Miasa trabajará por lograr que un inversor compre la planta de Landaben

Si no logra este objetivo, con el fin de 'salvar el máximo número de empleos', venderá maquinaria por lotes

10.02.2021 | 15:04
Factoría de Miasa en Landaben.

Miasa intentará buscar un inversor que quiera adquirir la unidad de negocio de Landaben, actualmente en fase de liquidación, informaron fuentes consultadas por este periódico.

La dirección y la administración concursal trabajarán por lograr vender la planta y de esta manera "salvar el máximo número de puestos de trabajo".

Al mismo tiempo, Mecanizados Industria Auxiliar (Miasa), dedicada a la fundición y mecanizado de piezas para el automóvil, presentará próximamente un expediente de extinción para despedir a sus cerca de cien empleados y empleadas. La plantilla tendrá que acudir al Fondo de Garantía Salarial (Fogasa) para recibir sus indemnizaciones.

EL ERE Y LA BÚSQUEDA DE INVERSOR COINCIDEN EN EL TIEMPO


En cualquier liquidación coinciden en el tiempo la extinción de los contratos por el cese de negocio, y la posibilidad de conseguir que un inversor apueste por esta actividad, con un número determinado de puestos de trabajo, que pueden coincidir con los actuales, o por el contrario disminuir esa cifra de empleos. No resulta sencillo, pero así ocurrió con la fábrica de Koxka, también en Landaben, que salió a flote con antiguos trabajadores y trabajadoras tras un complicado concurso de acreedores.

La planta de automoción, ubicada en Landaben y con más de 52 años de trayectoria, se esforzará por vender la unidad de negocio para que continúe la actividad, pero si esta alternativa fracasa, se pasará a ofrecer la venta de la maquinaria por lotes.

SIGUE LA ACTIVIDAD EN MIASA


Miasa continúa trabajando para suministrar a sus clientes, han confirmado estas mismas fuentes. "Si quieres intentar vender un negocio, debe seguir  activo", han recalcado.

La plantilla de esta factoría navarra inició una huelga indefinida a finales de enero en la sección de taller, una movilización que según fuentes de la empresa ha propiciado esta situación. "Ahora se procederá a la disolución de la mercantil", han aclarado.

La parte social intentó negociar un nuevo pacto de empresa, en el que estaban dispuestos a rebajarse un 15% el salario y aceptar despidos, habían apuntado fuentes sindicales. Pero finalmente no se llegó a ningún acuerdo.