La prórroga de los ERTE ampara a 4.738 empleados navarros de 1.618 empresas

La moratoria depende de si cumplen con los requisitos - El estado prorroga ERTE por fuerza mayor en sectores como turismo o transporte

30.09.2020 | 00:45
El ministro de Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá; la ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz; la ministra portavoz y de Hacienda, María Jesús Montero, y la ministra de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias, ayer tras el Consejo de Ministros. Foto: Efe

pamplona – El Gobierno ha prorrogado los ERTE de fuerza mayor para los sectores más afectados por la crisis con el acuerdo de los agentes sociales, tras incluir dos nuevos tipos de ERTE a los que se podrán acoger todas las empresas perjudicadas por medidas administrativas para frenar rebrotes de la covid.

El Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones registra 1.618 ERTE por fuerza mayor en Navarra, que regulan a 4.738 empleados, principalmente de hostelería y comercio, según datos de agosto, últimos disponibles hasta el momento. Sin embargo, para saber cuántos de estos 1.618 ERTE van a prolongarse de manera automática, la actividad de la empresa deberá incluirse en alguno de los códigos de la Clasificación Nacional de Actividades Económicas (CNAE-09) previstos en la nueva norma, fundamentalmente beneficiará a transporte y turismo. Pero, hasta que el Boletín Oficial del Estado (BOE) no publique la lista, las empresas no podrán saber si pueden continuar con este ERTE por fuerza mayor. Actualmente, 663.656 trabajadores siguen regulados por este tipo de ERTE en España. El acuerdo, con vigencia hasta el 31 de enero, fue cerrado y aprobado en el Consejo de Ministros un día antes de vencer la actual prórroga, tras lograr el Ejecutivo el respaldo de los agentes sociales, principalmente la patronal, una vez mejoradas las exoneraciones de cuotas a la Seguridad Social de los tres tipos de ERTE que seguirán teniendo ayudas: fuerza mayor, y los dos nuevos, por impedimento o limitación. La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, puso en valor la capacidad del diálogo social para llegar a pactos y destacó que, con las medidas aprobadas, se "protege a todas las empresas y a todos los trabajadores" de cara a unos meses que pueden ser complicados en plena ola de rebrotes. "Si salvamos el otoño y el invierno entraremos de lleno en la recuperación", afirmó Díaz.

tres tipologías El nuevo esquema de los expedientes de regulación temporal de empleo, que regirá en los próximos cuatros meses establece tres tipos de expedientes con diferentes exoneraciones en las cuotas que las empresas pagan por sus trabajadores y manteniendo las condiciones de las prestaciones por desempleo.

Por un lado, están los ERTE por fuerza mayor, a los que podrán acogerse las actividades más afectadas por la pandemia, así como las empresas que demuestren depender de ellas, y que forman parte de una reducida lista que se conocerá una vez que el Boletín Oficial del Estado (BOE) publique el decreto, probablemente hoy. Aunque el Ministerio contabiliza 1.618 ERTE por fuerza mayor activos en la Comunidad Foral, el informe del Instituto Navarro de Estadística (Nastat) referente al 24 de septiembre eleva esa cifra a los 4.876, pero sin especificar a cuántos asalariados incluyen. De todos ellos, las actividades económicas más perjudicadas del CNAE-09 son servicios de alojamiento, servicios de comida y bebida, con 1.390 ERTE; comercio, con 1.231; educación, con 285 expedientes; y actividades artísticas, recreativas y de entretenimiento, con 241 ERTE. El 68% de estos expedientes en la Comunidad se detectan en microempresas, que suman hasta seis empleados.

En estos casos, las empresas tendrán durante los cuatro meses que dura la prórroga exoneraciones del 85% para las de menos de 50 trabajadores y del 75% para las de más, para los empleados activados y los que sigan parados.

por impedimento o limitación El acuerdo reconvierte la figura del ERTE de rebrote, introducida en la anterior prórroga de junio, en ERTE de impedimento y ERTE de limitación. A ellos podrá acogerse cualquier empresa, del sector que sea, si se ve afectada por medidas de restricción para hacer frente a la covid.

En el ERTE de impedimento las bonificaciones serán del 100% para las empresas de menos de 50 trabajadores y del 90% para las de más de 50. En el segundo, el de limitación, el esquema de bonificaciones es decreciente partiendo del 100% en octubre para pasar al 90% en noviembre, al 85% en diciembre y al 80% en enero para las empresas de menos de 50 trabajadores, en tanto que para las de más de 50 empleados hay que restar diez puntos a los porcentajes anteriores. La mejora de las ayudas ha logrado desbloquear un acuerdo que mantiene muchos puntos de los anteriores, como la obligación de mantener el empleo durante seis meses para las empresas acogidas a un ERTE, salvo excepciones que se especificarán en la nueva normativa, o la prohibición de realizar horas extra.

el paro no se consume En cuanto a las prestaciones, los trabajadores afectados por un ERTE mantendrán el "contador a cero", es decir no consumirán prestaciones de cara a un eventual futuro despido, durante todo 2021, en tanto que se reconocerá una prestación extraordinaria de desempleo a las personas trabajadoras con contrato fijo discontinuo.

También se recoge que las personas afectadas por un ERTE tendrán atención preferente para recibir cursos de formación con acciones específicas para este colectivo.

11.000 millones desembolsados El Gobierno ha prorrogado también hasta el 31 de enero la protección para el colectivo de autónomos, ampliando la prestación por cese de actividad, también la del colectivo de temporada, e implementando instrumentos extraordinarios para proteger algunos casos que habían quedado desprotegidos.

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, detalló que las ayudas asociadas a los ERTE y a la protección de los autónomos ascienden hasta septiembre a unos 22.000 millones de euros. La mitad de esa cifra, explicó, es imputable a la Seguridad Social por ayudas extraordinarias a autónomos, exoneraciones de cotizaciones a empresas y prestaciones por incapacidad temporal, mientras que la otra mitad se corresponde con la protección a los trabajadores incluidos en ERTE que paga el Servicio Público de Empleo (SEPE).

qué debe saber sobre estos erte

preguntas

¿El acuerdo favorece prorrogar todos los ERTE activos actualmente por fuerza mayor? No. El pacto acota la moratoria a aquellos expedientes por fuerza mayor que se incluyan en una lista de actividades económicas que publicará el Estado en el BOE, previsiblemente hoy.

¿Durante estos meses, podrá presentarse un ERTE por fuerza mayor? Sí, este tipo de ERTE continúan vigentes, y la empresa disfrutará de ventajas a la hora de disminuir la cantidad del pago de cuotas a la Seguridad Social. Durante los cuatro meses que dura la prórroga tendrán exoneraciones del 85% para las compañías de menos de 50 trabajadores y del 75% para las de más, tanto para los empleados activados como los que sigan parados. De estas exoneraciones también podrán beneficiarse aquellas empresas que, aunque no formen parte de dichos sectores, se encuentran en su cadena de valor o cuyo negocio depende en su mayoría de estos sectores. Se entenderá que son integrantes de la cadena de valor o dependientes indirectamente de aquellas, las empresas cuya facturación, durante 2019, se haya generado al menos en un 50% en operaciones realizadas de forma directa con las incluidas en alguno de los códigos de la CNAE-09 referidos en la norma, así como aquellas cuya actividad real dependa indirectamente de la desarrollada efectivamente por las empresas incluidas en dichos códigos. La declaración de empresas dependientes o integrantes de la cadena de valor deberá ser solicitada ante la autoridad laboral que hubiese dictado la resolución expresa o tácita del ERTE que se encuentre vigente, acreditando debidamente las circunstancias mencionadas. Estas exoneraciones de entre el 75% y el 85% también podrán aplicarse a las empresas que transiten desde un ERTE de fuerza mayor por covid a uno de causas económicas, técnicas, organizativas y de producción (ETOP) cuya actividad se clasifique en alguno de los sectores incluidos en la norma, o a aquellas que hayan sido calificadas como integrantes de la cadena de valor que también realicen esa transición.

¿Las empresas con expedientes por causas económicas, organizativas, técnicas y productivas pueden beneficiarse de las bonificaciones? Sí, pero con limitaciones. Podrán optar las empresas que se encuentren en un ERTE por causas económicas, organizativas, técnicas y de producción (ETOP) si forman parte de las actividades económicas amparadas en la norma publicada en el BOE.

¿Quién puede usar el nuevo ERTE por impedimento? Pueden acogerse negocios perjudicados por un rebrote o por una decisión de confinamiento por la que tienen que cerrar por restricciones sanitarias. Las bonificaciones serán del 100% para las empresas de menos de 50 trabajadores y del 90% para las de más de 50.

¿Quién puede utilizar el expediente por limitación? Las empresas que han sufrido la limitación de aforo por medidas para combatir la pandemia (como hostelería, comercio, actividades artísticas, etc). El esquema de bonificaciones es decreciente partiendo del 100% en octubre para pasar al 90% en noviembre, al 85% en diciembre y al 80% en enero para las empresas de menos de 50 trabajadores a 29 de febrero de este año, en tanto que para las de más de 50 empleados hay que restar diez puntos a los porcentajes anteriores. Estos ERTE tendrán efectos retroactivos desde el 1 de septiembre.

¿La empresa puede hacer horas extra durante el ERTE? No, ni tampoco externalizar actividades ni realizar nuevas contrataciones directas o indirectas salvo casos justificados.

¿Los empleados que han superado los seis meses regulados verán reducida su prestación? No. La cuantía de la prestación será del 70% de la base reguladora aunque transcurran seis meses desde su percepción (evitando así que bajen al 50% de la base reguladora).

¿El ERTE resta paro al que uno tiene derecho si es despedido? No. El contador a cero se mantiene.

¿Pueden despedir concluido el ERTE? No. Las empresas que reciban las nuevas exoneraciones incluidas en esta prórroga de los ERTE quedarán comprometidas a un nuevo periodo de seis meses de salvaguarda del empleo, aunque si estuvieran afectadas por un compromiso anterior, el nuevo periodo de seis meses empezará a contar una vez finalizado dicho compromiso previo. Aunque habrá excepciones que se tienen que concretar. También se prorroga hasta el 31 de enero de 2021 prohibir si se está con ERTE el despido por causas objetivas y la suspensión de los contratos temporales, incluidos los formativos, de relevo e interinidad, lo que supone prorrogar estos contratos aunque el empresario quiera rescindirlos.

¿Qué empresas no pueden usar los ERTE? Las domiciliadas en territorios considerados paraísos fiscales. Además, las empresas con ERTE no repartirán dividendos en el ejercicio fiscal en el que se aplique el expediente, salvo si devuelven las exenciones disfrutadas.

Prestación para fijos discontinuos que carecen de paro. La norma mejora la protección de fijos discontinuos y trabajadores de actividades periódicas, que tendrán acceso a prestación por paro, y de los empleados a tiempo parcial, y contempla el compromiso de abrir una mesa de negociación para proteger a los trabajadores temporales que han estado afectados por ERTE y que, finalmente, se han ido al paro, y cuyas cotizaciones no son suficientes para obtener una prestación por desempleo.

Reacciones sindicales. UGT y CCOO en Navarra mostraron su satisfacción por el acuerdo. Coincidieron en que estos ERTE evitan despidos.