Proteger la infancia de Iruña-Pamplona

05.11.2020 | 01:13
Concentración de apoyo a los equipos preventivos

Hace más de dos años que el Ayuntamiento de Iruña-Pamplona aprobó en Pleno el I Plan Municipal de Infancia y Adolescencia y la solicitud de adhesión a la Red de Ciudades Amigas de la Infancia. Fue de agradecer el voto a favor de UPN, entonces en la oposición, pero que se mostró comprometida con mejorar la atención y la promoción del bienestar de la población infantil y adolescente de la ciudad.

Dos años después, UPN vuelve a gobernar en minoría en el Ayuntamiento (ahora como Navarra +), y en lugar de aplicar dicho Plan de Infancia, dotarle de presupuestos y, entre otras cuestiones, ampliar la red de Servicios de Acción Preventiva Comunitaria (SAPC) a todos los barrios, lo que proponen es desmantelarlos en los 8 barrios en los que existen, algunos de ellos desde hace más de veinte años.

Dice la doctrina del shock de Naomi Klein que las crisis de todo tipo suelen ser aprovechadas por las fuerzas neoliberales para implantar e imponer reformas que desmantelan servicios públicos, recortan derechos y Servicios Sociales. Sin duda, la pandemia del covid-19 que sufrimos desde hace más de siete meses nos ha sumido en un shock atroz y de consecuencias catastróficas si dejamos que quienes toman decisiones lo hagan en contra de nuestras necesidades individuales y colectivas.

Navarra + vuelve a proponer la misma receta que UPN implantó en 2011 como respuesta a la anterior crisis, aún no superada, con recortes en Servicios Sociales, justamente cuando las necesidades crecen como consecuencia de la misma crisis. Ya hubo entonces protestas de los Servicios Municipales de Infancia, que vieron cómo la demanda se multiplicaba por tres, mientras los recursos se mantenían igual. Todos los grupos de la oposición les apoyaron entonces, e incluso el Defensor del Pueblo intervino, pero hubo que esperar al nuevo gobierno municipal progresista de 2015 para que los Servicios Sociales vieran crecer sus recursos de personal de forma significativa. También los dedicados a Infancia, y en especial el Servicio de Atención Preventiva Comunitaria-SAPC, que después de 20 años implantado en sólo 5 barrios, creció en 3 equipos más que atendían a otros tantos barrios.

La palabra y el voto de UPN a favor del Plan de Infancia en 2018 se han vuelto a evaporar en la nueva crisis que estamos viviendo, y ya este verano pasado volvieron a sacar la vieja receta de los recortes, pretendiendo que los Equipos del SAPC atendieran las acuciantes necesidades de la infancia y adolescencia durante el confinamiento y después del mismo, de forma centralizada y no respetando su forma de hacer más local, más en red, más en cada barrio. Menos mal que se pudo salvar el intento de atropello gracias a las medidas cautelares impuestas por un juzgado que no veía razón epidemiológica alguna que sustentara aquel cambio de contrato.

Los SAPC realizan servicios esenciales y obligatorios según la Cartera de Servicios Sociales en vigor, y lo hacen según un modelo definido, contrastado y evaluado que además se consolida en el I Plan Municipal de Infancia y Adolescencia, en su implantación a nivel de barrio y en la necesidad de extender el modelo a todos los barrios de la ciudad.

Navarra+ lleva retraso en evaluar el desarrollo del Plan de Infancia, y así se lo reclamaron hace pocas semanas todos los grupos municipales de la oposición. Pero, ¿cómo evaluar y dar datos del desarrollo de un plan que han decidido guardar en un cajón y sobre el que no hay avance ninguno? El Plan de Infancia se elaboró y debe desarrollarse con la participación directa de la población infantil y adolescente y de los servicios técnicos municipales de Infancia, además de otros muchos recursos y servicios radicados en cada barrio, como escuelas infantiles, centros educativos, centros de salud y asociaciones y entidades que trabajan en favor de la infancia.

Díganos, señora Caballero, concejala responsable del desaguisado, ¿con cuántas de todas estas personas ha elaborado usted el nuevo proyecto? Ya sabemos que con ninguna de ellas. Sabemos que se ha ido a Madrid a buscar una consultora que no ha contado con nadie para escribir un proyecto que quizás sería factible en cualquier sitio sin ninguna dotación ni programa de prevención dirigido a la infancia y adolescencia, pero no en Pamplona. Podríamos admitir un nuevo proyecto Coworkids, incluso sin la participación de nadie como algo complementario al actual modelo implantado, pero nunca para sustituir el que existe. Que desmantelar por completo la extensa red comunitaria que funciona en torno a los Equipos del SAPC en 8 barrios de la ciudad, para empezar de cero con algo totalmente nuevo, con mucho menos personal, que además resulta más caro y sin tener en cuenta la experiencia previa es actuar en contra del mejor interés del menor lo entiende cualquiera, y en estos momentos es urgente que lo entiendan y actúen en consecuencia todas las instituciones navarras.

Exigimos con toda contundencia al Gobierno de Navarra que revise cuanto antes el nuevo proyecto municipal y valore los efectos inmediatos que puede tener en contra del interés superior del menor y actúe en consecuencia, impidiendo no solo el desmantelamiento de un servicio esencial que funciona con garantías, sino que apoye su extensión a todos los barrios de la ciudad, tal y como plantea el I Plan Municipal de Infancia y Adolescencia.

Solicitamos al Defensor del Pueblo que actúe de oficio valorando la situación creada por Navarra +, analizando sus nefastas consecuencias y haciendo las recomendaciones que considere oportunas antes de que sea demasiado tarde.

Le pedimos a Unicef España, a través de su delegación en Navarra, que conoce de primera mano el I Plan Municipal de Infancia y Adolescencia, que valore esta nueva propuesta del equipo de gobierno municipal con respecto a la confirmación de Pamplona como Ciudad Amiga de la Infancia, pendiente en este año 2020, y actúe en consecuencia retirando dicho nombramiento por flagrante incumplimiento de los compromisos adquiridos, si el nuevo proyecto sigue adelante.

Finalmente, esperamos de todos los grupos municipales de la oposición en el Ayuntamiento de Pamplona se aúnen en una postura común que impida a quien gobierna en minoría llevar a cabo este atropello.

Los autores son exconcejala de Acción Social y Desarrollo Comunitario del Ayto. de Iruña-Pamplona; y miembros de Podemos Pamplona, IU Pamplona y Batzarre Iruña, respectivamente