Noticias asombrosas (y malas)

Estamos aturdidos por el cansancio y la repetición de noticias que no son solo malas: uno a uno, revisados un par de veces, hay muchos hechos o informaciones que deberían de ser auténticos escándalos

04.06.2021 | 08:51
María Dolores de Cospedal sale del Congreso de los Diputados tras declarar por la 'kitchen'

¡Cómo que mil millones!

Ya sé que la de las eléctricas es la mayor estafa permitida que conocemos, pero no salgo de mi asombro ante esta noticia de La Vanguardia: "El Consejo de Ministros acordó iniciar la tramitación del anteproyecto de ley para reducir los llamados beneficios caídos del cielo (windfall profits) de las nucleares y las hidráulicas, lo que supondrá un recorte de unos 1.000 millones de euros en la retribución que reciben las eléctricas". ¿Cómo que mil millones? ¿Cómo que "caídos del cielo"? Se trata de beneficios que las compañías obtienen gracias a abaratamientos que nunca llegan al consumidor.

Y ahora, las gasolineras

Ya sé que el gobierno español poco puede hacer por el precio del petróleo, pero en la pieza de El Independiente sobre lo mucho que nos va a costar llenar el depósito este verano recuerdan que el 50% de lo que abonamos son impuestos (y cuanto más suba el barril de petróleo, más gana el Estado), y ponen de manifiesto la desviación entre el precio por litro que fija el Boletín Petrolero de la Unión Europea para España y lo que realmente pagamos (hasta 10 céntimos por litro). Y en estos elementos, como en la imputación de los costes fijos al cliente final, sí puede hacer algo el gobierno más progresista de la historia de España.

Una guerra interna muy elocuente

En la imputación de Cospedal y su marido, López del Hierro, hay mucha más tela que cortar que la del hecho noticioso aislado: el espionaje a Bárcenas buscaba acabar con las opciones del extesorero de llevarse por delante a quien quisiera detener el sistema de sobresueldos del PP y lo que se le quedaba entre las uñas. Pero la que fuera secretaria general de ese partido combatió la corrupción sistémica con otra añadida. Es decir: no solo es el hecho, es el motivo y es lo que subyace. Lo que sucedía era injustificable, tanto que Cospedal quiso detenerlo y acabó agravando el problema porque en el PP lo ilícito parecía el hábito.

Como siempre, Rato

No es un hecho aislado ni es una casualidad que Cospedal quisiera hacer una voladura controlada de lo de Bárcenas y acabara estallándole en la cara porque acabó usando, supuestamente, métodos ilícitos que parecían normalizados en el PP de la Gürtel y un ya habitual de los paseíllos, Rodrigo Rato, al que la fiscalía reclama 65 millones de euros y hasta 70 años de cárcel "por presuntos delitos contra la Hacienda Pública, blanqueo y corrupción entre particulares" (República.com). ¿A qué estaban acostumbrados? ¿De dónde emanaba esa sensación de impunidad? ¿Cuánta ambición por el dinero habitaba en el PP?

Ni un muerto más

80.000 personas han fallecido ya por el coronavirus solo en España. 80.000 personas en poco más de un año de pandemia. Y nosotros preocupados por si podremos pasar a Cantabria este fin de semana y si podremos sentarnos seis a cenar en un restaurante de una vez. 80.000 personas no pueden tener esas preocupaciones porque ya no están. Y ojo, que no fallecen ahora los de las residencias, que esos llevan tiempo inmunizados: cada nueva cifra de muertos implica a personas más jóvenes. 80.000, y la discusión ahora es si podremos bailar en las discotecas. 80.000 personas muertas y nos da igual. Somos unas alimañas.

noticias de noticiasdenavarra