Lenguaje respetuoso

26.01.2020 | 06:17

Cuando se aproximan las diferentes vueltas al cole que se dan a lo largo del año, septiembre, enero o postSemana Santa procuro poner mayor cuidado en el lenguaje que usaré en la escuela para con los niños/as, dado que captan todo y pongo interés en transmitirlo a través del humor, el amor y el respeto.

Recientemente, y aunque no quiero generalizar, quizá en este caso concreto se debiera a la influencia del reggaeton que a menudo escuchaba esa persona, recibí del mismo niño dos contestaciones directas en mi relación docente-discente. Insisto que es a través del correcto uso del lenguaje como, en parte, se hacen conscientes y responsables de qué y a quién se dirigen, además de cómo y qué significado tienen sus palabras.

Con nueve años, me espetó un audible y claro: ¡qué pringao! Hace un par de semanas, me llamó pendejo. Soy consciente de que no me lo dijo a malas y que no sabía realmente cuál era el significado de sus vocablos. Me lo vio en la cara y en los comentarios de sus compañeros/as de aula.

Por otra parte, un compañero de aula recibió: pasmarote. Casualmente en juegos para ordenar alfabéticamente caí en la cuenta que era una triada que comenzaba por P y a partir de aquella letra, nombré mentalmente todos los desprecios o feos posibles que podemos usar a la ligera. No he probado con otras letras y puede que no le den mayor importancia, pero puestos a cuidar el lenguaje? abundante retahíla me salió para tener el mismo inicio: papanatas, pelatigres, pelagatos, pelele, pinche, perroflauta, pinchauvas, pintamonas, pamplina, puto, puta, putero, putón, pellejo, piltrafa, puerco/a, penco/a, pánfilo/a, pichabrava, pichacorta, pesado/a, patán, potolo, pueblarraco, pueblerino/a, panoli, polla, pito, picha, pilila (estas últimas cuatro salieron también en clase como sinónimos del órgano genital masculino antes de que saliera pene), pocheta, potorro, patera, pastel, pajero, pastillero/a, pírrico, perra/o, peste, pufo, pelanas? y más que saldrían si pensáramos.

Riqueza y variedad de vocabulario sí. Respeto y educación: básico. Por favor.

Más información