La economía navarra crecerá un 6%, aunque todavía no recuperará la situación anterior a la pandemia

El informe de BBVA destaca que la Comunidad Foral destruirá 3.000 puestos de trabajo entre 2019 y 2021

14.12.2020 | 12:17
Miguel Cardoso y Carlos Gorria, en una intervención anterior.

La economía navarra crecerá un 6% en 2021, según las previsiones del BBVA, debido a las políticas públicas por la pandemia, por sostener el ingreso de personas por medio de los ERTE, por incrementar el gasto público ya que el privado se ha reducido y por depender más de la industria que del sector servicios.

A pesar de esta recuperación, BBVA cree que a finales de 2021 la economía foral quedará en un 5,2% por debajo del PIB de 2019. Además entre el periodo de 2019 a 2021 van a destruirse 3.000 empleos en Navarra.

Carlos Gorria, director Territorial Norte de BBVA, y Miguel Cardoso, economista jefe para España de BBVA Research, han presentado esta mañana una nueva edición del informe Situación Navarra, que analiza la evolución y perspectivas de la economía de la Comunidad Foral, por medio de videoconferencia por la pandemia del coronavirus.

LOS ERTE HAN SIDO LA CLAVE


El uso de los ERTE ha protegido el empleo. "Entre 2008 y 2009 la actividad cayó un 5% y el desempleo crecía a este mismo ritmo. Pero, en esta ocasión, se ha podido evitar la destrucción de empleo, ya que la actividad en la Comunidad Foral cayó entre un 17% y un 18% en el primer semestre, pero el empleo disminuyó entre un 3% y un 4%. Esto se ha logrado gracias a los expedientes de regulación de empleo de suspensión temporal", ha remarcado Miguel Cardoso.

El incremento del gasto público ante la reducción de la caída de la actividad "ha sido importante", ha calificado, con un crecimiento del gasto del consumo público del 10% y un incremento de la inversión superior al 10% a septiembre de 2020. Cardoso ha destacado que planes como Reactivar Navarra han sido importantes para dar "esa señal positiva del soporte de la política fiscal, y también los programas de avales para favorecer la liquidez en empresas".

El economista jefe para España de BBVA Research ha manifestado que "después de diez años de apalancamiento del créidto, en el primer semestre creció gracias a estos programa", y como consecuencia evitar un aumento del paro.


LOS RIESGOS


Miguel Cardoso ha detallado varios riesgos a los que se enfrenta la economía navarra: el sanitario que debe contenerse para evitar peligros; la dependencia de la exportación de la automoción, con el 45% del total en Navarra, que actualmente está en reestructuración y con una recuperación más débil, en relación a otros sectores como el agroalimentario; y la solvencia empresarial, que aunque en el corto plazo no está siendo un problema, en el medio plazo al concluir los periodos de carencia, pueden surgir problemas en las compañías.

Carlos Gorria, director Territorial Norte de BBVA, ha adelantado que la presidenta María Chivite y la consejera de Economía y Hacienda, Elma Sainz, ha transmitido al BBVA que las previsiones del Gobierno de Navarra se asemejan a las emitidas por la entidad financiera.


VACUNA MASIVA Y FONDOS EUROPEOS


Miguel Cardoso ha añadido que "una vacuna masiva para la población que no suponga un gasto económico excesivo y una ejecución efectiva y rápida de los fondos europeos de reconstrucción favorecerán un escenario de mayor crecimiento el próximo ejercicio en la Comunidad Foral".

EL PIB FORAL SE CONTRAERÁ UN 10,6% EN 2020


Sin embargo, BBVA Research prevé que Navarra cierre 2020 con una caída del PIB del 10,6%, algo menos intensa que la del conjunto de España, que sitúa en el 11,5%, debido "a la incertidumbre del deterioro de los indicadores sanitarios por la pandemia y por las medidas necesarias que se han aplicado para evitar un contagio mayor".

En Navarra hubo una menor caída de la actividad que en el resto de España, debido al menor peso del sector servicios afectado por las medidas de distanciamiento y confinamiento.

Gracias al gasto mensual con tarjeta de BBVA en Navarra, la entidad ha observado cómo ha evolucionado cada sector: los más afectados son los de consumo social con caídas del 100% de la actividad en agencias de viajes, hostelería, etc. En cambio el gasto ha aumentado en grandes superficies y alimentación porque "la ciudadanía ha pasado de consumir en bares y restaurantes a hacerlo en casa", ha destacado Miguel Cardoso.

El informe del banco también desvela que la caída del empleo ha sido diferente ahora en relación a la de 2008. En la anterior recesión la construcción resultó uno de los sectores más castigados, con una bajada del 10% en el empleo, pero en esta ocasión no ha sufrido tanto. En cambio, sí que lo han padecido otros sectores que hace doce años no lo hicieron, como hostelería y servicios.

Además, ha continuado analizando Cardoso que en la anterior crisis el 75% de la destrucción de empleo se concentró en los varones en España; en cambio, ahora ha sido más igualitaria; y que tampoco ha afectado a tanto extranjero por el mejor comportamiento de la construcción.

El informe del BBVA destaca que el descenso del empleo sigue siendo mayor entre los jóvenes, pero que ahora los mayores de 35 años representan más de la mitad de las personas que han perdido su empleo en España por efecto del envejecimiento.

Desde el punto de vista de Navarra, la mayor contracción de la afiliación en junio (momento de mayor impacto) se observó en las comarcas de Pamplona y la Sakana (por encima del 4%), y en la Ribera, mientras que la reducción en Bidasoa, Valdizarbe y Zona Media no alcanzó el 2%. Por el contrario, la afiliación agregada del Pre-Pirineo y Sangüesa se incrementó por la actividad industrial y de construcción.

Para BBVA Research, el menor peso relativo de la hostelería en la economía de Navarra y su menor dependencia de la demanda extranjera en el turismo, habrían permitido un menor impacto de la crisis en el mercado laboral navarro.

noticias de noticiasdenavarra