la carta del día

Apoyo al programa de coeducación Skolae

09.02.2020 | 16:21

El pasado 14 de junio diez personas, cinco expertas en temas de Igualdad y Educación que participaron en el diseño del programa Skolae, y cinco tutoras de este programa, fueron llamadas a declarar en el proceso judicial abierto por la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Navarra a raíz de sendas demandas interpuestas por una familia del colegio San Cernin y la asociación Concapa (Confederación Católica de Apymas de Navarra).

Ante esta situación, como personal investigador experto en diferentes áreas de las Ciencias de la Educación, que imparte su docencia en los Grados de Maestro en Educación Infantil y Primaria y en el Máster Universitario en Profesorado de Educación Secundaria, queremos manifestar nuestro apoyo al programa de coeducación Skolae y a las personas que lo han diseñado y desarrollado. Este programa se sustenta en resultados de investigaciones del ámbito de las Ciencias Humanas y Sociales y ha sido desarrollado por especialistas de reconocido prestigio. Defiende la idea, que compartimos, de que la escuela debe de ser una institución que garantice el acceso al conocimiento y el desarrollo en igualdad de oportunidades a toda la población, sin menoscabo de la importancia de las familias en la educación de niños y niñas.

La educación es una herramienta imprescindible si queremos avanzar hacia una sociedad más igualitaria que respete a las personas tal y como son y que permita desarrollarse en plenitud tanto a mujeres como a hombres.

Asimismo, queremos mostrar nuestra preocupación por la judicialización del trabajo de nuestras colegas, riguroso y comprometido con una sociedad más justa, cuyo fruto es un programa educativo pionero, reconocido en diversos foros académicos, y que ha sido nominado por la Unesco al Premio de Educación de las Niñas y las Mujeres.

Por último, nos comprometemos a educar a nuestro alumnado, el futuro profesorado de Educación Infantil, Primaria y Secundaria, para que sea capaz de trabajar en los centros escolares en pro del conocimiento, la libertad y la capacidad de decidir sobre el futuro sin condicionantes de género, aprendiendo a identificar las desigualdades, a luchar contra ellas y a ejercer el derecho a la igualdad. Seguiremos trabajando para que la escuela sea un espacio que permita avanzar hacia una sociedad sin violencia y más igualitaria.

Firman este escrito: Amaia Arriaga, Maite López, María Napal, Irantzu Uriz, Camino Bueno, Magdalena Romera, Lander Calvelhe, Julia Ibarra, Aitzol Lasa Oyarbide, Lohitzune Zuloaga Lojo, Betisa Ojanguren, Mónica Aznárez Mauleón, Hanne Roothooft, Raúl Cacho Fernández, Isabel Sánchez Gil, Gemma Piérola Narvarte, Jaione Apalategi Begiristain, Carlos Vilches Plaza, Ana Isabel Lobeiras Oscariz, Itziar Irazabal, Haritz Iribas Pardo, Itziar Perez de Ciriza Macaya, Olatz Muñoz Arrieta, Araitz Urbeltz Munuce, Edurne Jabat Torres, Villar Arellano, Jorge Cervantes Ibáñez, Igor Saenz Abarzuza, Imanol Aguirre Arriaga, Iraide Ongay Rodríguez, Elorri Arcocha, Carlos Astrain Goñi, Amaia Iraizoz Cia, Jaione Abaurrea Larrayoz, Izaskun Villarreal, Mark Beyebach, Alfonso Arteaga, Ana Laucirica Larrinaga, Edurne Goñi, Arantxa Agirreurreta, Santiago Martínez, Juan Karlos Lopez-Mugartza, Paula Kasares