Navarra es, tras Madrid y Bizkaia, donde menos Impuesto de Patrimonio pagan los millonarios

Un estudio del Colegio de Economistas muestra que la Comunidad Foral aplica una fiscalidad más amable que la mayor parte de los territorios para las grandes fortunas

24.03.2021 | 19:36
Ángel Chocarro, Sandra Cavero y Aitor Nicuesa, en la UPNA

Las grandes fortunas tienen en Madrid su emplazamiento ideal. Poco concernidas por la salud de los servicios públicos –no acostumbran a frecuentar ni la sanidad ni la educación públicas– no pagan ni un euro en concepto de Impuesto de Patrimonio, un tributo que, en Navarra, les supone una factura relevante, si bien Hacienda Foral aplica los tipos más bajos del Estado, solo por detrás del que impone la Hacienda Foral de Bizkaia.

Es una de las conclusiones del estudio que elabora el Colegio de Economistas, Panorama de la Fiscalidad Autonómica y Fiscal, y que analiza el impacto de los diferentes impuestos en cada uno de los territorios. En el caso del Impuesto de Patrimonio, las tablas muestran que las grandes fortunas abonan en la Comunidad Foral unos tipos sensiblemente más bajos que la media.

Así, quienes declaran un patrimonio de unos cuatro millones de euros pagan en Navarra en torno a 32.364 euros al año, una cifra similar a la de Gipuzkoa y Álava, pero claramente superior a la de Bizkaia (22.400 euros). La factura resulta en cualquier caso muy inferior a la que se paga en Catalunya (41.943 euros) o en Extremadura (59.919 euros), que tiene los tipos más elevados.

Lo mismo va sucediendo conforme se elevan los umbrales declarados en un tributo que ha desaparecido en casi toda Europa, si bien en algunos casos ha quedado integrado en la declaración de la renta. Así, los patrimonios de 15 millones de euros pagan en Navarra una factura nada desdeñable de 226.670 euros. Esta cifra supera la de Bizkaia (210.400 euros), pero queda muy lejos de lo que se paga, por ejemplo, en Catalunya (297.463 euros), en Aragón ((320.310 euros) o incluso La Rioja (309.810 euros).

El estudio ha sido presentado por el presidente del Colegio de Economistas de Navarra, Ángel Chocarro, el estudiante del programa internacional en ADE y Derecho de la UPNA, Aitor Nicuesa y la decana de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la UPNA, Sandra Cavero.

Según señala el informe, en el caso del Impuesto sobre el Patrimonio en cantidades de 800.000 euros Navarra se sitúa en 5º lugar, pasando al 16º y 17º en patrimonios de 4 millones y 15 millones, respectivamente.

En lo relativo al los impuestos sobre sucesiones y sobre donaciones Navarra se sitúa en una posición intermedia, si bien Nicuesa ha destacado que las diferencias con quienes más paga son muy elevadas.

"Los impuestos no son un fin en si mismo, sino que van en correlación con aquellos servicios que queramos tener" y la clave está "no en pagar más o menos, sino en que esta cantidad aportada se ajuste a los servicios que la sociedad quiera mantener".