Las pescaderías navarras no venden anchoas al dejar de faenar las flotas

Su precio ha crecido un 37% esta semana, al pasar de los siete-ocho euros a los casi once, en los pocos casos en los que el consumidor ha podido comprar

17.03.2022 | 21:09
Jesús Huarte, en el mercado de Santo Domingo.

Esta semana las pescaderías del Mercado de Santo Domingo como ha ocurrido con el resto no han podido ofrecer anchoa a sus clientes. El motivo: el incremento prolongado de los combustibles ha obligado a parar a los pescadores y a los transportistas desde el lunes.

Elisabet Sánchez, que atiende desde el puesto 69 en Pescaderías Donostiarra, cuenta que apenas han puesto a la venta una caja de anchoas el martes, con un incremento del precio del 37%, al pasar de los siete-ocho euros el kilo a los 10,98 euros. Otra de las variedades que apenas llega al mercado es el verdel aunque en este caso su valor no ha variado. "Cuesta 6,79 euros el kilo, semejante a otras ocasiones", remarca. "Habitualmente recibimos entre cuatro y tres cajas de este variedad, y esta vez solo una", ha cifrado.


Elisabet Sánchez atienda a un cliente. Unai Beroiz

"NO HAY MUCHO CHICHARRO"


También carecen de chicharro. En la mañana del jueves esta pescadería solo ha recibido uno. "Pero su precio ha bajado de unos 14 euros el kilo a los 9,98 euros. Desciende su valor para que resulte más fácil venderlo", confiesa Elisabet. Durante su conversación con este periódico se acerca un cliente que se interesa por este ejemplar.

Raquel Viguria, de Pescadería Raúl en el puesto 67, recuerda que la semana pasada comenzó la temporada de la anchoa del norte y del verdel, que se ha visto interrumpida por la protesta de los pescadores al decidir no salir a faenar por el combustible y la huelga indefinida de transportistas. "La clientela pide anchoa, pero al no haber, algunos cambian de menú y se decantan por gallos, colas de merluza o chicharro, entre otros; y otros se marchan", indica.

Viguria, con seis años de trayectoria como pescatera, reconoce que esta semana el tránsito de personas por el mercado ha descendido respecto a la habitual. Desconoce el motivo, aunque achaca este comportamiento a todo lo que está ocurriendo en el sector. Jesús Huarte Esparza, del puesto 62 que lleva su mismo nombre, añade que los consumidores se encuentran "desanimados" con la falta de producto y el incremento de la cesta de la compra.

HAY PESCADO DE ALTURA COMO MERLUZA


Huarte constata "la falta de pescado de bajura nacional, como anchoa, sardina o perlita". Pero dispone de otras clases que proceden de piscifactoría como las de ración de lubina o dorada. El cliente puede adquirir gallos o bacalao de temporada de Islandia, y otras variedades. "Este jueves la lonja de Galicia se encontraba cerrada, pero no la de Pasajes, por ejemplo, y en esta última puede comprarse pescado de altura como la merluza", ha contado Jesús.


Raquel Viguria, en su puesto en la mañana de este jueves. Unai Beroiz

Estas pescaderías reciben género desde Mercairuña y también directamente se trasladan hasta Pasajes –a 88 kilómetros de Pamplona–. "Esta no es la mejor semana pero pasará", reflexiona este pescatero, segunda generación del negocio y con casi cuatro décadas de experiencia, mientras limpia un gallo a una clienta.

noticias de noticiasdenavarra