400 personas protestan en Castejón por el cierre de Trenasa

"El Gobierno de Navarra será cómplice de la deslocalización de empleo en la Comunidad foral", denuncian

24.10.2020 | 18:42
Protesta de trabajadoras de Trenasa en Castejón

La plantilla de Trenasa ha exigido al Gobierno de Navarra que exija a CAF que o no se lleve la carga de trabajo que teníamos o que traiga una línea de fabricación de autobuses de Polonia a Castejón. Si eso no sucede serán cómplices de la deslocalización del empleo en navarra ". Unas 400 personas se han concentrado este sábado en Castejón para protestar por el cierre de Trenasa. Los trabajadores han llegado entre aplausos a la Plaza de los Fueros, donde han leído un comunicado. Han asistido políticos de Navarra Suma, IU y EH Bildu.

Además, una representación de la plantilla de los trabajadores de Trenasa se ha encerrado en el salón de plenos del Ayuntamiento de Castejón y permanecerá allí mientras duren las negociaciones con la dirección de la empresa para evitar el cierre anunciado de la planta y el despido de sus 110 trabajadores.

La plantilla ha anunciado esta medida al terminar la concentración que se ha llevado a cabo este sábado por la tarde en la plaza del Ayuntamiento de Castejón para exigir la viabilidad de la planta y en la que han estado arropados por alrededor de 400 personas.

Según ha explicado el presidente del comité de empresa, Miguel Ángel Molina, "se van a encerrar seis personas, no queremos arriesgarnos a ningún problema de salud pública, y la idea es ir haciendo turnos mientras duran las negociaciones con la empresa".

El grupo CAF anunció hace días su decisión de cerrar Trenasa y despedir a toda la plantilla con fecha del 31 de diciembre de este año, con un ERE de extinción que ya está presentado y que en la actualidad se encuentra en el preceptivo período de consultas hasta el 31 de octubre.

Queda solo una semana para garantizar la viabilidad de Trenasa y Molina ha señalado que "estamos fuertes, a pesar de que llevamos un mes así y ha sido muy duro. Vamos a echar el resto, a poner todo de nuestro parte y espero que los grupos políticos, que son los únicos que podemos contar para revertir esta situación, nos echen una mano y esa mano llegue antes de que concluyan las negociaciones del expediente".

En el acto, que ha comenzado con la entrada de los trabajadores afectados en la plaza de los Fueros entre los aplausos de los asistentes, se ha celebrado con todas las medidas de prevención de la covid-19 y ha contado con la participación de parlamentarios de Navarra Suma y EH Bildu, representantes de IU y del sindicato de CCOO de Navarra.

El presidente del comité de empresa, Miguel Ángel Molina, ha tomado la palabra para hacer un requerimiento al Gobierno de Navarra, a cuyo consejero de Desarrollo Económico, Manu Ayerdi, ha pedido que exija a CAF que "no se lleve la carga de trabajo que teníamos asignada para los dos próximos años" y si lo hace que "traiga una línea de fabricación de autobuses de Polonia a la planta de Castejón" De esta forma, ha asegurado "se evitaría el cierre de la factoría y el despido de la totalidad de la plantilla, que hoy están encima de la mesa".

Molina ha avisado de que si la fábrica de Castejón acaba bajando la persiana, el Gobierno de Navarra, con sus aportaciones de capital con dinero público, estará contribuyendo y será cómplice de la deslocalización y precarización del empleo en la Comunidad Foral de Navarra".

Antes, Molina ha repasado cómo se ha llegado a esta situación y ha recordado que "es la tercera vez que nos encontramos aquí por motivos similares, ya que a partir del cuarto de vida de Trenasa, a partir del año 2012, el grupo CAF ha aplicado siete expedientes de regulación de empleo muy duros en esta planta".

Ha denunciado que una gran multinacional que en 2019 contó con récord histórico de pedidos, 9.500 millones de euros, y récord de beneficios, un 37 % más que en 2018, "juega con las cargas de trabajo distribuyéndolas por las distintas factorías de todo el mundo, según le convenga en cada momento y jugando así con el pan de muchas familias, esto se llama deslocalización".

En este sentido, ha añadido que el grupo CAF "ha querido que Trenasa sea una fábrica con el balance de cuentas y resultados preparado para realizar un expediente de regulación y así precarizar el empleo"

El presidente del comité ha explicado que hace cuatro meses les presentaron un ERTE con el pretexto de que no había suficiente carga de trabajo para acabar el año y garantizándola a partir de 2021 hasta 2023 para la totalidad de la plantilla, y "solo tres meses después nos plantan encima de la mesa el despido colectivo de 110 trabajadores y el cierre de la factoría", ha lamentado.

Molina ha acusado a CAF de haberles engañado ahora de la misma forma que lo hizo hace cuatro años cuando "nos dijo que la creación de Vectia iba a ser el futuro de la factoría" y ha recordado que con este proyecto "no solo engañó a los trabajadores de Trenasa, consiguió incluso engañar al Gobierno que, a través de Sodena, invirtió más de siete millones de euros de dinero público con el objetivo de fomentar el desarrollo económico y empresarial de Navarra".

A los dos años de crear Vectia, según ha apuntado el portavoz de los trabajadores, el grupo CAF adquirió una empresa polaca llamada Solaris, dedicada a la fabricación de autobuses híbridos y eléctricos, y dejó morir Vectia y, "con el consentimiento de la consejería de Desarrollo Económico y Empresarial de Navarra, se llevó esos siete millones de euros a Polonia dejando así a Trenasa sin esa carga de trabajo de un producto tan innovador y con tanto futuro".

Al final del acto han quemado una figura con el rostro de Josu Imaz, responsable de las filiales de CAF, junto a unas cajas que simulaban los siete expedientes de regulación de empleo que ha aplicado la dirección de empresa de Trenasa a la plantilla de trabajadores desde el año 2012, momento en que los políticos de Navarra Suma se han ido.