La pandemia disparó el paro un 22,41 % en 2020 en Navarra

El desempleo se incrementó en 7.439 personas, la cifra total de desempleados se situó en 40.637, se destruyeron 2.752 empleos y más de 8.500 personas siguen de ERTE

05.01.2021 | 09:10
Calles de Pamplona totalmente vacías durante la tercera semana de cuarentena y confinamiento total decretado en el Estado.

Diciembre no dio una tregua al avance del paro y cerró un año terrible para el mercado de trabajo en Navarra. La pandemia rompió en 2020 con siete años consecutivos de descenso en el desempleo y añadió 7.439 personas a las listas de las oficinas de empleo, lo que supone un aumento del 22,41% por ciento. La cifra total de desempleados quedó en 40.637, la más alta desde 2015, según datos publicados este martes por el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social.

En el conjunto nacional, el año 2020, marcado por la crisis del Covid durante nueve de sus doce meses, rompió también con siete años consecutivos de descensos del paro registrado al sumar en el conjunto del ejercicio 724.532 desempleados (+22,9%), su mayor repunte anual desde 2009, en plena crisis financiera. Así, el volumen total de parados alcanzó al finalizar el ejercicio la cifra de 3.888.137 desempleados. 




 


Del total de 40.637 desempleados en Navarra, 17.413 son hombres y 23.224 son mujeres. Entre los menores de 25 años, 2.474 son hombres por 2.294 mujeres, mientras que en el resto de edades hay 14.939 hombres desempleados por 20.930 mujeres paradas. La pandemia ha agudizado así una brecha de género presente también en el acceso al mercado de trabajo. 

Por sectores de actividad económica, el paro ha subido en diciembre en todos los sectores en la Comunidad Foral. En concreto, se ha incrementado en 541 personas en servicios, en 265 en industria, en 140 personas en construcción y en 66 en agricultura. De esta forma, el sector servicios tiene 26.698 desempleados; la industria, 5.478; la agricultura 2.325; y la construcción, 1.928. En el colectivo sin empleo anterior el paro ha aumentado en 98 personas, hasta situarse en 4.208 desempleados.

El dato de diciembre, en cualquier caso, no resultó en Navarra sensiblemente peor que el de años anteriores, si bien llega en un contexto muy diferente. La mayor debilidad en la contratación, debido al escaso empuje de sectores como la hostelería, han vuelto a propiciar un incremento en el desempleo, una constante a lo largo de este siglo. Solo en 2018, con la economía creciendo a todo gas, logró Navarra reducir el desempleo en este mes.



La estacionalidad del último tramo del año también se dejó sentir en las cifras de empleo. Y confirmaron que el periodo de recuperación vivido desde junio tocó a su fin en octubre. Diciembre fue el segundo mes consecutivo de pérdida de afiliados a la Seguridad Social, un indicador que refleja el impacto de los ERTE, que han permitido mantener el 98% del empleo en Navarra. El último día de diciembre había en Navarra 8.586 personas reguladas, frente a las 10.560 de finales de noviembre.



El número de afiliados a la Seguridad Social bajó en 2020 en Navarra en 2.752 personas, un descenso del 0,95%, lo que deja la cifra total de cotizantes en 287.099, según los datos publicados este martes por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones. En el mes de diciembre, los afiliados a la Seguridad Social han descendido un 0,45% en la Comunidad foral, un total de 1.307 personas menos.

El dato anuncia además un comienzo de año muy complicado para el mercado de trabajo, condicionado por las restricciones y la evolución de los contagios. Con el número de nuevos infectados al alza y un nuevo cierre planeando sobre algunos sectores, enero volverá a ser un mal mes, algo por otra parte habitual.  

La destrucción de empleo ha resultado además prácticamente generalizada, con algunas excepciones en provincias como Toledo y Castellón. Y especialmente acusada en territorios muy dependientes del turismo, como los dos archipiélagos y Málaga, donde la suspensión de la movilidad se ha cobrado decenas de miles de puestos de trabajo. Navarra sortea el año más protegida, como uno de los territorios con menor destrucción de puestos de trabajo.




Como suele suceder casi siempre, las crisis golpean con mayor dureza a aquellas personas que se encuentran en situación de más riesgo. Entre las personas extranjeras, el paro ha aumentado en 2.209 personas en 2020 en la Comunidad foral, un 33,25%, mientras que en diciembre ha crecido en 238 personas, lo que supone un aumento del 2,76% en comparación con el mes anterior. En total, hay 8.853 parados en el colectivo de extranjeros, de los que 6.241 son de países extracomunitarios y 2.612 de países comunitarios.

En cuanto a la contratación, en diciembre se han realizado en Navarra 25.530 contratos, 2.445 menos que hace un año, una caída del 8,74%. En comparación con el mes anterior, se han realizado 1.029 contratos menos, lo que supone un descenso del 3,87%. Del total de contratos firmados en diciembre en Navarra, 1.388 son indefinidos y 35.142, temporales.

Rueda de prensa de Maeztu para valorar el dato de paro: más información aquí