Café bebido

Yo ‘Txist-jazz,Yeah!’

09.02.2020 | 05:21

La verdad es que con este trajín de las vacaciones no he tenido ni tiempo de ver los carteles finalistas de San Fermín, por eso agradezco infinitamente a UPN y Maite Esporrín el melodrama que han montado en torno a uno de ellos. Así, aún sin verlos, ya he tenido claro a quién votar y ya lo he hecho. Un quehacer menos. Y además es un cartel muy interesante que rezuma alegría, con dos mujeres diferentes disfrutando de la fiesta por igual y sin alusión a los dichosos toros y la procesión del santo morenico. Lo siento por ese otro cartel tributo a la obra de Banksy que se autodestruyó en Sotheby's, que también está muy bien. Hay que ver cómo les cuesta a algunos entender que hay vida más allá de la política, y que el ir en determinadas listas electorales no te invalida para todo lo demás. Verónica Ferreira figura en la lista de Bildu al Congreso de los Diputados, lo cierto es que sin demasiadas opciones a obtener puesto, pero es también muchas otras cosas como txistulari de la Comparsa desde mucho antes de que existiera Bildu o profesora de inglés. Su compañera de cartel es Fátima Djarra, otra vecina de Pamplona, activista incansable contra la ablación genital femenina y mediadora de Médicos del Mundo. A las dos las conozco y las admiro. En cualquier caso querer hacernos creer que ha habido una mano negra detrás del proceso de selección de los carteles, me parece ya muy peliculero. Esta especie de polémica me parece tan insustancial como la de la pasarela del Labrit. Otro fuego fatuo para desviar la atención de lo que realmente está en juego en estas elecciones que es, ni más ni menos, que la defensa del autogobierno de Navarra y la bajada de pantalones de UPN a cuenta de un puñado de votos.