“Si la asamblea no aprueba la financiación, sería un paso atrás que no contemplamos”

REFORMA | EL GERENTE ÁNGEL Ardanaz, expone la viabilidad del proyecto integral y del básico

08.02.2020 | 20:20
Ardanaz mira la proyección en la que se apoyó en su rueda de prensa.

El gerente rojillo, Ángel Ardanaz, expone la viabilidad del proyecto integral de reforma de El Sadar y del básico

Pamplona - Osasuna no contempla la opción de que los compromisarios echen atrás la financiación del proyecto ganador en la Asamblea Extraordinaria que se celebrará el próximo sábado día 2. Así lo dijo el gerente del club, Ángel Ardanaz, en una exposición para explicar la información enviada a los compromisarios sobre la financiación y viabilidad de los proyectos de la reforma, tanto básica como integral.

Ardanaz indicó que en la próxima Asamblea Extraordinaria, que se celebrará el 2 de marzo y en la que la junta directiva solicitará la autorización para financiar la reforma elegida. "Un voto en blanco no es aprobación y es equiparable a un no" al requerirse, para la aprobación, la mayoría de dos tercios de los votos emitidos.

El gerente admitió que, "ahora mismo, no se contempla" un posible rechazo de la asamblea a la financiación, y que, de darse así, tendrán que presentar otra opción diferente de financiación. "Sería un paso atrás que no contemplamos ahora mismo", comentó.

"Si se echa atrás, buscaremos otra financiación. Entendemos que no autorizan ese endeudamiento, así que habrá que buscar otra forma", confirmó.

Ardanaz, además, habló sobre el aval que entra en el día de hoy en el Parlamento pero que es complicado que esté para dentro de una semana y dos días. "Sería importante, pero sino se aprobará después. Sobre el Consejo de Ministros, entendemos que si tenemos la aprobación del PSN aquí, podremos hacer presión en Madrid, entiendo".

Ardanaz, que no ocultó la posición del club más favorable a la integral que a la básica, terminó pidiendo a los socios que estudien bien los proyectos a la hora de votar y "no quedarse en la fachada, ya que es algo más profunda".

Los datos

Pérdidas con la básica. En la reforma básica, expuso, se solucionan únicamente los problemas de seguridad del estadio, así como la reforma de iluminación y cubiertas y nuevos baños en la planta superior, pero conlleva una reducción del aforo en 1.748 localidades, lo que supondría una pérdida de ingresos cercana a los 447.000 euros. Además, tampoco elimina las columnas por lo que habría algunas localidades de visibilidad reducida.

Un interés no superior al 2%. El nuevo estadio tendría entre 22.800 y 24.500 espectadores según el proyecto que voten los socios que tienen que decidir entre capacidad y diseño. Las obras durarían 18 meses, el tiempo en el que Osasuna ha pactado con los bancos tener que pagar solo intereses, salvo que suba a Primera en cuyo caso pagaría también la amortización. "Para el pago, a un interés que no será superior al del 2 %, están contemplados todos los escenarios, desde Primera a Segunda B. Y en todos ellos es perfectamente asumible", aseguró el gerente. Aunque, eso sí, de Segunda B solamente habló de los dos primeros años. "En el primero tendríamos la ayuda del descenso y en el Segundo se ha guardado el último pago del traspaso de Berenguer", comentó. Eso sí, el escenario de lo que pasaría después si no se consigue volver a la Segunda división es, cuanto mínimo, dudoso.

El apoyo político. Como ya está publicado, Ardanaz confirmó ayer que esperan el voto favorable de Geroa Bai, UPN, PSN y que EH Bildu y PP también se sumen mientras que están a la espera de lo que se diga desde Podemos y Izquierda Unida.