El Plan persigue tres objetivos: crear el sistema de evaluación del SNE-NL; incrementar las acciones de evaluación en SNE-NL; y mejorar la calidad de las evaluaciones que se realizan.

En relación con el primer objetivo (crear el sistema de evaluación), las acciones están dirigidas a la generación de guías, protocolos y procedimientos, formación interna, etc.

Para incrementar las acciones de evaluación, ampliará el número de programas sometidos a encuestas (de 27 en la actualidad a 36, hasta alcanzar el 90% de total, y además, en 10 programas se preguntará a más agentes); el 67,5% de los programas contarán con evaluaciones "de resultado" (de 5 en la actualidad a 27, el 67,5% del total, un 440% más); y el 10%, con evaluaciones "de impacto" (estas requieren grupos de control).

Cabe señalar que en 2019 creció la satisfacción de empresas y personas con el SNE-NL: La ciudadanía otorga a los servicios y programas una media de 7,7 puntos sobre 10 (7,5 en 2018), y las empresas, 7,8 puntos (7,7 en 2019).

"El análisis de la satisfacción está interiorizado, y ahora vamos a realizar un esfuerzo extraordinario para conocer el resultado que tienen en la población y para las empresas. Con este plan, la evaluación se convierte en elemento estructural del SNE-NL", ha resaltado Maeztu.

Respecto a las evaluaciones de impacto, el SNE-NL analizará la evolución de personas que son atendidas en agencias de empleo en contraste con grupos que no: servicio de orientación, atención a jóvenes de Garantía Juvenil y a personas desempleadas de larga duración. El organismo también analizará la formación a demanda de sectores empresariales en el marco de la línea Proyectos Singulares. El antecedente reciente es medición del impacto es el proyecto europeo Ersisi.

Respecto a la calidad del sistema de evaluación, el SNE-NL se ha marcado como objetivo que todos los nuevos programas que se vayan a implantar sean diseñados para ser evaluados, o que el 25% de los programas evaluados incorporen el ciclo de mejora continua.

4 evaluaciones en 2019


El plan impulsa la evaluación de nuevos programas, si bien el organismo ya estaba realizando algunas. En 2019 llevó a cabo cuatro evaluaciones.

Estos son los resultados de las subvenciones dirigidas al fomento de la contratación de colectivos con mayores dificultades de empleo.

Renta Garantizada: A los seis meses de terminar el contrato subvencionado, solo el 10,4. % de las personas contratadas volvió a estar desempleada y a cobrar la Renta Garantizada. "Lograr sacar del programa de RG al 90% es un éxito", ha indicado la consejera. Además, el 65,7% de las personas participantes en el programa seguía trabajando a los seis meses. El 16,4% pasó a cobrar prestaciones y/o subsidios por desempleo y un 7,5% no percibía ninguna prestación y/o ayuda. Teniendo en cuenta el ahorro en prestaciones sociales y los ingresos salariales (calculados sobre el SMI), el retorno social de la inversión es de al menos 1,7 euros sobre cada euro invertido. Dado que el 16,4% pasa a cobrar prestaciones estatales, para el Gobierno de Navarra el retorno asciende a los 1,9 euros.

Personas desempleadas de larga duración mayores de 45 años: A los seis meses de terminar el contrato subvencionado, el 60% había encontrado trabajo. De hecho, el 55% tuvo contrato indefinido. El 74% siguió trabajando en la misma empresa que recibió la subvención. Las empresas evaluaron el programa con un 8,8 sobre 10. Por cada mes de inserción el retorno social de la inversión es como mínimo de 1,1 euros por cada euro invertido.

Jóvenes en prácticas: A los seis meses de terminar el contrato subvencionado, el 96,6% seguía trabajando. Pasados dos años, el 87%. El 62% de las y los jóvenes insertados, con contratos indefinidos. El 56% seguía trabajando en la misma empresa a la que el SNE-NL le subvencionó las prácticas. Por cada mes de inserción el retorno social de la inversión es como mínimo de 1,3 euros por cada euro invertido.
Asimismo, el SNE-NL evaluó la orientación que presta a través de entidades contratadas:

Orientación: Cuatro de cada diez personas atendidas en los servicios de orientación laboral encuentra trabajo a los 6 meses desde la atención y cinco de cada diez al año. Más de la mitad de los contratos conseguidos fueron temporales (59,3% y 55,2%) pero destaca un 20,6% y 24,7%, indefinidos. Por cada euro invertido en proporcionar este servicio, el ahorro en prestaciones y subsidios tanto del Estado como de Navarra fue de 1,5 y 1,9 euros, respectivamente. A esta cantidad se añaden los beneficios derivados del cobro de salarios.

A través de estas evaluaciones, el SNE-NL ha constatado en líneas generales que a mayor orientación y formación, mayor inserción, y que la prevención y la rápida actuación favorece la inserción. Por ejemplo, la evaluación de la orientación ha tenido su reflejo en la nueva licitación ahora en curso. "Se detectó que solo el 14% de las personas orientadas realizó cursos de formación para el empleo", ha apuntado la consejera.

Memoria 2019: Cerca de 90.000 personas inscritas en el SNE-NL

Un total de 89.889 personas distintas se inscribieron en 2019 en el SNE-NL como demandantes de empleo, mejora de empleo u para acceder a otros servicios (asesoramiento o formación). "Unas cifras que evidencian la importante actividad del SNE-NL", ha indicado la consejera de Derechos Sociales, Carmen Maeztu.

La consejera ha realizado un balance satisfactorio de la actividad del SNE-NL en 2019. "Navarra finalizó 2019 siendo la CCAA con mayor crecimiento económico (2,8%), con menor tasa de paro – 8,2%- y de pobreza en 2019 – 11,7%-). Y el SNE-NL contribuyó de forma decidida a este desarrollo cohesionado de Navarra".

Así, las agencias de empleo prestaron atendieron o dieron información a 82.354 personas, de las que cerca de 23.600 recibieron una atención personalizada. Además, 6.433 de ellas se comprometieron a realizar itinerarios de inserción. "En relación con la media mensual de personas desempleadas, que fue de 32.110, descendimos ligeramente pero nos mantenemos en torno al 20%", ha explicado la gerente del organismo, Mirian Martón.

Además, el SNE-NL alcanzó las 17.229 plazas formativas en 1.200 cursos, en torno a un 10% más que en 2018 y la cifra más alta en los últimos cinco años.

Por su parte, el SNE-NL subvencionó directamente 5.235 empleos, similar al volumen alcanzado en 2019, si bien con mayor dedicación presupuestaria, por los incentivos a los contratos largos o mejoras en los importes de las subvenciones.

En el ámbito de la relación con las empresas, también creció la intermediación y se alcanzaron los 9.112 puestos de trabajo gestionados, un 8% más, de 1.825 entidades distintas. Además, destinó cerca 7 millones en subvenciones para 664 empresas y sectores, con un crecimiento del 5,5% en empresas beneficiadas y un 4,3% en cuanto a importe.

Tanto la satisfacción de las personas atendidas como de las empresas ha subido, como ha referido la consejera, en parte por una mejor percepción ciudadana de los servicios de orientación, que registraron una nota media del 7,4, frente al 6,4 de 2018 o el 6,2 de 2017.

Destacan los avances en activación/orientación de la ciudadanía y de colectivos, la implantación de la cita previa en todas las agencias; la coordinación con unidades de Derechos Sociales; la puesta en marcha de programas de atención intensiva y las medidas de profesionalización y estabilidad de la plantilla. En el ámbito de la Formación, sobresale una nueva convocatoria para poder ofertar en Navarra cursos novedosos de impacto en sectores económicos tractores y en la industria 4.0.

Para 2020, además del Plan de Choque COVID-19, el SNE-NL seguirá realizando los trabajos previos para el Plan de Empleo e introducirá mejoras en la relación con empresas (intermediación, respuesta formativa sectorial, etc). La formación digital va a ser un área clave.

noticias de noticiasdenavarra