Los pensionistas vuelven a las calles de Pamplona contra el Pacto de Toledo

Piden la derogación de las reformas laborales de 2010 y 2012 y de los aspectos regresivos de las reformas de pensiones del 2011 y 2013

11.02.2021 | 13:59
Benito Uterga (Pentsionistak Martxan), durante la rueda de prensa.

Los pensionistas de Navarra volverán a salir a las calles de Pamplona el 13 de febrero con una manifestación para mostrar su rechazo al Pacto de Toledo y pedir la derogación de las reformas laborales de 2010 y 2012 y de los aspectos regresivos de las reformas de pensiones del 2011 y 2013.

Así lo han anunciado en una rueda de prensa celebrada este jueves en la plaza del Castillo en la que han estado presentes representantes de las asociaciones AMONA, Oneka, Pentsionistak Martxan y Sasoia.

En un comunicado leído por Benito Uterga (Pentsionistak Martxan) en castellano y por Ana Sarobe (Oneka) en euskera, han informado que de nuevo volverán a manifestarse "en defensa del sistema público de pensiones", reclamando al Gobierno del Estado que legisle contra los "recortes recogidos en las recomendaciones del Pacto de Toledo".

Asimismo, han exigido que se deroguen las reformas laborales de los años 2010 y 2012 y los "aspectos regresivos" de las reformas de pensiones de 2011 y 2013, algo posible "si la mayoría que ha aprobado los Presupuestos Generales del Estado para el 2021 tiene voluntad política de hacerlo".

El Pacto de Toledo, han asegurado, "abre la puerta a nuevas reformas como una mayor penalización de la jubilación anticipada, ampliar los años de cotización para el cálculo de la pensión, aumentar la edad de jubilación, impulsar planes privados de pensiones incentivados con dinero público, desnaturalizar y recortar la pensión de viudedad y las pensiones mínimas".

En este sentido, en declaraciones posteriores a los medios Uterga ha explicado que, como consecuencia de la ampliación en el cómputo para las pensiones de la reforma del 2011, ya se han reducido un 5% de media las pensiones, algo que continuará agravándose si se continúa con esta práctica.

Eso, ha asegurado, "hace que cada vez las pensiones hayan sido peores" y "como no se garantiza unas pensiones mínimamente dignas, lo que se está cuestionando es el futuro de la vida de las personas pensionistas".

A través de su comunicado, han desmentido que la Seguridad Social sea insostenible o haya una imposibilidad de revalorizar las pensiones con el IPC, unas garantías que "pasan por poner fin al expolio que viene sufriendo la caja de pensiones haciéndose cargo de gastos que no le corresponden".

Los pagos que no son propios de la Seguridad Social "hace ya 2 años estaban valorados en casi 16.000 millones de euros", ha indicado Uterga, quien ha pedido que el Gobierno especifique exactamente qué cambios se van a realizar en esta materia puesto que si se quitan unas partidas pero se incluyen otras "el coste puede ser superior".

A su juicio, el Estado está "haciendo insostenible" el sistema de pensiones "para potenciar las pensiones privadas", puesto que el sistema de acuerdo de empresa que contempla el Pacto de Toledo, "no es sino introducir las pensiones privadas a costa del Sistema Público de Pensiones".

La manifestación, que se celebrará de forma paralela en las tres capitales vascas partirá en Pamplona a las 12.00 horas desde el Palacio de Congresos Baluarte y llegará hasta el Paseo Sarasate, si bien Uterga ha reconocido que su intención era ir desde el Instituto Nacional de la Seguridad Social hasta al delegación del Gobierno.

Desde la organización han invitado a las personas y organizaciones sociales y sindicales a compartir con ellos la "lucha por la defensa de un sistema público de pensiones garantistas, vital y socialmente necesario una vez acabada la vida laboral frente al grave riesgo que corren sus futuras pensiones".

En este sentido han valorado "muy positivamente" el apoyo mostrado a esta convocatoria por la Carta de los Derechos Sociales de Euskal Herria en Navarra, plataforma que agrupa a decenas de movimientos sociales y sindicales.