ÚLTIMA HORA
Sánchez hará una declaración institucional sobre la pandemia a las 13.00 horas

Radiografía de este Ayuntamiento de Tudela

09.02.2020 | 10:19

Nuestra ciudad ya tuvo hace cuatro años, y vuelve a tener músculo político en lo tocante a participación de agrupaciones y partidos políticos.En lo que se destaca cada vez menos es en la apertura de esos grupos políticos a la participación ciudadana, concretamente en hacer sus listas electorales abiertas a toda persona interesada. Se vuelve a abusar del dedazo. Es curioso que algunos que abanderaban esta opción como su buque insignia, ya ni la nombran.

La Candidatura de Unidad Popular de Tudela (CUP Tudela-Tutera) es la única agrupación ciudadana que se presenta en Tudela (no es partido), y esta vez vamos a ser los únicos que siguen abanderando esta prerrogativa popular: abrir el camino a la participación ciudadana en todos los sentidos.

Con nuestras primarias abiertas cerramos una vez más un círculo basado en la coherencia con aquello que defendemos. Y esto es la tónica general, hasta ahora, de nuestro grupo, que ya no es una incógnita. En Tudela, y sobre todo en el ayuntamiento, ya se conoce nuestro trabajo, del que estamos muy satisfechos, y que nos consolida ya como una realidad política necesaria en Tudela. (Alternativa eléctrica sostenible, paralización de importar residuos de Guipuzcoa, parking de autocaravanas, etc son realidades gracias a la iniciativa de la CUP) Tudela lleva muchos años polarizada entre partidos cuya misión es sobre todo sacar rédito propio de cualquier situación, y denostar al adversario político, muchas veces sin importar si hay o no motivos. Es irónico ver como partidos como UPN-PP (Actualmente Navarra Suma junto con los antiforalistas de Ciudadanos) se arrogan el papel de buenos gestores para corregir a este gobierno del "cambio", cuando su especialidad ha sido llevarnos a la bancarrota de la que todavía ahora estamos saliendo.

Pero también es paradójico ver que el gobierno del cambio haya defraudado a tanta gente. Su gestión económica en general ha sido bastante buena, pero su gestión política ha sido bastante desastrosa (se mantiene la privatización de servicios sin reducir subcontratas, gestión nefasta de la limpieza, apenas se han disminuido puestos de libre designación, no se reivindica el desmantelamiento del polígono de tiro en la propia Junta de Bardenas, indecisión en contra de los residuos de Guipuzcoa por no afrentar al PSN, y no se apoya institucionalmente el recuerdo de Gladys).

En una radiografía rápida de esta legislatura I-Ezquerra ha resultado ser un partido muy acomplejado y anulado políticamente por el marcaje de PSN. Además no ha sabido arropar a sus concejales, tanto salientes como entrantes. Creo que es el grupo más trabajador de los tres, pero es muy poco eficaz en los resultados, ya que no se aprecia el anhelado gran cambio desde la ciudadanía. Tudela Puede (Podemos) ha sido el más claro ejemplo de lo que no debe hacer un partido. Ha acabado con tres concejales que no se hablan entre sí, uno de ellos expulsado por irregularidades, y que normalmente vota con la derecha. No ha aportado apenas ninguna iniciativa propia, y ha estado muy gris en muchos temas. Dentro del tripartito simplemente es un convidado de piedra, aritméticamente imprescindible aún, y que sale en todas las fotos. Se deja llevar, no se desgasta, pero no aporta apenas al grupo.

El PSN ha sido el gran freno de este gobierno del cambio, pero el que mejor estrategia política ha llevado de los tres, destacándose unilateralmente contra sus socios en temas importantes, y usando nuestro ayuntamiento habitualmente para castigar al Gobierno de Navarra, y así visibilizar mucho más a su concejal y parlamentario Carlos Gimeno. El votar con la derecha y su deslealtad con sus socios ha sido su seña de identidad,UPN-PP han llevado una oposición de acoso y derribo continuo, basada frecuentemente en medias verdades, o en acusaciones que cuestionan implícitamente su propia gestión anterior. Da igual arre que so, todo vale, igual que defender los fueros antes, y ahora ir con los que los amenazan. Ahora les interesan los gobiernos Frankestein con partidos antiforalistas. ¿Qué ha sido de los navarrisimos? Nos invitan a un café, pero si les dejamos nos harán pagar todas las rondas a nosotros, como siempre.

En fin, como resumen diré, que desde hace muchos años Tudela está dirigida, y en eso no ha cambiado nada, por unos partidos supeditados a directrices que vienen desde instancias superiores, y que adecúan las necesidades de Tudela a esas directrices, y no al revés. Partidos sometidos a órganos de dirección situados a muchos kms de nuestra ciudad, cuyos intereses no tienen que ver con los nuestros muy a menudo. Solo se acuerdan de nosotros en la oposición para reclamar lo que ellos no concedían en el gobierno (gratuidad AP-15; canal de Navarra; mayor gasto sanitario y educativo; etc) Por todo lo anterior, la CUP es distinta, no somos partido, sólo nos debemos a nuestra asamblea abierta y pública, y sólo existimos en Tudela, único ámbito territorial de nuestro ciudadanía, y al que exclusivamente dirigimos nuestro esfuerzo.

El autor es ex-concejal de CUP de Tudela-Tutera, y ahora tercero en la candidatura