En casa de...

Nerea Apodaka y su madre: "La afición de Nerea por el arte le viene desde que pintaba las paredes de su habitación"

13.02.2022 | 02:06
Nerea Apodaka, en un espontáneo concierto de flauta travesera a sus dos espectadores más fieles, su ama. Foto: Aida M. Pereda

La artista de Laudio, Nerea Apodaka, nos abre las puertas de su piso en Bilbao junto a su madre, Lucía García, y su perra, Daga Diana. Aquí es donde diseña y crea sus originales obras. Lo único que nos puede adelantar de su última joya-escultura es que tendrá forma de cabeza y que está inspirada en la mitología griega

Nos trasladamos a Bilbao para conocer a la artista alavesa Nerea Apodaka y a su ama Lucía García. Ambas nos reciben en la puerta del bohemio piso de la joven , de origen laudiotarra, junto a Daga, la perra que Nerea adoptó hace un año junto a Nando, su pareja. Se acerca a olisqueranos y vuelve tranquila a sus cosas –al fin y al cabo está en su casa, mientras que nosotros somos dos extraños–. Este acogedor y recogidito piso hace también las funciones de estudio artístico–aunque el verdadero taller de Nerea está en Fontioso, Burgos, en la casa familiar–. Además, no hay estancia en la que no se exhiba alguna de sus piezas.

Después de ver esta maravillosa galería privada, nos disponemos a comenzar nuestra sesión de fotos. Daga Diana se porta muy bien, algo que ya nos había advertido la alavesa nada más recibirnos. Así, vemos que sin ningún problema posa encima de una silla u observa cómo Nerea toca la flauta travesera –que aunque nos confiesa que hace tiempo que no practica, lo cierto es que comprobamos que lo hace muy bien, ya que Nerea es toda una artista. Después de romper el hielo con ese concierto espontáneo, nos ponemos cómodos para conocer a la artista alavesa, descubrir cómo es su día a día en Bilbao.

Nerea, te hemos conocido a través de tus 'feitiços'. ¿Qué esconden estas pequeñas joyas?

Nerea Apodaka: Son los últimos trabajos por los que me he dado a conocer. Son unas piezas muy pequeñas que denomino 'feitiços'. Esta palabra tiene su origen en la palabra 'facticio', siempre se relaciona con el fetiche, pero en realidad es de origen portugués y la palabra se origina en el latín, 'de factum', es decir, hecho por las manos. Es algo muy importante en el arte de hoy en día, que pasa por las manos pero también una especie de encantamiento y sobre todo es algo muy pequeño pero a la vez muy grande. Físicamente son muy pequeñas, por eso hablo del hechizo, porque al ser muy pequeñas te pueden captar.

¿Y en qué consisten esos juguetes, o 'toys', como tú los denominas?

Nerea: Son una especie de dagas que he presentado hace poco. (Conoce la obra de Nerea Apodaka, en la página 9).

¿En qué estás trabajando ahora, si puede saberse?

Nerea: Actualmente estoy trabajando en una pieza que la he llamado 'Sísifo' que tiene forma de cabeza.

¿Te has inspirado en 'Sísifo', el personaje de la mitología griega, quien fundó el reino de Corinto?

Nerea: Sí. Sísifo fue testigo del secuestro de la ninfa Egina por parte del dios Zeus. Decidió guardar silencio, pero cuando Zeus se enteró, junto con Hades, le condenó a una de las peores condenas que pueden existir, el trabajo más aburrido del mundo. Subir una pesada piedra por la ladera de una montaña de gran pendiente. Y, en el momento en el que estuviese a punto de llegar a la cima, la gran roca rodaría de nuevo hacia el valle, para que nuevamente tuviese que volver a subirla. Y así sucesivamente durante el resto de la eternidad.

¡Vaya, vaya, con el castigo...!

Nerea: Sí. Además lo entronco con el ensayo escrito por Albert Camus, 'El mito de Sísifo', quien le da ese nombre porque además de hablar del mito, también lo hace de la propia vida.

¿Es una filosofía que compartes?

Nerea: Sí porque a lo largo de toda la existencia, el ser humano siempre se ha preguntado qué finalidad tiene su vida. Y la filosofía de lo absurdo viene a decir que muchas de las cosas no tienen sentido, por lo que entonces muchos se preguntaban "¿qué me queda?" Sin embargo, el enfoque de Camus era distinto. Él decía que si la vida no tiene sentido le podemos dotar del sentido que nosotros queramos. Es decir, viene a decir que el sentido de la vida es vivirla.

¿Cómo trasladas toda esta teoría a una obra?

Nerea: Camus habla del momento en el que Sísifo podía tener su esplendor, que es cuando llegaba arriba, que puede relacionarse con el momento en el que los artistas acabamos la pieza que tenemos entre manos y tenemos que empezar de nuevo otra creación. En mi caso lo quería dotar de un carácter de joya, algo bonito. Entonces estoy intentando hacer una montaña con piedras preciosas y aún no sé si colocaré una piedra o no... Y lo acompaño de la boca de una persona, porque nosotros somos lo que decimos que somos. Ando aún investigando cómo hacerlo.

¿En dónde encuentras la inspiración a la hora de crear?

Nerea: Pues en realidad más que tratar de resolver preguntas, me las planteo. Investigo mucho sobre filosofía, mitología... y trato de expresarlo todo a través del arte. No me considero para nada una profeta que tiene que decir cómo pensar o actuar. Me resulta más interesante generar dudas, pues tampoco creo que haya una respuesta para todo.

Lucía, ¿cómo recuerdas los primeros pasos de Nerea?

Lucía García: Siempre le ha gustado pintar y creo que lo primero que pintó fueron las paredes de casa. Recuerdo se dedicaba a pintar todas las paredes de su habitación. Siempre he creído que de ahí le viene la afición por el arte (risas). Le encantaba pintarse la bata de clase, decorar todos los estuches que tenía... A todo le tenía que poner su sello.

¿Y destacáis en alguna otra faceta artística?

Nerea: Sí. Yo he estado estudiando Flauta Travesera en la Escuela de Música de Amurrio, pero quien destaca en el campo musical es mi ama.

Lucía: Yo tengo los estudios de Acordeón y de Piano. Empecé con solfeo y con ocho años les dije a mis padres que quería dedicarme a la música. Me quedé en séptimo de Piano porque compaginaba mis estudios musicales con la carrera de Derecho y justo ocurrieron las inundaciones del año 83 y me había quedado un examen parcial de Derecho y además me tenía que examinar de piano, pero estaba todo cortado, así que era o una cosa o la otra y esas circunstancias me llevaron a dejarlo. Toda mi vida laboral me he dedicado al Derecho, pero siempre me ha gustado la música y me considero una melómana.

Nerea: Hemos tocado juntas el piano a cuatro manos. Recuerdo cuando interpretamos la banda sonora de 'La lista de Schindler'. Ella toca la parte difícil y yo la fácil (ríe).

¿Discutís mucho?

Lucía: En eso no, igual en otras cosas sí (ríen). Por ejemplo, nos gusta viajar bastante, y en todos los sitios en los que hemos ido nos pateamos los museos a tope. De todo saca y es muy curiosa. Cuando vamos a ver arte, yo sé que de arte moderno entiende más ella. A mí, en cambio, me lo tiene que explicar.

Nerea: En la Tate, en Londres, flipé. En cambio, mi ama me decía que nos marchásemos (risas). Hasta el punto de que cuando estuvimos en París, en el Centro Nacional de Arte y Cultura Georges Pompidou, directamente no vino y se fue a ver un museo de armería. (Descubre cinco de los museos más famosos del mundo y adéntrate en el Museo de la Evolución Humana de Burgos, en las páginas 14 y 15).

¿Cuál es vuestra pinacoteca favorita?

Nerea: Pues yo me quedaría con cualquiera de Roma. Y cuando fui a Colombia con Nando, mi novio, me gustó que no hay museos como los hay en Occidente. Fuimos a San Agustín, al sur de Colombia, a ver un parque donde había estado Jorge Oteiza y del que luego hablaría en su libro 'La interpretación estética de la escultura megalítica americana'. Él decía que él no visitaba Colombia como hacían aquellos antropólogos 'cuenta-dedos', sino que su objetivo era conocer las esculturas y abrazarlas. La pena es que me llevé una gran decepción cuando estuve allí, porque ya lo habían convertido en un parque turístico. Pero gracias a Nando cogimos unos caballos y nos fuimos a hacer una ruta en busca de las esculturas en los lugares originales, como el Alto de los Ídolos, la zona de Ignus o el Estrecho de Magdalena. (Tras las huellas de Oteiza en los Andes colombianos, en las páginas 20 y 21).

¿Os gusta viajar?

Nerea: Pues llevamos tiempo que por el covid estamos haciendo sólo turismo por todo el Estado. El año pasado estuvimos en Soria y me ha encantado. Era una gran desconocida para mí.

¿Qué planes hacéis en familia?

Lucía: Nos gusta mucho ir al pueblo de mi familia materna, que se llama Fontioso, en Burgos. Nos gusta mucho reunirnos allí porque es un sitio muy tranquilo y la casa es grande, así que nos permite convivir nosotros y también llevar amigos. Y también hacemos las reuniones familiares en Aloria, el pueblo donde sigue viviendo mi suegra, que el 26 de enero cumplió 92 años. Eso sí, desde la pandemia nos cuesta más juntarnos...

¿Y quién es esta perra que está aquí tan tranquila mientras hacemos la entrevista?

Nerea: Es Daga. Lleva con nosotros diez meses. Mi pareja y yo la adoptamos porque él no quería tener ningún animal en casa, pero yo me encapriché de que quería un perro pequeño y me puse muy cabezota, así que fuimos a una perrera y según vimos a Daga, Nando la puso a prueba. Es de tamaño grande, pero estamos encantados y es la mejor decisión que pudimos tomar. Es muy buena, se porta súper bien, me defiende y disfruta mucho en el monte.

¡Por qué le pusisteis el nombre de Daga?

Nerea: El nombre se lo pusimos los dos, pero en realidad es Daga Diana porque como Nando es de Colombia allí es típico poner nombres compuestos (risas). Diana por la mitología de Diana de Versalles, conocida también como Diana la Cazadora. Y Daga por unas piezas que en ese momento estaba haciendo y tenían forma de daga. Eran piezas que por una parte eran bonitas pero por el otro servían para atacar.

¿Y qué hay de la lectura? ¿Os consideráis buenas lectoras?

Nerea: Siempre que vamos a algún nuevo destino, mi madre me habla de algún músico, artista o escritor relacionado con ese lugar. A mí por ejemplo me encanta ir a la playa Pita o a Burgo de Osma. Pero como nos acabáis de preguntar por libros pues, en relación con el Museo de la Evolución de Burgos, precisamente, voy a recomendar un libro de José Luis Arsuaga, el paleontólogo, junto al periodista Juan José Millás, que se titula 'La vida contada por un sapiens a un neandertal'. (Juan José Millás y Juan Luis Arsuaga nos demuestran que no somos nada, en la página 16).

Lucía: La última vez que estuvimos en Soria fue en 'la Noche de las ánimas', el 1 de noviembre, a orillas del Duero. Hacen una representación teatral de 'El monte de las ánimas', que es una de las rimas y leyendas de Bécquer y tiene un encanto especial.

Nerea: Yo estoy enamorada de Soria, aunque a decir verdad me gustan todos los sitios a los que voy y sólo pido que no haga mucho frío (risas).

Tu pareja, Nando, es de Colombia, ¿cómo lleva el clima de Euskadi?

Nerea: Pues es curioso, pero aguanta mucho mejor el frío que yo. Dice que le gusta mucho Bilbao porque le parece que todo está muy ordenado, pero a mí me gusta justo lo contrario. Estuve de Erasmus en Roma en el curso 2014-15 y me encantó porque era una ciudad caótica.

Eres natural de Laudio, pero llevas ya mucho tiempo en Bilbao.

Nerea: Sí. Me vine de Vitoria-Gasteiz en 2015 y me metí en un Máster mientras desarrollaba mi beca en Bilbao Arte. Durante un año estuve trabajando en un centro de producción artística y estuve un año de artista residente allí. Después me surgió la oportunidad de trabajar en el Museo Bellas Artes y los estuve compaginando con Box Art y así, poco a poco, podemos decir que me afinqué aquí en Bilbao La Vieja. (Descubre la historia del Museo de Bellas Artes de Bilbao y su proyecto de ampliación, en la página 12).

¿Qué te parece esta zona tan diversa y artística?

Nerea: Es un sitio interesante porque están surgiendo muchas propuestas diferentes, pero estoy pensando en que me gustaría volver a vivir en la naturaleza. (Bilbao La Vieja, un barrio de artistas, en las páginas 10 y 11).

Lucía: Es normal que eche de menos eso, pero Bilbao te da más oportunidades.

Nerea: Para mí lo ideal sería tener dos casas. ¡Por pedir...! Una aquí y otra en el pueblo (ríen).

Lucía: En la casa familiar de Fontioso, Nerea tiene el estudio y lleva toda su producción.

Nerea: Sí. El desván de la casa está lleno de mis obras (sonríe).

Lucía: Le dimos carta blanca.

Nerea: Es que es un espacio muy bueno para crear.

Volviendo a la música... Si coincidís las dos juntas en casa, ¿qué música pondríais?

Lucía: Yo, por ejemplo, pondría música clásica o una canción melódica. También me gusta mucho la música en euskera. He estudiado euskera de mayor porque me encantaba. Me parece que suena distinto. Me gusta mucho Mikel Laboa y también Gatibu. ¡Para subirse la moral hay que ponerse Gatibu! Y luego me gusta mucho el 'Réquiem' de Mozart. Me parece que es su obra suprema en un momento de conexión con la muerte.

Nerea: Y no podemos olvidarnos de citar a Ara Malikian. Fuimos a verle a un concierto y fue brutal. (El violinista Ara Malikian, de refugiado a llenar estadios, en la página 18).

Lucía: Sí, porque además es todo un 'showman'. La orquesta empieza con el 'Réquiem' y luego él sigue con rock duro. Y además cuenta su vida. Es un relato muy duro, pero lo cuenta de una manera tan especial que terminas riendo.

¿Cuál es vuestra película favorita?

Lucía: Mi película favorita es 'Leyendas de pasión', con Brad Pitt. Tal vez estaba en su mejor momento. La banda sonora es impresionante y Nerea saber tocarla con el piano.

Nerea: No, en su mejor momento estaba en 'El club de la lucha' (risas). Yo os recomiendo una película, que se titula 'Cerezos en flor'. Te hace pensar porque habla del tema de la muerte y de un viaje interior muy espiritual.

¿Y si tuvieseis que recomendarnos una serie? ¿Cuál elegiríais?

Lucía: Todas las que sean históricas y del Imperio Romano me gustan. Recomiendo 'Versalles', que es con la que estoy ahora.

Nerea: Yo recuerdo especialmente 'Breaking Bad'. Sus planos me encantaban. Hace poco vimos la de 'Clickbait', un thriller psicológico. Y la serie de 'The Crown' me parece muy interesante. La estoy intentando ver en inglés.

Lucía: Yo voy por la cuarta temporada. Es muy interesante ver la evolución de la reina. Desde el principio, muy tierna, desde que se está haciendo hasta que se convierte en una mujer muy segura de sí misma. ('The Crown', la historia de la familia real británica, en la página 19).

¿Os gusta comer bien?

Lucía: Sí.

Nerea: Yo como de todo menos huevo frito. Sé que es algo poco habitual, pero no me gusta. Y la casquería tampoco.

Y para terminar, ¿qué menú nos recomendáis para hoy mismo?

Nerea: Magret de pato con salsa de cerezas y martini rojo, arepas con guacamole y pollo seco y tiradito de salmón. (Aprende a hacer estas recetas, en la página 21).

Lucía: Y obviamente no podemos olvidarnos de la carne de la empresa de mi marido, que es de primerísima calidad, Hermanos Apodaka.

Nerea: A la piedra está riquísima.

"Comemos mucha carne de primera calidad gracias a la empresa familiar de

mi marido, Hermanos Apodaka"

lucía garcía

abogada

Es la ama de la artista Nerea Apodaka. Ejerce como abogada en temas de extranjería en Cruz Roja. Vive en Laudio con su marido, Juan Mari, quien dirige Hermanos Apodaka, una explotación ganadera de vacas, tanto de raza pirenaica como de raza terreña. Con ellos también vive su otro hijo llamado Jon. Asegura que Nerea Apodaka es muy creativa y que ya apuntaba maneras desde que era pequeña y pintaba las paredes de su cuarto. Le gusta mucho viajar y, entre otras cosas, confiesa que su película favorita es 'Leyendas de Pasión'.

"En el tema culinario me gusta probar cosas nuevas pero no soporto los huevos fritos y tampoco como casquería"

nerea apodaka

artista

La artista laudiotarra lleva en Bilbao desde 2017. Además de artista, también es educadora y hasta hace poco más de un año ha trabajado en el Museo de Bellas Artes de Bilbao. Durante cinco años ha sido profesora de pintura y manualidades en la academia Box Art. Ahora mismo está centrada en su última obra, 'Sísifo', de la que sólo nos adelanta que tiene forma de cabeza y que está inspirada en la mitología griega. En estos momentos aprovecha para estudiar inglés y en octubre de 2022 tiene previsto comenzar el máster de profesorado.

"Estoy enamorada de Soria, aunque me enamoro de cada sitio al que voy si

no hace frío"

 

"Mi perra se llama Daga Diana. Un nombre se lo puso mi chico y el otro yo"

nerea apodaka

artista

"Las reuniones de familia las hacemos en Aloria con mi suegra, que acaba de cumplir 92 años"

 

"El 'Réquiem' de Mozart creo que es su obra suprema. Me parece que conectó con la muerte"

lucía garcía

abogada


noticias de noticiasdenavarra