la carta del día

Maternidad, escuelas infantiles y COVID

28.04.2020 | 00:54

el 15 de diciembre nació Malen. Perfecta, como dice su abuelo. Teta, pañales, puerperio, hormonas€ ¡Poco a poco! No vuelvo hasta septiembre. Septiembre€ ¡pereza máxima! Al lado de casa está Izartegi, escuela infantil del Ayuntamiento de Pamplona; pública y en euskera con muy buenas referencias. ¡Perfecto!

Lo de las escuelas infantiles no va a ser tan fácil. Después de la sentencia€ ¡Para, para! ¿Qué sentencia? Investiguemos€

En 2016 dos de las 19 escuelas infantiles del Ayuntamiento de Pamplona eran en euskera. Insuficientes. El Ayuntamiento decidió aumentar ese número a cuatro para lo que se trasladaron familias de centro. Según parece, el cambio no se hizo de la mejor forma y hubo fallo de procedimiento. Eso entiendo yo en la sentencia. ¿Solución? Un arreglo entre las partes. El Ayuntamiento de Pamplona y las familias implicadas acuerdan en 2020 revertir las plazas que se ofertan en euskera a las de 2016. Y se dan prisa, mucha. Saliendo la sentencia en febrero tienen tiempo de cambiar la oferta para la prematriculación de marzo.

¡No entiendo nada! ¿En qué repara eso a las familias implicadas en 2016? Sus hijas e hijos ya no están en las escuelas infantiles. ¿Por qué no arreglar el papeleo e indemnizar a dichas familias?

Entiendo el enfado de las familias al ser desplazadas de centro. Lo entiendo. Afectó a sus hijos e hijas y eso es sagrado. Pero, ¿qué pasa con la mía? ¿Qué culpa tiene Malen? Ahora solo se ofertan 20 plazas en euskera para lactantes. ¿20? ¿En serio? El 15 de diciembre a las 10.13 el mío fue el cuarto parto del turno de mañana. ¿Qué pasa con Malen? Ella no tiene otro centro al que ser desplazada y ella también es sagrada. Pido para ella los mismos derechos que para el resto. Ni más ni menos.

Nada más conocer la oferta de plazas preguntamos al Ayuntamiento. "Señor Ayuntamiento, las plazas ofertadas son obviamente insuficientes, ¿puede usted, por favor, ampliar esas plazas?". No hay tiempo. La prematriculación es en marzo y es inamovible. Imposible. ¡Ejem! Haremos una encuesta para conocer la demanda real. ¿Cómo? ¿Y hasta que lleguen los resultados, qué? Por eso le pedimos: "Señor Ayuntamiento, fíjese en las matriculaciones en 3 años o ponga una pregunta en la hoja de prematriculación para saber el parecer de todas las familias usuarias de este servicio público. Lo que quiera, menos ofrecer un número de plazas que sabe de antemano que son insuficientes".

Y llegó el COVID. Y la prematriculación se pospuso. Y llegaron los datos de la encuesta. Se estima que un 22% de las familias elegirían plaza en euskera. Raro, porque la matriculación en 3 años es mayor, pero vale, démosla por buena. 20 plazas de 197 en lactantes son el 10% y la prematriculación sigue sin hacerse. Ahora que el COVID nos ha demostrado que cosas que creíamos imposibles no lo son y sabemos que las plazas ofertadas son insuficientes€ ¿Señor Ayuntamiento, por favor, puede aumentar las plazas en euskera en las escuelas infantiles para el curso 2020-2021?