Editorial

El plante a Maya por gobernar en minoría

17.12.2021 | 01:13
El plante a Maya por gobernar en minoría

El alcalde de Iruña se queda solo en el Pleno tras desoir a la mayoría municipal y aprovechar la ausencia de un edil de EH Bildu para imponer una propuesta con su voto de calidad y como anticipo de las cuentas

Debería saber el alcalde de una ciudad como Iruña que no hay declaración que valga ni acuerdo que merezca la pena ganar si tu talante autoritario espanta al resto de los grupos municipales. Si te quedas solo con el grupo al que representas y pierdes tu liderazgo como máxima autoridad política de un Consistorio. Y es lo que ayer le ocurrió a Enrique Maya al escenificar que sus fobias personales están por encima de los intereses generales de la ciudadanía. Aprovechar la ausencia del concejal de EH Bildu Joxe Abaurrea, que ha renunciado al cargo tras ser condenado por un altercado con la ikurriña en el chupinazo de hace dos años, para aprobar asuntos que no han sido consensuados con el resto de fuerzas municipales. Por no hablar de que no merece la pena en absoluto aprobar una declaración en la que urges al Gobierno de Navarra a que financie el centro de servicios sociales municipal -punto séptimo del orden del día del pleno de ayer- si tienes a los socios del Ejecutivo en el banco de la oposición y no les has sabido convencer de la jugada. La declaración salió adelante con el voto de calidad del alcalde al producirse un empate a trece votos (gobierno-oposición), argudicia que fue constestada por los grupos EH Bildu, PSN y Geroa Bai abandonando el salón de plenos. Una falta de ética en la que Maya demuestra que está dispuesto a hacer valer cualquier iniciativa de su cuño por la gatera, con 13 de 27 votos. Porque lo ocurrido ayer es, además, un anticipo de lo que puede suceder el día 30, fecha en la que está prevista que someta a aprobación sus presupuestos para 2022 en clara minoría. Maya acusa a EH Bildu de generar una "cortina de humo" cuando el grueso del asunto es que hay "un señor que ha sido condenado y ha aceptado su condena". Efectivamente, si la ikurriña hubiera ondeado en el Ayuntamiento de Pamplona el 6 de julio de 2019 no hubiera ocurrido ningún incidente. Pero independientemente del asunto que motivó la dimisión de un edil lo que es inadmisible es utilizar una mayoría que no te otorgaron las urnas para imponer tu modelo de gobierno y de ciudad. Demostrando de paso inmadurez política y falta de respeto por formaciones democráticas legítimamente representadas. Actitud antidemocrática que desgasta todavía más la fragil situación de Maya que ya sabe lo que le espera si lleva el presupuesto adelante: Geroa Bai ha anunciado que promoverá una moción de censura por alterar las mayorías municipales.

noticias de noticiasdenavarra