Comptos recomienda contratar informáticos para la compleja gestión del IRPF

El informe constata la creciente importancia del IRPF en el conjunto de ingresos de la Hacienda Navarra

31.05.2021 | 10:45
Comptos recomienda contratar informáticos para la compleja gestión del IRPF

La Cámara de Comptos ha remitido al Parlamento foral un informe sobre la gestión del IRPF en el que recomienda aumentar el personal de perfil informático de Hacienda debido a la gran complejidad del sistema digital con el que se gestiona este impuesto en Navarra. DESCARGA AQUÍ EL INFORME

En las conclusiones del informe, Comptos subraya la complejidad del sistema informático a través del que se gestiona el IRFP, ya que "maneja una enorme cantidad de información procedente de múltiples fuentes".

Las reglas de cálculo necesarias para procesar todos esos datos "son complicadas y presentan una clara interdependencia", señala Comptos, que destaca que "todo esto motiva que la lógica del programa sea muy compleja y difícil de mantener debido en gran parte a los continuos cambios normativos a los que debe responder".

El informe considera razonable el control interno de este complejo sistema, si bien apunta alguna debilidad como la falta de personal informático en Hacienda que conozca al detalle el sistema de gestión del IRPF.

El informe ofrece algunas recomendaciones para seguir mejorando la gestión del IRPF y, entre otras, incrementar el personal de perfil informático en la Hacienda Foral.

El informe constata la creciente importancia del IRPF en el conjunto de ingresos de la Hacienda Navarra.

De hecho, desde 2015 los ingresos por IRPF han aumentado casi un 40 %, pasando de 1.089 millones en 2015 a 1.533 millones recaudados en 2019. En 2020, la recaudación del IRPF apenas varió respecto al año anterior: 1.538 millones.

En definitiva, indica el órgano fiscalizador, la recaudación del IRPF supone el 35 % de los ingresos de la Hacienda navarra.

Entre las comunidades autónomas, revela el informe, Navarra tiene el tipo mínimo más bajo (13 %) y el máximo más alto (52 %). En el extremo opuesto están la Comunidad Autónoma Vasca, con el tipo mínimo más alto (23 %) y Madrid, con el tipo máximo más bajo (43 %).

El año pasado hubo en Navarra algo más de 500.000 contribuyentes que declararon el IRPF, con 357.524 declaraciones. En los últimos cinco años, han aumentado levemente tanto el número de declarantes como las declaraciones.

En 2020, el Gobierno de Navarra ingresó en la campaña de la renta 221 millones y devolvió 186, por lo que el resultado final fue positivo en 35 millones.

De las 357.000 declaraciones presentadas en 2020, el 54 % presenta una base liquidable menor a 24.000 euros. El informe apunta, no obstante, que se observa una notable diferencia en función del género, ya que el 57 % de los hombres declara menos de 24.000 euros de base liquidable frente al 77 % de las mujeres.

En tramos más altos, hay unas 2.000 declaraciones (el 1 %) con una base superior a 120.000 euros y 82 declarantes con más de 600.000 euros, de los que 61 son hombres.

En cuanto a la forma de presentar la declaración, el 51 % las propone directamente la Hacienda Foral y se aceptan en su gran mayoría (92 %). Las declaraciones realizadas a través de internet han aumentado hasta el 35 %; el 10 % se realizan en las entidades financieras colaboradoras; y el 4 % en las oficinas de la Hacienda Foral.

En estos datos de 2020, afirma Comptos, ha influido la pandemia, lo que explica tanto el incremento de las declaraciones a través de Internet como el bajo porcentaje de las realizadas en las oficinas del Gobierno de Navarra: menos de 13.000 frente a las 30.000 del ejercicio anterior.

El informe ha analizado también los beneficios fiscales asociados al IRPF, es decir, las exenciones, reducciones en la base imponible, tipos reducidos, bonificaciones y reducciones. El año pasado estos beneficios fiscales sumaron 414 millones.

En cuanto a los beneficios fiscales, la Cámara de Comptos considera adecuado el procedimiento de estimación y su posterior ejecución. No obstante, apunta que la aprobación de dichos beneficios debería ir acompañada de objetivos e indicadores que permitan evaluar posteriormente su eficacia.

El informe también recomienda que se cuantifiquen todos los beneficios, algo que no sucede actualmente. De hecho, la propia Cámara de Comptos ha cuantificado el importe de dos beneficios fiscales no incluidos en los 414 millones citados, que incrementarían esa cifra en algo más de cuatro millones.
noticias de noticiasdenavarra