Navarra recibirá 47 millones de fondos europeos hasta 2023 para rehabilitación de edificios

21.09.2021 | 11:09
Vista del Casco Viejo de Pamplona

Navarra espera recibir durante los años 2021, 2022 y 2023 un total de 47 millones de euros de los fondos de recuperación europeos para actuaciones de rehabilitación de edificios, viviendas o espacios urbanos.

El consejero de Ordenación del Territorio, Vivienda, Paisaje y Proyectos Estratégicos, José María Aierdi, ha afirmado este martes, en una comparecencia en el Parlamento foral a petición del PSN, que "Navarra está preparada para la implantación" de los programas recogidos en el marco de las ayudas europeas. "Nos encontramos en una posición de liderazgo a nivel estatal, más en el ámbito de la rehabilitación energética", ha asegurado.

El Mecanismo para la Recuperación y Resiliencia impulsado por la Unión Europea destinará a Navarra para rehabilitación, a través del Estado, 15,8 millones en 2021, otros 19 millones en 2022 y 12 millones en 2023. Las inversiones deberán estar finalizadas para junio de 2026.

Estas ayudas europeas se destinarán a cinco programas: ayuda a las actuaciones de rehabilitación en el ámbito del barrio; apoyo a la creación de oficinas de rehabilitación (Navarra quiere reorientar estas ayudas ya que ya dispone de nueve oficinas); rehabilitación de edificios tanto urbanos como rurales para mejoras de eficiencia energética; actuaciones de eficiencia energética en viviendas (como actuaciones en ventanas); y la elaboración del libro del edificio para la realización de proyectos de rehabilitación.

Además de estos cinco programas, habrá otro capítulo destinado a la construcción de vivienda de alquiler social en edificios energéticamente eficientes. No tiene consignación económica para 2021, pero la tendrá para los ejercicios de 2022 y 2023. Este programa financiará 700 euros/metro útil de vivienda con un máximo de 50.000 euros para la promoción de vivienda energéticamente eficiente y exige el mantenimiento en alquiler social durante mínimo de 50 años.

José María Aierdi ha confiado en que "los proyectos que se financien permitan la realización de las reformas estructurales, porque más allá de los fondos y la cuantía, lo que buscan es facilitar el cambio de modelo productivo para establecer una recuperación económica que se sustancie a partir del impulso a la sostenibilidad de nuestra sociedad".

Además del dinero procedente del Mecanismo para la Recuperación y Resilicienca (MRR), Navarra impulsa otros dos proyectos con los fondos REACT-EU. Uno de ellos se sitúa en la zona del embalse de Alloz y busca la creación de un espacio hídrico, forestal, ecológico y de ocio alrededor de este embalse, con una inversión de 1,3 millones. El otro proyecto es la rehabilitación ecológica del Palacio de Arce y su entorno en Nagore como centro multifuncional, con una inversión de 2,39 millones.

En el turno de los grupos, la parlamentaria del PSN Arantza Biurrun ha afirmado que "Navarra está bien posicionada y las líneas de actuación marcadas en el Plan Navarra Green están alineada con las actuaciones definidas tanto a nivel estatal como a nivel europeo". "Es una oportunidad única para definir cómo queremos vivir, cómo queremos relacionarnos con el entorno, qué modelo de ciudad queremos, qué modelo de pueblo queremos", ha afirmado, pidiendo a los grupos políticos que tengan "la necesaria altura de miras para que Navarra pueda contar con uno Presupuestos en 2022 que le permitan abordar con todas las garantías la resiliente recuperación y su transformación en una Navarra más verde e inclusiva".

El portavoz de Navarra Suma, Juan Luis Sánchez de Muniáin, ha afirmado que "la rehabilitación no es nada nuevo" y ha dicho que Navarra "ha apostado muy fuerte por la rehabilitación urbana" desde hace años. "No se aporta ninguna novedad más allá de dirigir esas ayudas a la rehabilitación a nuevos objetivos, como la transformación energética o las mejoras en sostenibilidad", ha señalado. Por contra, Sánchez de Muniáin ha indicado que ha echado en falta "apoyo a la generación de vivienda asequible en alquiler y en compra" y ha criticado que el consejero no ha dicho "ni media palabra" sobre "cómo va a dirigir los fondos" para el impulso del PSIS de Echavacoiz, "quizá la tarea más importante" para los próximos años.

Por parte de Geroa Bai, Ana Ansa ha afirmado que "la transformación de la economía tiene unos ejes muy definidos, es más verde, es más social, es más sostenible, es más digital". "Lo que hagamos tiene que ver con esos ejes, no vale cualquier cosa, y las propuestas que se nos hacen de Europa tienen unos criterios muy estrictos. No sé si se puede financiar Echavacoiz o no, no vale cualquier cosa que nos pueda venir bien en un momento determinado, tienen que ser reformas estructurales e inversiones de futuro", ha asegurado. En cuanto a la rehabilitación, Ana Ansa ha señalado que "estábamos entrenados, nos ha cogido con una parte importante de los deberes hechos y eso lo vamos a poder rentabilizar".

El portavoz de EH Bildu, Maiorga Remírez, ha afirmado que "sería un error que en materia de rehabilitación cayésemos en la autocomplacencia". "En 2011 se destinaban casi 34 millones para rehabilitación y en este momento estamos en 26 millones. No pensemos que antes se hacía todo bien y que ahora se hace todavía mejor. En rehabilitación tenemos una gran tarea pendiente y no hay más que visitar y conocer cuál es el grado de viviendas vacías en los cascos antiguos del conjunto de Navarra para llegar a conocer cuál es la profundidad de la necesidad y del reto en materia de rehabilitación", ha asegurado.

Por parte de Podemos, Mikel Buil ha afirmado que los fondos europeos "entroncan con la línea que llevamos trabajando en los últimos seis años, lo que plantea Europa lo tenemos bastante claro y avanzado y nos va a ayudar a trabajar a medio plazo, a acercar la realidad de unas ciudades más consolidadas y más eficientes energéticamente". No obstante, ha destacado que se debe abordar también "lo urgente" y ha señalado que "con este plan de rehabilitación no vamos solucionar el problema de la pobreza energética".

Por último, la portavoz de Izquierda-Ezkerra, Marisa de Simón, ha asegurado que "la música suena bien, la apuesta por la rehabilitación de los edificios, por el alquiler social y la sostenibilidad de las viviendas nos parece muy interesante". "En I-E llevamos años demandando el uso de vivienda vacías y un modelo de alquiler social que permita a la ciudadanía navarra ese derecho tan básico a techo", ha señalado. No obstante, ha asegurado que "los fondos europeos no son la panacea" sino que son "una oportunidad para marcar una política de vivienda sostenible, lejos de la especulación".
noticias de noticiasdenavarra