Inspección permite que 771 eventuales pasen a fijos y regulariza 2.392 altas

Controlará la protección de trabajadores frente a la covid y el cobro de los ERTE

21.11.2020 | 01:12
Gel hidroalcohólico a la entrada de un colegio en Pamplona.

pamplona – La Inspección de Trabajo y Seguridad Social acordó ayer incrementar en 2021 las actuaciones para controlar el cumplimiento del deber de protección de los trabajadores frente al riesgo de contagio de la covid, los derechos laborales derivados de la pandemia y el correcto cobro de las prestaciones de desempleo de ERTE.

Su Comisión Operativa Autonómica, órgano formado por representantes del Gobierno de Navarra y del Estado, se reunieron mediante videoconferencia para hacer un balance de 2020 y planificar 2021.

Las actuaciones de 2021 se reparten en cuatro materias. En prevención de riesgos, se lanzarán dos campañas para proteger la salud de los trabajadores. Una sobre riesgos biológicos covid; y otra sobre habilitación covid, recordando que la ley ha permitido a los funcionarios de Inspección a vigilar y requerir extender actas de infracción, y el cumplimiento por parte del empleador de las medidas de salud pública.

En el ámbito de relaciones laborales, se harán controles sobre la contratación temporal y a tiempo parcial y el cumplimiento del tiempo de trabajo. Además, se creará una campaña vinculada a posibles vulneraciones de los derechos de las personas trabajadoras que tengan vinculación directa con el covid.

En tercer lugar, en lo que se refiere a Seguridad Social, se prestará especial atención a comprobar la compatibilidad de la prestación por desempleo con la continuidad en el trabajo. También se controlará la correcta procedencia de la afiliación/alta de las personas trabajadoras, su inclusión en ERTE y la comprobación de las bases reguladoras de la prestación por desempleo facilitadas por la empresa al SEPE.

balance 2020 En su reunión, también hizo balance de las actuaciones hasta el 31 de octubre, notablemente afectadas por la pandemia, que se centraron en la elaboración de informes sobre ERTE, el control de prestaciones de desempleo y la protección de los trabajadores frente al riesgo de contagio.

En este sentido, se incrementaron los requerimientos de subsanación en materia de prevención de riesgos laborales. Al mismo tiempo se practicó un menor número de sanciones (201) y propuestas de recargo de prestaciones (64) derivadas de incumplimientos en Seguridad y Salud Laboral respecto del mismo periodo del ejercicio anterior. En el apartado de Empleo y Relaciones Laborales, la actividad inspectora supuso la conversión de 771 contratos temporales en indefinidos mediante la revisión de 3.206 contratos laborales. También se regularizaron 2.392 altas en Seguridad Social, y se han practicado expedientes liquidatorios de cuotas de Seguridad Social por más de 9,5 millones. En economía irregular, un número importante de las visitas se hicieron en horario nocturno (158), festivo (143) o festivo/nocturno (18) y con la colaboración de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (267).