Semana Europea de la Movilidad

07.10.2020 | 00:22

En principio saludar a la organización de esta semana cuyo objetivo no fue otro que el de promover medidas sostenibles de transporte. Entre las actividades recogidas en el programa se observaban temas como ¿Conoces cómo conducir tu bici?; Enseñanza de rutas culturales en bici; El transporte público urbano, etcétera. Hasta ahí bien, pero lo que se echó en falta sin duda es un tema crucial para la sostenibilidad en Tudela, como es la información sobre "¿por dónde tenemos que conducir en la ciudad?". Evidentemente que en el caso del coche, motocicletas, etcétera. Es la calzada, la carretera, como única vía de circular con sus señales, códigos y demás normas.Pero el vacío administrativo queda patente en el caso de la circulación de bicicletas, patinetes (VMP) tablas, etcétera. Si bien el desarrollo de los últimos años señala como vía exclusiva los carriles bici, estos no se encuentran al alcance de todas las poblaciones en su máxima dimensión, es decir, faltan muchos kilómetros de estos carriles o bidegorris atendiendo al color rojo con se pintan estas vías. De ahí, que en Tudela, las bicicletas y los patinetes, circulan por aceras, pasos de cebra, direcciones prohibidas, zonas peatonales, etcétera, con el riesgo que ello conlleva para el peatón de turno y para el orden que el sentido común dicta para que una ciudad como la nuestra sea más agradable y ordenada.No sé si en nuestra ciudad existe una normativa que regule esta circulación, si es así, no se aplica la misma, me refiero, en cuanto a los patinetes o vehículos de movilidad personal (VMP) y bicicletas. En Pamplona existe una ordenanza que está muy bien regulada. Tráfico prohíbe el desplazamiento de estos vehículos por aceras, zonas peatonales, limita la velocidad en función de la zona y sanciona económicamente estas infracciones.Desde estas líneas, hago un llamamiento al Ayuntamiento de Tudela para que regule este asunto de una vez. La sostenibilidad también pasa por aplicación del orden circulatorio pero para ello, la enseñanza y las campañas informativas son herramientas útiles e imprescindibles de acometer en este caso.