Las exportaciones navarras caen un 13% por la pandemia, su mayor caída desde 2012

La industria agroalimentaria resiste el impacto de la pandemia y aprovecha el mayor consumo de alimentos en casa para volver a crecer

19.02.2021 | 19:59
Coches fabricados en Navarra destinados a la exportación que viajan en tren.

Las exportaciones navarras cayeron un 13% en el último año, su primer descenso desde 2017 y el más relevante desde la crisis de 2012. En total, las empresas de la Comunidad Foral facturaron al exterior 8.832,3 millones, frente a los algo más de 10.000 millones del año anterior, el registro más elevado de la historia de Navarra.

Los datos solo se entienden por el frenazo en seco económico que entre marzo y abril dejó la economía occidental en modo de subsistencia. Detenidas las factorías, suspendida toda actividad económica no esencial, las grandes industrias exportadoras de Navarra, con Volkswagen a la cabeza, han registrado este año caídas de doble dígito. La factoría alemana vendió un 20% menos y no fue, ni mucho menos, la peor empresa del sector. La industria de componentes bajó más de un 30%, con lo que la caída conjunta del sector del auto alcanza un 23,3%, la más relevante de entre todos los grandes sectores exportadores.

En el extremo opuesto se situó la industria agroalimentaria, que ha vivido un 2020 de enorme actividad, como consecuencia del mayor consumo de comida en los hogares. La venta de alimentos al exterior creció un 4,5% y alcanzó los 1.310,1 millones de euros, consolidando a un sector que incorporó a más de 500 nuevos trabajadores en un año y que se ha convertido, con gran diferencia, en la actividad manufacturera que más empleo genera en Navarra. Entre uno y otro, la industria renovable de Navarra repitió prácticamente las cifras de 2019, confirmando que se encuentra, seguramente, en el inicio de un ciclo de intenso crecimiento.

Casi todas las actividades mostraron en 2020 peores datos que el año anterior, que en muchos casos se prolongaron durante el mes de diciembre, un mes en el que buena parte de Europa acusaba los estragos de una nueva embestida del virus. Si en octubre la exportaciones volvían a crecer en términos interanuales (+2,2%) en noviembre ya registraban una caída del 4,4% que se duplicó ampliamente en diciembre, hasta registrar un descenso del 9,5% que ilustra el nuevo frenazo del consumo en Europa en los últimos meses.

El primer trimestre de 2021 no será mucho mejor, si bien los datos conocidos hasta el momento apuntan a que la industria del auto se recuperará a partir de abril: Volkswagen Navarra contempla ya un sensible aumento de la producción para el segundo trimestre.

El análisis del destino de las exportaciones permite obtener también una buena fotografía del impacto de la epidemia. Oceanía, que la contuvo con rapidez, ha crecido más de un 151,3%, del mismo modo que Asia, a pesar del impacto inicial del virus en China, recibió un 0,2% más de mercancías navarras que el año pasado, como consecuencia sobre todo del crecimiento de las ventas Japón. La actividad de Volkswagen Navarra es, de nuevo, clave para explicar estos datos. la planta representa el 29% de las exportaciones totales de Navarra.

Las ventas a Estados Unidos, cuya economía también se va a recuperar con mucha mayor velocidad que la europea, también crecen un 7,5% en el último año, mientras que Europa, destino del 73,5% de las ventas totales, recibió un 13,9% menos, con una caída especialmente intensa en Bélgica, Holanda e Italia.