Fragmentación y utilidad del voto en Barañáin

09.02.2020 | 10:34

En puertas de una nueva cita electoral, es interesante analizar las diferentes posibilidades de voto, en este caso, al Ayuntamiento de Barañáin. Tras décadas de gobiernos municipales donde el peso casi hegemónico de la gestión ha correspondido a UPN y PSN, hemos visto cómo durante esta última legislatura varias fuerzas políticas llegaron a un acuerdo que ha traído aires diferentes a Barañáin. Dejo para cada persona el balance o la valoración del trabajo realizado. Es evidente que, depende del prisma político que se realice, la opinión será una u otra. Si nos centramos en las elecciones municipales a celebrarse el 26 de mayo, en Barañáin son 7 las fuerzas políticas que presentan candidatura: Navarra Suma, EH Bildu, Geroa Bai, PSN, Podemos, Izquierda Unida y Batzarre. Hay que recordar que en épocas anteriores Barañáin llegó a ser uno de los municipios más atomizados del Estado, con 9 grupos representados en el Ayuntamiento. Por lo tanto, la actual convocatoria, con siete candidaturas en liza, no es una novedad para este municipio. Ahora bien, es paradójico que cuando las derechas se agrupan en pos de una rentabilidad electoral, vemos cómo otros espacios políticos han apostado por la fragmentación del voto. Absolutamente legítimo, ya veremos si resulta útil para los intereses que defienden. Está claro que las alternativas de gobierno en Barañáin de cara a esta nueva legislatura son limitadas. O vuelve la gestión de derechas encabezada por Navarra Suma, o logra continuidad el esquema que en la finalizada legislatura ha gobernado bajo el denominado cambio. Es precisamente en este último espacio donde conceptos como el de la fragmentación o la utilidad del voto serán decisivos. Si algo decantará la balanza es que todos los votos que quieran avanzar y profundizar en el cambio sea a opciones que están en condiciones de asegurar su representación y, sobre todo, de superar al PSN. Si la papeleta depositada no se plasma en alguna concejalía, aumentará exponencialmente el voto del bloque de la derecha. Importante reflexión que deberá tenerse en cuenta el próximo 26 de mayo.