KANPO LIBREAN

Sánchez y el lobo

29.05.2021 | 12:24

A inicios del mes de febrero, tras la celebración de una reunión de la Comisión Estatal de Patrimonio Natural y la Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, en adelante MITECO, publiqué el artículo titulado "La calderada de Teresa" haciendo alusión al potaje generado por la ministra Teresa Ribera con la propuesta de introducir el lobo en el Listado de Especies Silvestre en Régimen de Protección Especial (LESPRE).

Dicen que en política, muchas veces, las formas son tan importantes o más que los contenidos y creo que es casi unánime la valoración sobre las formas utilizadas e impulsadas por el propio Ministerio cuando, se convocó dicha Comisión sin haber hecho el trabajo de cocina que estos temas tan conflictivos requieren, sin haber consensuado nada con las comunidades autónomas principalmente afectadas por la población de lobo y finalmente, forzando la máquina, con empates incluidos, en la votación final de dicha Comisión.

Las formas, mejor dicho, las malas formas ministeriales y la soberbia de su titular que ningunea a todo Dios, incluso a su compañero de Gobierno, el ministro de Agricultura Luis Planas ha soliviantado a todos los afectados y tal es así, que Teresa Ribera, con el respaldo de Sánchez, ha logrado lo más difícil, concitar acuerdos y consensos entre gobiernos autonómicos y organizaciones profesionales agrarias de todo tipo de color sociopolítico.

Los gobiernos autonómicos principalmente afectados como Castilla-León (PP), Asturias (PSOE), Galicia (PP) y Cantabria (PRC), acompañados de otras 6 comunidades, en total 10 de 17, han hecho piña y trabajado magníficamente en favor de su sector ganadero y de un equilibrio medioambiental en sus territorios. Algo similar podríamos decir del trabajo conjunto desempeñado por las organizaciones agrarias que han dejado de lado cuestiones menores para centrarse en un asunto tan crucial para la supervivencia del sector extensivo como es, la cuestión del lobo.

Todos, organizaciones agrarias, comunidades autónomas y organismos como los colegios de ingenieros de montes, agrícolas y veterinarios, han denunciado conjuntamente la actitud del Ministerio que estos últimos meses, viene jugando, cuándo no riéndose, de todos los actores concernidos al decir una cosa, la contraria y medias verdades, con tal de marear a la gente y crear un ambiente de incertidumbre, donde los agentes ya no saben a qué atenerse.

El cabreo es generalizado y la bronca tal, que los responsables ministeriales les garantizan que paralizarán la tramitación. Ahora bien, un día se les dice que, no se avanzará en una nueva estrategia hasta valorar la vigente y que no se impulsará la orden de inscribir el lobo en el LESPRE, lo que provoca la alegría de los ganaderos. Al día siguiente, la alegría de los ganaderos se torna en tristeza de los conservacionistas y tras una eficaz llamada a la ministra, el portavoz ministerial se desdice que aquello de empezar de cera, ¡rien de rien! y para colmo, se publica el borrador de Orden. Nuevamente, tristeza en el sector ganadero.

Como decía, quitando a los conservacionistas, la unanimidad es absoluta y las reacciones, además de las ya efectuadas, no se han hecho esperar y así, mientras la Plataforma en defensa de la gestión del Lobo convoca a una concentración el próximo 9 de junio, gobiernos y organizaciones analizan acudir a los tribunales.

De salir adelante lo planteado por el Ministerio y conservacionistas, se prohibirá la caza del lobo en todo el Estado español y, en consecuencia, los territorios colindantes con las principales comunidades loberas (Castilla-León, Cantabria, Asturias y Galicia) sufrirán las consecuencias de una expansión del lobo tras el previsible aumento de su población.

Por todo ello, es compresible el malestar y temor generado entre los ganaderos de dichas comunidades colindantes y así se entiende, en nuestro caso, el vasco, el trabajo de UAGA en el
Ámbito de las Juntas Generales de Araba o la moción impulsada conjuntamente por ENBA y EHNE en todos los ayuntamientos de Gipuzkoa.

Por cierto, una moción que está saliendo adelante en muchos ayuntamientos con el apoyo explícito de EAJ-PNV ante la incomprensible postura abstencionista de EHBILDU. Incomprensible para mí y para los baserritarras, aunque comprensible y lógica para aquel que casi todo lo hace en base a cálculos electorales.

noticias de noticiasdenavarra