Balance y compromisos en la lucha contra el machismo

25.11.2020 | 00:54
Una opinión por Javier Remírez

Cada 25 de noviembre debe ser una fecha para realizar un doble ejercicio de balance de lo realizado y de compromiso de cara a futuro en la lucha sin descanso hasta lograr el objetivo final de erradicar la violencia contra las mujeres, una auténtica lacra que nos debe avergonzar como sociedad.

No podemos inmunizarnos ante la violencia de genero. No podemos conformarnos. 41 mujeres han muerto en nuestro país en lo que va de año, y 1.073 mujeres desde que hay registros en el año 2003. Navarra tiene 1.103 casos registrados en el sistema VioGén (sistema de seguimiento integral de casos de violencia de género), y de esos casos, 561 mujeres requieren de protección policial en nuestra comunidad, casi una decena se encuentran en riesgo alto o extremo.

Esto está pasando a nuestro alrededor. No podemos ignorarlo. Y no podemos permanecer impasibles a esta realidad. Como dice el lema de la campaña institucional del Gobierno de Navarra para este 25-N, debemos abrir a los ojos, no podemos mirar a otro lado.

A consecuencia de la pandemia del covid-19 este año 2020 ha sido además especialmente complejo en este sentido. Desde el Gobierno de Navarra se han articulado distintos mecanismos para ofrecer la cobertura y atención necesaria a través del Instituto Navarro para la Igualdad (INAI), atendiendo a 90 mujeres y 82 hijas e hijos en los distintos recursos de acogida (centro de urgencia, casa de acogida o pisos residencia). Además, entre enero y septiembre, los equipos de atención integral del INAI han atendido a 739 mujeres y a 47 menores. Desde que se decretó el estado de alarma en el mes de marzo se ha llevado a cabo toda una serie de actuaciones, a diferentes niveles, con el objetivo prioritario y fundamental de reforzar la atención y la protección a las mujeres víctimas de violencia de género y garantizar el funcionamiento de todos los recursos y servicios disponibles.

Primero, con el mantenimiento de la actividad a pleno rendimiento de los Equipos de Atención Integral a Víctimas de violencia de género, la Oficina de Atención a las víctimas de delitos y los recursos de acogida, además de reforzar el Centro de Urgencias, que ofrece atención inmediata residencial a las mujeres víctimas de violencia de género y a sus hijas e hijos, habilitándose un nuevo espacio de acogida, duplicando el número de plazas acogiendo a 20 mujeres y 26 menores.

Además, y ante el previsible agravamiento de las situaciones de violencia contra las mujeres en sus propios hogares durante el confinamiento, pusimos en marcha campañas de concienciación para toda la sociedad y se trabajó en estrecha coordinación con los distintos cuerpos policiales para realizar un seguimiento del número de denuncias interpuestas por violencia de género en todo el territorio de la comunidad foral. En los meses de mayo y junio, coincidiendo con el fin del confinamiento, las denuncias aumentaron un 18% respecto a los datos de 2019, mientras que se redujeron un 6% durante marzo y abril. Entre enero y septiembre de 2020 se han interpuesto un total de 1.034 denuncias por violencia de género en nuestra comunidad.

El Gobierno de Navarra parte de unas premisas claras: la igualdad no es un gasto, sino una inversión. Prevenir es, sin duda, invertir en igualdad, inversión en una sociedad más igualitaria, más democrática y libre de violencias contra las mujeres. Y así mismo, siempre, y más ahora, hay que asegurar que todos los recursos destinados a trabajar en las diversas manifestaciones de violencia contra las mujeres sean públicos y estén garantizados.

Nuestro compromiso se redoblará de cara al 2021 y los próximos ejercicios desde varias líneas. Primero, el presupuestario: este próximo ejercicio, el INAI incrementa un 17% sus recursos económicos, lo que demuestra que se trata de un compromiso prioritario de este Gobierno. En concreto, las políticas contra la violencia de género reciben más del 44% del presupuesto destinados a actuaciones como el Plan de Acción de la Ley de Violencia de Género, a programas de prevención y sensibilización, a la atención integral de la violencia de género y a la gestión de los recursos de acogida.

Además de todo ello, en 2021, entre otras acciones se quiere avanzar hacia un Pacto Foral por los Cuidados que suponen un desarrollo y transformación de los Pactos Locales por la Conciliación o, en el marco de los Fondos Europeos, participar junto a otras 5 autonomías en un proyecto interregional por una vida libre de violencia para las mujeres en contextos de prostitución y la eliminación de la trata y la explotación sexual infantil y adolescente, una de la mayores muestras de violencia hacia las mujeres.

Afrontemos este 25 de noviembre con la voluntad clara de consolidar los pasos ya avanzados en contra del machismo y la violencia de género, y reafirmemos el compromiso del conjunto de la ciudadanía navarra por una sociedad, no ya solo libre de violencia hacia las mujeres, sino de toda expresión machista por mínima que sea.

El autor es vicepresidente primero y consejero de Presidencia, Igualdad, Función Pública e Interior del Gobierno de Navarra

Como dice el lema de la campaña institucional del Gobierno de Navarra para este 25-N, debemos abrir los ojos, no podemos mirar a otro lado

Prevenir es, sin duda, invertir en igualdad, inversión en una sociedad más igualitaria, más democrática y libre de violencias contra las mujeres