MENA; todos a una

10.02.2020 | 03:00

la vuelta al curso escolar de este septiembre tiene grandes novedades. Ya antes del verano se conocían la mayoría de ellas. Incremento del esfuerzo de la Administración para la extensión del primer ciclo de infantil, de 0 a 3 años. Generosa, en exceso como se ha visto en algunas especialidades, oferta de plazas en las Oposiciones de Maestros. Nuevas construcciones y creación de IESO públicos. Incremento notable de la oferta de FP. Aumento de titulaciones de grado en las universidades presenciales, con la singularidad de Medicina y Psicología, en la UPNA, largamente deseadas. Y otras que no cito.

Todas esas novedades responden a una demanda de la sociedad y en ese aspecto hay que valorar como buena la labor realizada por el Gobierno de Navarra saliente, aunque me resulta difícil personificarlo en su consejera María Solana que, en mi opinión, resultó vencida por el cargo.

Ya es septiembre y nuevos aires corren por el Departamento de Educación. No se nota desde fuera, pero si entras vas notando la casi total renovación del equipo que lidera el consejero Carlos Gimeno. Sobre la mesa un Acuerdo Programático que compromete al Gobierno durante los cuatro próximos años. Tiempo al tiempo. Claro que hay cosas que no pueden esperar, porque son importantes además de urgentes. Las voy a esbozar.

1.- Estudio profundo y real de las plantillas del profesorado de la red de centros públicos, para ajustar definitivamente las plantillas orgánicas con las necesidades reales. El proceso es el siguiente: determinación de vacantes, concurso de traslados, salida de las plazas vacantes a oposición, realización de pruebas de selección del personal. El resultado será la estabilización de las personas y de las plantillas.

2.- Revisión a fondo y mejora de la Orden Foral de Escolarización, buscando la eficiencia del sistema. Cohonestar la voluntad de las familias con el derecho de la Administración educativa a planificar un mapa escolar que sitúe en máxima proximidad oferta y demanda de plazas escolares. Esto, al menos, desde los 3 a los 16 años: segundo ciclo de Infantil, Primaria y ESO.

3.- Elaboración de una Ley Educativa propia de Navarra que, entre otros, regule el tema lingüístico. Cada vez están más cercanas las posturas a favor de un trilingüismo que, superando la discutida LFV de 1986 y sus tímidos retoques, determine el tratamiento integrado de las lenguas, en el currículo escolar de nuestros hijos y nietos, para al menos los próximos 20 años.

4.- Abordar y determinar ya la docencia en etapas no universitarias como una carrera profesional que reconozca los méritos de cada funcionario: su formación inicial, formación continua, participación en programas de innovación, en tribunales, en tutorización de estudiantes universitarios, de funcionarios en prácticas, etc. Parece injusto tratar igual a lo diferente. Salario y horario laboral son las herramientas a desarrollar en esa carrera profesional.

Todo esto, estando recogido en el Acuerdo Programático, debería concitar la unanimidad del Parlamento foral. Por eso es imprescindible que la María Chivite se reúna lo antes posible con Javier Esparza, líder actual de Navarra Suma. Conviene saber qué partes del Acuerdo Programático pueden contar con el apoyo de sus 20 parlamentarios. Habrá que sentarse a trabajar y no levantarse hasta lograr el objetivo. Entiendo que es lo que la ciudadanía navarra espera de sus políticos, de sus gestores, de sus técnicos.

Guardo para el final el tema que considero puede ser la prueba del algodón del nuevo Gobierno de Navarra. Me refiero a la atención debida a los menores extranjeros no acompañados; no me gusta el término MENA. Ha sido el SUP (Sindicato Unificado de la Policía) quien ha levantado la liebre. La respuesta de los grupos parlamentarios que sustentan el Gobierno de María Chivite ha sido inmediata. La colaboración de Navarra Suma para la mejor atención a estas personas es imprescindible.

Parece ser que en siete meses hemos pasado de tener 58 personas en esa situación a 236. En pocos sitios de Europa, Navarra es uno de ellos, se dan las condiciones para la mejor atención de estas personas. Es necesario tener informada a la población para que, solidaria y empáticamente, responda bien a esta coyuntura social. Debemos responder todos a una. Muchas cosas van a requerir el esfuerzo de Gobierno y oposición. Estoy convencido de que las votaciones con 50 síes pueden no ser noticia esta legislatura precisamente por ser una repetida y feliz realidad. Los navarros venimos demostrando que entendemos qué es un Gobierno de coalición. Han sido ya muchos, bien distintos, desde la transición de la dictadura a la democracia. El movimiento se demuestra andando.

El autor es profesor jubilado

En siete meses hemos pasado de tener 58 personas en esa situación a 236. En pocos sitios de Europa, Navarra es uno de ellos, se dan las condiciones para la mejor atención de estas personas

Es necesario tener informada a la población para que, solidaria y empáticamente, responda bien a esta coyuntura social. Debemos responder todos a una