Editorial

Patentes y vacunas

07.05.2021 | 01:15
Una enfermera prepara una dosis de la vacuna contra la Covid-19.

La Unión Europea se ve forzada a debatir sobre la liberalización de las patentes de vacunas tras el respaldo de Estados Unidos, una oportunidad para lograr inmunizar a toda la población que llega con una India asolada

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea iniciarán hoy el debate sobre la propuesta de suspender temporalmente las patentes de las vacunas desarrolladas contra el coronavirus. Análisis que los Veintisiete afrontan con muchas reservas pero al que se ven obligados después del anuncio del presidente estadounidense, Joe Biden, de apoyar liberalizar la producción de sueros mientras dure la pandemia. De entrada Francia respalda la suspensión de patentes y Alemania se muestra "abierta" a su discusión. Esperemos que el tema no se eternice por las presiones de las farmacéuticas, muchas radicadas en Europa, y, en este sentido, nuestro país puede resultar clave para avanzar en un escenario más esperanzador en países subdesarrollados. Un mercado en manos privadas que no evitó el retraso en la llegada de vacunas a Europa, cuyas empresas priorizaron a los países que mejor pujaron, y que llegó tarde en el control de las exportaciones de las empresas farmacéuticas que han encontrado una mina en esta pandemia. Después de conocerse los estragos que está ocasionando el virus en países como la India da la impresión de que la comunidad occidental se pone la pilas. Y descubre que sólo un 0,3% de los 1.100 millones de dosis administradas en el planeta se han inoculado en países de bajos ingresos. Una postura en cualquier caso también egoísta para evitar que el virus retorne, mutado, tras su paso por comunidades pobres. El exdirector del Programa de Medicamentos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el colombiano Germán Velásquez, afirmaba ayer que si se liberan las patentes de las vacunas contra la covid, "en un año se podría inmunizar a toda la población mundial". Pero si sigue como ahora puede durar 3 o 4 años. Si el resto del mundo no está vacunado, aunque EEUU y la UE lo estén, no estarán seguros", advirtió. Una buena noticia también para África que ha visto mermado el suministro de vacunas desde la India a causa del empeoramiento de la situación sanitaria en este país.

También el Parlamento foral con la abstención de Navarra Suma ha respaldado una declaración en la que pide al Gobierno del Estado un posicionamiento claro. La UE debería dejar de defender los intereses de las grandes farmacéuticas y apostar por una solución que defienda el interés general. Una postura que además llega en un momento oportuno para Europa en el que la vacunación se ha acelerado y se espera que para verano toda la población adulta pueda estar inmunizada.

noticias de noticiasdenavarra