Descubre la importancia del Taichi en los mayores

Este arte marcial de origen chino, Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad según la UNESCO, puede practicarse a cualquier edad. "Desde que lo practico me siento mejor, más ágil, y me ayuda a relajarme", asegura Garbiñe Aldecoa

08.08.2021 | 21:06
La importancia del Taichi en los mayores

Originalmente coonocido como 'boxeo contra la sombra' ('shadow boxing' ), los movimientos suaves, lentos y fluidos del Taichi Chuan convierten esta disciplina de origen chino en una de las artes marciales más practicadas en todo el mundo. Una de las claves de su éxito es que sus ejercicios pueden realizarse por gente de cualquier edad, ya que requieren de una fuerza mínima. Además, sus múltiples beneficios para la salud, entre los que destaca el fomento de la relajación corporal a partir de trabajar la respiración y la concentración, han contribuido a que en diciembre de 2020, la UNESCO calificase el Taichi -tal y como se conoce en Occidente- como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Se desconoce cuándo nació este arte marcial -probablemente en torno al siglo XV-, pero no comenzó a denominarse así hasta mediados del sigño XIX, entre los seguidores del estilo Wu/Hao. En sus inicios, el Taichi era expresión de lucha, ya fuera con armas o sin ellas, tal y como indica su traducción -"luchar de acuerdo con el principio supremo"-, si bien, a día de hoy se realiza más bien como una práctica? deportiva destinada a mejorar la calidad de vida, tanto física como mental, de quien lo practica. La medicina occidental ha evidenciado que la práctica regular de Taichi es positiva para el sistema circulatorio y el sistema inmunitario, y además ayuda a desarrollar la fuerza y el equilibrio y fomentar la movilidad y el control corporal. Incluso ayuda en la prevención y tratamiento de accidentes cerebrovasculares.

Todo ello se ha convertido en el mayor motivo para practicar esta disciplina y es por eso que la mayor parte de quienes lo practican lo hacen principalmente para mejorar su salud o como ejercicio de relajación, meditación y estilo de vida. Son minoría quienes lo practican como arte marcial con fines de autodefensa pero, entre los jóvenes chinos, se ha popularizado como deporte de competición. En Taichi no existe uniforme ni tampoco un sistema de cinturones de distintos colores para reconocer el nivel de cada practicante, como hay en karate o judo.

A la hora de llevar a cabo los movimientos, el cuerpo debe estar relajado, y únicamente se deben tensar los músculos que se empleen en esa determinada postura, lo que se conoce como 'fuerza Yin'. De ahí, el conocido símbolo 'Taiji', que representa la dualidad de las fuerzas del Yin y el Yang y que es tan empleado en el esta disciplina.

Dichos movimientos deben llevarse a cabo de forma consciente, percibiendo el propio cuerpo, pero también el entorno. Además, estos movimientos deben ir acompañados de una respiración abdominal profunda y calmada, que debe aprender a adaptarse a los movimientos de forma natural. El Taichi se diferencia de otras artes marciales en que el Taichi se ejercita de forma pausada, ya que el objetivo principal es realizar cada uno de los ejercicios lo mejor posible. Sólo algunas formas concretas -principalmente aquellas en las que se utilizan armas-, requieren mayor rapidez.

Estrechamente relacionado con la filosofía taoísta, en el Taichi es muy importante el concepto del 'chi' o flujo energético. Por eso, los movimientos van dirigidos a que fluya ese 'chi' por el cuerpo y sea controlado mediante la relajación de músculos y articulaciones a partir de movimientos fluidos.

el método 'chikung'


Los ejercicios más habituales pertenecen al método 'chikung', que según la tradición taoísta, permite alcanzar la iluminación, y en él se trabaja mente, respiración y ejercicio físico. El 'chikung' mezcla gran diversidad de técnicas relacionadas con la medicina china tradicional, con ejercicios enfocados a corregir la postura para evitar sobrecargas en las articulaciones, mejorar la respiración y favorecer la meditación o relajar el cuerpo.

Existen distintos tipos de Taichi, que engloba estilos puros, variantes y mezclas bajo la denominación de 'Taichi Chuan', pero predominan dos tendencias mayoritarias: los estilos de 'raíces auténticas', que suelen llevar el nombre de uno de los estilos familiares o aún más antiguos; y los estilos que constituyen desarrollos nuevos, como el 'Tang Lang Taijiquan', que combina las mejores características de cada estilo y las mezcla con elementos de baile, meditación y otras artes marciales. La mayor parte de los estilos de Taichi Chuan practicados en Europa son variantes de las formas oficiales o bien derivan de alguno de los estilos familiares Chen, Yang o Wu y también de la tradición de Wudang.

El Taichi se dio a conocer en Occidente en la década de los 60, ya que a raíz de la llegadada del comunismo al poder en China y la represión de las artes tradicionales, muchos maestros de Taichi Chuan huyeron y comenzaron a difundir esta disciplina por el resto del mundo.

Entre ellos destaca el maestro Zheng Manqing, quien a su vez había sido alumno del maestro Yang Chengfu, conocido por haber desarrollado una forma abreviada del estilo 'Yang' en sólo 37 cuadros. Tras huir de Taiwán, se estableció en Nueva York en 1964, donde dio a conocerla y consiguió que se popularizase rápidamente, aunque esta forma simplificada no es reconocida por el resto de representantes del estilo 'Yang'.

Cada persona debe realizar los ejercicios de forma individual, en grupo y de forma síncrona, siguiendo el ritmo del maestro. La secuencia de movimientos de cada ejercicio se divide en un número concreto de formas, desde los más básicos -con sólo una forma- hasta los más complejos, compuestos por un conjunto de formas, cuyo número puede llegar a superar la centena, como en la 'forma larga del estilo Yang', que requiere de 108 posiciones. Hay que tener en cuenta, además, que la ejecución de una forma puede llevar desde unos pocos minutos hasta una hora y media, según la cantidad de movimientos que requiera esa forma y la velocidad de su ejecución.

lucha cuerpo a cuerpo


Además de las formas individuales, existen ejercicios de lucha entre dos adversarios, aunque suelen reservarse para los alumnos experimentados, ya que para poder llevar a cabo estas formas, -que requieren técnicas de palanca-, de forma segura y sin riesgo de lesión, se requiere un buen sentido corporal y gran destreza. Y si bien las formas más comunes se realizan cuerpo a cuerpo, también existen numerosas formas en las que se emplean armas, como la espada china para una mano, recta y con doble filo (Jian); el palo largo (Gun); el sable chino (Dao); el abanico, originariamente metálico y con filo; la lanza (Qian); y la alabarda (Guan Dao).

noticias de noticiasdenavarra