la carta del día

¿Cuántos confinamientos más en la clase de nuestros hijos e hijas?

18.02.2021 | 23:45
Vista de un aula vacía

Martes 2 de febrero. Nos comunican desde la escuela de nuestros hijos e hijas la existencia de un nuevo positivo en covid en el aula y por lo tanto el confinamiento preventivo de toda la clase. Y ya van 3 este curso.

Esta es la sintonía que hemos sufridos los padres y madres de 5F del Colegio Público Ezkaba durante lo que llevamos de curso, y eso que ¡solo llevamos la mitad del mismo! Es por esta razón por la que nos hemos decidido a levantar la mano para que las autoridades sanitarias nos oigan. Es cierto que vivimos una pandemia mundial que no tiene precedentes y que somos conscientes de la difícil papeleta que supone contener este maldito virus, que requiere hacer un esfuerzo de todos los agentes que conformamos esta sociedad, pero queremos llamar la atención en un aspecto que nos está afectando y suponemos que también lo han podido sufrir otros grupos de padres y madres, como son los confinamientos de las clases por decreto. Está demostrado estadísticamente el bajo índice de contagios en el ámbito escolar (sobre todo, en lo que respecta al ámbito de las clases en las que están usando mascarilla en todo momento). Por esta razón no tiene sentido confinar a todo el alumnado del aula "por si acaso" como medida preventiva. Este aislamiento está provocando un perjuicio totalmente descompensado en la conciliación familiar, en el aspecto psicológico/emocional del alumnado y también en el académico, ya que en puertas de la ESO el alumnado no se puede permitir perder una y otra vez el ritmo de aprendizaje tan necesario para afrontar la nueva etapa que les toca. Resaltar que, además, según las cifras dadas desde el Departamento de Salud, en el profesorado no se considera que la transmisión haya ocurrido en el ámbito laboral, sino que la exposición ha ocurrido en otros ámbitos, y que en las etapas de infantil y primaria las cifras de casos son mucho más bajas que en ciclos superiores donde no hay confinamiento general de la clase, sino que se estudian los contactos verdaderamente estrechos de los positivos.

En nuestro caso llevamos 3 confinamientos de clase y en ninguno de ellos ha habido un caso de contagio entre los contactos estrechos. Son tres duros confinamientos en los que vemos que la salud física y mental de nuestros hijos e hijas se resiente. Al principio, en el primer confinamiento se lo tomaban como una experiencia nueva, eso de dar clase con el ordenador y ver a su profesor y a sus compañeros y compañeras en la pantalla, pero el segundo y este tercero les ha caído como una puñalada directa a esos corazoncitos que deben madurar a golpe de realidad.

Desde este grupo de madres y padres, solicitamos encarecidamente a quien corresponda dentro del Departamento de Salud del Gobierno de Navarra que:

1. Adapten el protocolo y retomen la idea que plantearon al iniciar el curso académico de no confinar a las clases de Primaria (al igual que se hacen en ciclos superiores), ya que para eso se han implantado los planes de contingencia en los centros en los que la distancia social, uso de mascarilla, lavado de manos y establecimiento de grupos burbuja son pilares esenciales para evitar contagios y propagación del virus y que efectivamente están consiguiendo.

2. Valoren en la etapa de Educación Primaria cada caso antes de ordenar por defecto y por si acaso, el establecimiento de un nuevo confinamiento del aula entera. Pedimos que tal y como han flexibilizado las normas y protocolos en otros ámbitos de la sociedad en función de las cifras de contagios y de fallecidos diarios, adapten los criterios en el ámbito escolar para que afecte lo menos posible a la salud mental del alumnado, familias y profesorado.

Solo pedimos a las autoridades que recapaciten, con los datos de contagios en las aulas que manejan, sobre si los confinamientos de aulas completas en Primaria están cumpliendo hoy día la función de evitar contagios o, simplemente se están manteniendo por no tomarse la molestia de cambiar los protocolos correspondientes.

Por último, queremos agradecer la labor del Colegio Público Ezkaba y especialmente al tutor de nuestros hijos e hijas, por la tremenda labor realizada.

Firman esta carta: Alicia Pino Arozarena, Idoia Lorea González, Koldo Iriarte Obanos, Amaia Urrizola Florez, Puli Méndez Senero, Sandra Villanueva Esain, Carlos Ustáriz Seminario, Jaione Aizagar Gamez, Elena Tapiz Medina y otras madres y padres de 5F del C.P. Ezkaba I.P.