Javier Creixell: "Esta crisis ha vuelto a evidenciar la importancia de una industria local fuerte y diversificada, con todas las garantías ambientales y de calidad en empleo"

29.06.2020 | 10:00
El director general de Magnesitas Navarras, en su despacho ubicado en las instalaciones de Zubiri.

Magnesitas Navarras, perteneciente al Grupo Roullier, celebra este año su 75 aniversario de la constitución de la empresa en 1945 en Eugi haciendo frente a nuevos retos y mirando al futuro con optimismo con un modelo empresarial más competitivo y sostenible. Javier Creixell, director general desde el año 2015, explica cómo la compañía navarra de explotación minera "se ha convertido en un referente del sector", gracias en parte "al gran equipo humano que la compone".

Este año, Magnesitas Navarras celebra el 75 aniversario de la constitución de la empresa. ¿Qué balance puede realizar de su evolución?

75 años suponen muchos hitos y retos afrontados con éxito. Magnesitas Navarras se constituyó en 1945 en Eugi con el descubrimiento del yacimiento de magnesita, uno de los más importantes de Europa. En los años 50, se construyó la fábrica en Zubiri, sede central de nuestra actividad. Con tan larga trayectoria hemos pasado épocas de crecimiento, importantes inversiones y también años –los previos al 2000– de gran incertidumbre y preocupación con planes de saneamiento y reestructuración. Pero siempre hemos seguido adelante. En los últimos 20 años hemos vivido un constante proceso de modernización e internacionalización. Hemos ampliado nuestro posicionamiento internacional abriendo nuevos mercados, vendiendo el 85% de nuestra producción en más de 60 países y nos hemos adaptado al nuevo modelo económico. Nos hemos convertido en una empresa minero-industrial de referencia a nivel mundial que ha apostado por la I+D y la innovación y la diversificación para la mejora de nuestra competitividad.

Para este año tenéis previsto la inversión en torno a 10 millones de euros en la instalación de la tercera línea de producción en la factoría de Zubiri. ¿Ha paralizado el proyecto la situación actual del covid-19?

La pandemia ha supuesto la paralización global de la economía y, en nuestro caso, de la actividad siderúrgica mundial, con una reducción de más del 40% de las ventas entre los meses de abril y mayo, por lo que evidentemente esto hace que se tengan mayores cautelas a la hora de proyectar nuevas inversiones. Iniciamos el año 2020 con gran ilusión por nuestro 75 aniversario y por la aprobación de nuestros accionistas de una importante inversión, estimada en cerca de 10 millones de euros, y destinada a ampliar y adaptar nuestras instalaciones con una nueva línea de producción de óxido de magnesio, implementando las Mejores Técnicas Disponibles existentes en el sector, definidas por la Comisión Europea como las más respetuosas con el medio ambiente para nuestra actividad, impulsando las últimas tecnologías en cuanto a eficiencia energética y con el objetivo de incorporar el consumo de biomasa como combustible alternativo.

Por el momento, la crisis no ha cambiado nuestra hoja de ruta y seguimos mirando al futuro trabajando por llevar a cabo nuestros proyectos mineros e industriales.

Si algo ha puesto de manifiesto esta pandemia es, por un lado, la vulnerabilidad de nuestras cadenas de suministro a nivel mundial con un impacto directo en el desabastecimiento y la falta de suministro de materias esenciales, por lo que es esencial seguir apostando por el aprovechamiento de nuestros recursos naturales locales, y asegurar nuestras cadenas de suministro mediante la integración vertical en local. Y, por otro, ha evidenciado la mayor resiliencia de aquellas economías de marcado carácter industrial ante situaciones extremas, volviendo a demostrar que es palanca tractora para afianzar el desarrollo económico de un país.

No podemos olvidar que la industria extractiva es una actividad generadora de desarrollo social y económico, que crea empleo industrial cualificado, estable y de calidad, fijando población y contribuyendo a las estrategias para el desarrollo sostenible del medio rural y que el 70% de la industria europea depende directa o indirectamente de las actividades extractivas.

El yacimiento de Eugi se puede considerar como uno de los más importantes de Europa y tiene previsto acometer ciertas mejoras. ¿Cuáles van a ser?

Se trata de un yacimiento de magnesita de gran importancia en Europa, pero en los próximos siete u ocho años las reservas del mineral se agotarán. Esto es algo conocido desde la venta de la empresa por parte de Gobierno de Navarra a nuestros accionistas en el año 2000. De hecho, y desde entonces, seguimos trabajando con el mismo Plan Estratégico Minero que, en previsión del agotamiento del yacimiento de Eugi, nos obligaba a garantizar la continuidad de los sondeos planteados entonces por Gobierno de Navarra en Erdiz, siendo hoy, al igual que entonces, la apertura de una explotación a cielo abierto en Artesiaga el único proyecto que garantiza nuestra continuidad en Navarra.

La industria minera es una de las actividades más reguladas a nivel ambiental tanto en Europa como en Navarra y poner en marcha un proyecto de estas características se puede alargar en el tiempo, por lo que vamos a realizar una campaña de sondeos en una posible extensión de nuestra explotación actual en Eugi, que ya está autorizada por el Gobierno de Navarra. Si los resultados son positivos, podríamos plantear una pequeña extensión de la mina actual ampliando el yacimiento actual cuatro o cinco años, lo que nos daría algo de oxígeno hasta la puesta en marcha del proyecto minero de Artesiaga.

Por otro lado, en la mina de Eugi hemos ido más allá y emprendido un camino hacia la excelencia en la gestión de la biodiversidad, trabajando con expertos acreditados en un programa de mejora tanto de la flora con el aumento de las especies autóctonas introducidas, como de la fauna. La restauración de nuestras explotaciones se realiza de forma simultánea a la fase de extracción, sin esperar a la finalización del proyecto minero, de manera que al final de la explotación, MAGNA habrá invertido en restauración 3 millones de euros, uno de ellos ya empleado y los otros dos garantizados mediante aval bancario.

¿Se vislumbra por fin el desarrollo del proyecto de mina en Erdiz?

Erdiz es el futuro de Magnesitas Navarras. Supone la permanencia de la actividad, del empleo y de la empresa en Navarra. Queremos continuar trabajando aquí, origen de nuestra actividad, donde se halla el mineral. La industria extractiva constituye un caso excepcional entre los sectores industriales porque su ubicación viene determinada por dónde se encuentra el recurso. De esta forma, hoy el único proyecto que garantiza la continuidad en Navarra en el largo plazo es el proyecto de Artesiaga. Con esto, podremos asegurar la actividad un mínimo de 20 años más desde su puesta en marcha y alcanzar los 100 años de vida en Navarra.

Llevamos años trabajando en este proyecto, cuya memoria resumen presentamos al Gobierno de Navarra en 2018. En 2019, se concretó el alcance del Estudio de Impacto Ambiental y, actualmente, estamos trabajando para presentar a lo largo de este año el Proyecto de Explotación, Plan de Restauración y el propio Estudio de Impacto Ambiental para la obtención de las oportunas autorizaciones. Trabajamos desde la óptica de un modelo de minería sostenible, responsable, innovador, moderno y respetuoso, contando con la participación de los grupos de interés, con el objetivo de generar un impacto global positivo en la biodiversidad de la zona; todo un proyecto a la vanguardia de la sostenibilidad.

En cuanto al empleo, en los últimos 10 años el término medio de la plantilla ha aumentado un 30%, ¿tenéis planes de seguir en esta senda de incremento?

Cierto, en los últimos diez años hemos incrementado la plantilla en un 30% y nuestra cifra de negocio en un 72%, pero seguir creciendo de forma sostenible y ser competitivos dependerá de que seamos capaces de adaptarnos rápidamente a un entorno ya de por sí cada vez más volátil, exigente y complejo y que, en estos momentos, se ha acentuado por esta situación de crisis aguda y de emergencia económica provocada por la pandemia.

Y, sobre todo, dependerá del buen fin de los proyectos que ya hemos lanzado. Actualmente, tenemos previstas dos grandes inversiones. Estamos trabajando en ampliar y adaptar las instalaciones de Zubiri con una nueva la línea de producción y en abrir una nueva explotación en la zona de Artesiaga que garantice la viabilidad futura de la empresa y de sus 215 puestos de trabajo directos en Navarra. Esto conllevará crecimiento en el empleo en una zona en la que tenemos un gran arraigo en el entorno y en los valles en los que operamos. En estos momentos, cerca del 60% de los 215 empleados proceden de los valles de Esteribar, Erro y Baztan.

Magnesitas Navarras tiene un firme compromiso con el medio ambiente y en especial con el entorno que le rodea, ¿qué acciones realiza para garantizar la sostenibilidad del paisaje en su práctica de una política de Responsabilidad Social Empresarial?

Efectivamente. Magnesitas Navarras lleva desde hace bastante tiempo muy orientada en acelerar la transición hacia un modelo más competitivo y a la vez sostenible, con una obsesión en implementar modelos de excelencia tanto en nuestras explotaciones mineras, como en nuestra fábrica y nuestros productos.

En nuestras explotaciones mineras, además de desarrollar el modelo de restauración integrada con el que empezamos a restaurar de forma prácticamente simultánea a la extracción del mineral, hemos implementado un plan de gestión para la mejora de la biodiversidad. Nos hemos volcado y movilizado hacia la investigación e innovación en el aprovechamiento de minerales de baja ley para la optimización de nuestros recursos mineros y la utilización de nuestros estériles de mina en todos los procesos de restauración (proyecto Tecnosuelos).

En nuestra fábrica, como ya he explicado, aplicamos en nuestras inversiones las mejores técnicas disponibles sectoriales, las más respetuosas con el medio ambiente para nuestra actividad, fomentando el uso eficiente de la energía con fuertes inversiones, introduciendo el consumo de biomasa y trabajando en la promoción de acciones de economía circular y reducción de residuos.

Y, finalmente, en cuanto a nuestros mercados, fomentamos prácticas de economía circular con nuestros clientes para promover la reutilización de nuestros materiales y extender el paradigma "4R" hacia las "5R" (reducir, reutilizar, remanufacturar, reciclar, reeducar) en el sector siderúrgico y mercado de refractarios, promoviendo un consumo más eficiente de nuestros productos a través de tecnología desarrollada por nosotros y que ponemos a disposición de nuestros clientes siderúrgicos (Robot Finconator, 21 referencias a nivel mundial). También, y derivado de las diferentes utilidades que tiene la magnesita, muy vinculadas al medio ambiente, promovemos aplicaciones medioambientales como la descontaminación de suelos contaminados con metales pesados o el tratamiento de aguas residuales.

I+D +i es un pilar importante en la empresa. ¿Cuál es la inversión destinada a tal fin? ¿Qué acuerdos y líneas de investigación desarrollan?

Nos gusta decir que la I+D+i es el corazón de Magnesitas Navarras con una inversión media anual que ronda el millón de euros. Participamos en un amplio elenco de proyectos de I+D+i, destacando los proyectos LIFE y la investigación en ámbitos vinculados a líneas de investigación tanto en el ámbito de la economía circular (LIFE 5ReFRACT) en el sector siderúrgico y con nuestros materiales refractarios, como en el aprovechamiento de recursos minerales, la eficiencia en los procesos, el aprovechamiento de productos secundarios, el tratamiento de aguas residuales (LIFE REMPHOS) o la descontaminación de gases de combustión (LIFE SO2ZEROEF).

Además, mantenemos acuerdos de colaboración y líneas de investigación conjuntas con Institutos y Universidades (Universidad Pública de Navarra, Universidad de Navarra, Universidad del País Vasco, Universidad Politécnica de Madrid y Universitat de Barcelona) líderes en los ámbitos de refractarios, agricultura, nuevas tecnologías y medio ambiente.

Al formar parte del Grupo Roullier, contáis con los recursos del Centro Mundial de Innovación, ¿cómo es esta participación, ese intercambio de conocimiento?

El Grupo Roullier es el mayor productor de fertilizantes europeos, con un gran posicionamiento internacional y muy centrado en aportar soluciones en el ámbito de la alimentación animal y vegetal. El Centro Mundial de la Innovación es una referencia en el sector y nos permite desarrollar productos únicos y pioneros que aportan al agricultor y al ganadero un alto valor añadido. Su eficacia está avalada por patentes internacionales, cumpliendo con los más estrictos estándares de calidad y seguridad.

Como ejemplos recientes de innovación y desarrollo en el campo de la nutrición animal sobre la base de nuestro óxido de magnesio, y gracias a los recursos que nos pone a disposición el Grupo Roullier, hemos lanzado el producto "PhixUp", producto natural obtenido sin aditivos que mantiene de manera efectiva el pH ruminal óptimo en vacas lecheras altamente productivas. Este nuevo producto está teniendo un importante desarrollo a lo largo de este año, por lo que tenemos grandes expectativas para el futuro. También podemos citar un novedoso producto para el sector avícola destinado a proporcionar una solución nutricional eficaz y científicamente probada para combatir la miopatía prevalente que afectan a las aves de corral.

Supongo que cualquier acto de celebración habrá tenido que ser pospuesto para evitar el contacto social, ¿qué planes tienen pensados para celebrarlo?

Sí, hemos tenido que readaptar nuestro programa que estaba muy centrado en actividades con los trabajadores y sus familias y el entorno. Teníamos previsto continuar abriendo la mina de Eugi a la población, acercarla a la sociedad, para que se conozca el trabajo tanto de operación como de restauración que llevamos a cabo a través de visitas presenciales. Todo con un carácter muy divulgativo porque es necesario que se conciencie y sensibilice sobre la importancia que tienen los minerales en nuestra vida, en nuestro mundo porque casi todo está formado por ellos y sus usos y aplicaciones son esenciales en nuestras vidas. Como decía, Europa aboga por la extracción de minerales limitando la dependencia del suministro esencial de países terceros.

Además, teníamos previsto montar una exposición en Zubiri y Eugi con un recorrido por la vida de la empresa y de sus trabajadores que son parte fundamental de la historia de los valles del entorno y de su desarrollo social y económico. Pensamos que, además, podría contribuir como foco de atracción de visitantes a la zona, para fomentar el turismo, el comercio de cercanía, los alojamientos. Pero hemos tenido que cambiar los planes. Si no podemos este año, nos gustaría llevar a cabo nuestro plan 75 años el año próximo y en 2020 centrarnos en algo más "virtual", adaptado a las circunstancias actuales.

¿Cree que habéis salido reforzados de esta pandemia?

La expansión del coronavirus ha provocado que vivamos una situación sin precedentes. Puedo decir con mucho orgullo que nuestra empresa es una organización extraordinaria por todas las personas que la componen, lo que nos ha permitido hacer frente, con éxito, a acontecimientos de adversidad y superar, de momento, las dificultades encontradas.

En nuestro caso, como gran parte de las empresas navarras, ante el covid-19 hemos tenido que actuar con gran rapidez, adoptando un paquete de medidas sociales y laborales extraordinarias con el único objetivo de preservar la salud de todos los empleados, facilitando la conciliación laboral y permitiendo la continuidad de nuestra producción, con medidas de flexibilidad esenciales para mantener nuestra actividad.

En estos dos últimos meses, nos hemos centrado en cuatro pilares: la creación de un comité de crisis; la redacción de un protocolo de medidas urgentes de seguridad, conciliación y flexibilidad, la implantación de un sistema de seguimiento para incorporar buenas prácticas del entorno y la ejecución de un plan de comunicación interna con el que garantizar la comprensión y accesibilidad de todas las medidas por parte de todos los que conformamos la empresa.

Aprovecho esta ventana que me ofrece DIARIO DE NOTICIAS para agradecer a todos nuestros clientes, proveedores, instituciones, agentes que nos están apoyando, pero, sobre todo, quiero dar las GRACIAS a nuestro equipo humano que con gran responsabilidad, solidaridad y esfuerzo está logrando superar la dificultad del momento. En Magnesitas Navarras seguimos adelante.

La industria extractiva es una actividad generadora de desarrollo social y económico, creadora de empleo estable y de calidad en el medio rural

Trabajamos con un modelo de minería sostenible, cuyo objetivo es generar un impacto global positivo en la biodiversidad de la zona

Participamos en un amplio elenco de proyectos de I+D+i, destacando la investigación en el ámbito de la economía circular