El bitcoin se abre paso entre críticas de los organismos internacionales

El Salvador se ha convertido en el primer país que adopta una criptomoneda como divisa de curso legal

20.09.2021 | 00:06
El Salvador es el primer país que adopta una criptomoneda como divisa de curso oficial.

El Salvador se ha convertido en el primer país del mundo que acepta el bitcoin como divisa de curso legal, un movimiento que ha abierto el debate sobre los riesgos y las ventajas en el uso de las criptomonedas. Desde hace dos semanas, el bitcoin convive con el dólar, que el país centroamericano adoptó hace dos décadas, y cada ciudadano es libre de optar por la divisa que prefiera, en cambio, las empresas salvadoreñas y los negocios están obligados a aceptar esta criptomoneda si el cliente así lo desea.

La aceptación de la nueva moneda llega tres meses después de que la Asamblea Legislativa salvadoreña aprobara en formato exprés la llamada Ley Bitcoin y en medio de un gran revuelo social, con protestas en las calles incluidas. Y es que muchos ciudadanos temen que la criptomoneda pueda acabar con sus ahorros, utilizarse para el blanqueo de dinero o favorecer estructuras gubernamentales corruptas. También organismos internacionales como el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional se han mostrado contrarios a su adopción.

Unos recelos que, además, han ganado peso después de que el bitcoin sufriera una fuerte devaluación nada más entrar en vigor la nueva ley. El Salvador compró 400 bitcoins para celebrar la oficialidad de la criptomoneda en el país. En el momento de la compra, la cuantía era equivalente a unos 16,7 millones de euros. Pocas horas después, el bitcoin se había devaluado un 17%. El país centroamericano había perdido unos dos millones de euros por el camino y había arrastrado a otras criptomonedas que operan en el mundo, como es el caso de Ethereum, que se devaluó un 6,1%.

Y es que apostar por las criptomonedas es una opción arriesgada por su volatilidad. El bitcoin ha sufrido pronunciadas devaluaciones desde que se ha popularizado su uso, sin embargo, su valor también puede aumentar de forma considerable en un corto espacio de tiempo, y a eso apuestan los cientos de miles de usuarios en América Latina. Sobre todo, en los países inflacionarios.

El gobierno de Nayib Bukele ha presentado la medida como una forma de impulsar el desarrollo económico y el empleo y beneficiar a quienes envíen remesas. Y para incentivar su uso en un país donde la mayoría de la población no tiene acceso a internet, el gobierno está invitando a los salvadoreños a descargar una nueva aplicación de billetera digital que regala 30 dólares en bitcoins a todos los ciudadanos.

AMÉRICA LATINA El uso del bitcoin y otras criptomonedas no ha dejado de crecer en América Latina desde hace casi una década y se ha incrementado ahora en Centroamérica tras el paso dado por El Salvador. De hecho, hace unos días en Honduras se inauguró el primer cajero automático de criptomonedas y Panamá se está planteando aceptar el uso del bitcoin como una opción más en el país.

"Lo que ha ocurrido en El Salvador es un punto de inflexión en las políticas económicas que toman los países y es muy importante", reflexiona Alberto Gómez Toribio, director del título de Experto Universitario en Desarrollo de Aplicaciones Blockchain de la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR). "Puede dar un giro a cómo los países de Latinoamérica están gestionando su economía porque muchos de ellos están tremendamente dolarizados, utilizan el dólar como moneda directamente, como El Salvador, o como reserva en sus bancos centrales. Es un punto de inflexión que sumado al crecimiento de la economía china y la importancia del yuan hace que Estados Unidos esté en un momento en el que probablemente esté cercano a perder su hegemonía", apunta.

"Es previsible que algunos países, empezando por aquellos que tienen una política monetaria débil debido a muchos factores de inflación, de mala gestión en algunos casos, o el bloqueo comercial de Estados Unidos como es el caso de Cuba, adopten esto porque les supone una forma de independencia y de atraer capitales del extranjero", sostiene Gómez Toribio.

Pero no solo su uso está creciendo en América Latina, Europa es uno de los territorios donde más se utilizan las criptomonedas. "Las criptomonedas se utilizan mayoritariamente para invertir y Europa es el lugar donde más inversiones se realizan en criptomonedas. En América Latina, en cambio, no tienen un uso mayoritario en el ámbito de la inversión, se usan más para realizar pagos", explica el profesor universitario.

En el Estado español, casi un 15% de la población invierten en estos momentos en las divisas digitales. Y mientras que apenas un 2% declara su interés por invertir en bolsa, el 30% sí lo hace por hacerlo en criptomonedas.

VENTAJAS Y RIESGOS Según Gómez Toribio, una de las principales ventajas que ofrecen las criptomonedas es que "te habilitan a acceder a oportunidades de inversión globales". "Hay otras ventajas que en Europa nos interesan menos pero que son tremendamente interesantes en otros países, por ejemplo, el tema de las remesas. Cuando envías remesas, tienes que pagar entre un 7 y un 12% como comisión a los bancos, hacerlo a través de criptomonedas implica pagar menos", apunta.

"Las criptomonedas es algo que valoran especialmente los grandes patrimonios, las grandes fortunas. No son confiscables, un juez puede embargar una cuenta en un banco pero no te puede embargar tus criptomonedas, esto es tremendamente valorable para las personas que poseen gran capital y desean protegerse. No hablo de personas solamente aquí en Europa, sino de personas en territorios inestables políticamente donde hay cambios de gobierno, medidas duras que implican la confiscación de fondos a los ciudadanos como ocurrió en Argentina, y legítimamente estas personas deciden protegerse con estos instrumentos".

Pero las criptomonedas también entrañan riesgos, la volatilidad es no de ellos. "Son un activo de inversión, un producto y lógicamente tiene riesgos y eso significa que también tiene rendimiento, cuando hablamos de los productos financieros todos, absolutamente todos tienen riesgo", sostiene el profesor universitario, que no obstante señala que "el riesgo será el que tú quieras asumir, dependiendo del producto que tengas contratado".

los datos

Actualmente, un bitcoin equivale a unos 40.000 euros.

En el Estado español, casi un 15% de la población invierte en estos momentos en las divisas digitales. Y mientras que apenas un 2% declara su interés por invertir en bolsa, el 30% sí lo hace por invertir en criptomonedas.

"Las criptomonedas

te facilitan acceder

a oportunidades

de inversión globales"

"Son un activo de inversión, un producto

y lógicamente tiene riesgos"

Alberto Gómez Toribio

Experto en tecnología Blockchain


noticias de noticiasdenavarra