Agradecimiento

19.03.2020 | 02:02

Quiero agradecer a cada una de las personas que día a día estáis trabajando en los supermercados, abasteciéndonos de todos los productos que necesitamos. La mayoría sois mujeres, con unos convenios laborales que se caracterizan por sueldo bajos, que rondan los 1.000 € por jornadas completas; con horas de trabajo en cómputo anual muy elevadas respecto a la media de otras profesiones; con horarios que dificultan la conciliación familiar y personal, trabajos sin reconocimiento social. Pero hoy, ayer y mañana, estáis ahí. No tenéis códigos deontológicos en los que se hable de vuestra profesión en relación a la ayuda a prestar al resto de la población, a vosotras no os ponen medallas reconociendo los méritos prestados, ni os convierten en heroínas por trabajar codo a codo con las personas que pueden tener el coranavirus€ Gracias.En mi opinión podría ser una medida, que socialmente apoyaríamos y aceptaríamos, el que los supermercados tuvieran un horario limitado de atención al público. Por ejemplo, un par de horas a la mañana y lo mismo por la tarde de lunes a viernes. Nos adaptaríamos. Con ello se podría conseguir una reducción de horas de exposición de estas y estos trabajadores ante la pandemia que tenemos. ¿Es mucho pedir? Desconozco el trabajo que los sindicatos puedan están realizando al respecto. Recordar que una de sus principales funciones es el de la protección, en todos los sentidos, a los y las trabajadoras. Viendo cómo día a día los supermercados siguen abriendo sus puertas como si no pasara nada, e incluso parte del personal tiene que aumentar su jornada de trabajo para poder compensar este desmesurado e irracional consumo que estamos haciendo, me entran dudas sobre si alguien está pensando en la protección a este sector. Garantizar unas condiciones laborales donde se extremen las medidas de seguridad es un derecho del personal y una obligación de patronal, sindicatos y gobiernos. Volver a reiterar mi reconocimiento a todas estas trabajadoras y trabajadores que están día a día dándonos su servicio a costa del peligro que conlleva a su salud y, por extensión, a sus familias (menores, personas dependientes...).Nota: hacer extensivas las gracias al personal del resto de servicios que permanecen abiertos estos días para atendernos.