OSASUNA la actualidad

Enrique Martín: “Osasuna tiene muy buena pinta de cara al final para estar entre los dos primeros”

Regresa a El Sadar buscando puntos para la permanencia del Nàstic - El extécnico rojillo ve a Osasuna en la línea ideal para lograr el ascenso

08.02.2020 | 21:24
Martín dialoga con Roberto Torres en un encuentro benéfico en diciembre en el Anaitasuna.

Regresa a El Sadar buscando puntos para la permanencia del Nàstic. El extécnico rojillo ve a Osasuna en la línea ideal

pamplona - Enrique Martín Monreal (Campanas, 9 de marzo de 1956) vuelve a vivir un encuentro especial ante Osasuna, asediado por la necesidad de victorias y frente al equipo más en forma del torneo.

Vienen de empatar en La Coruña y de perder en casa con el Cádiz pero las críticas son favorables.

-Estamos pagando el peaje de hacer un equipo nuevo que ahora comienza a funcionar bien. Han sido dos partidos que hemos hecho con toda la gente después de la concentración que hicimos en La Oliva (Valencia) y creo que se están haciendo las cosas bien. En La Coruña logramos un punto muy importante y ante el Cádiz no merecimos perder y el resultado se nos fue por pequeños detalles. Estamos jugando con ocho jugadores nuevos que no lo hacían al principio de temporada.

¿Se sienten respaldados por el club?

-El presidente nos está transmitiendo muchos ánimos y también su respaldo. Pero también somos conscientes de que tenemos que ganar y volver a ganar. No podemos mirar hacia otro lado y debemos ser conscientes de la situación en la que nos encontramos. Yo, por lo menos, sólo pienso en cada entrenamiento, pero estamos haciendo las cosas bien y eso se está notando en el comportamiento del equipo.

Se enfrentan con el líder de la categoría que, además, conoce muy bien.

-Está clarísimo que es el equipo más en forma de la categoría, lo ponen en práctica en cada partido y lo están demostrando. Osasuna tiene muy buena pinta de cara al final de la temporada, de lograr el objetivo y de quedar entre los dos primeros. Esta es una competición muy larga y siempre pueden surgir problemas. Los partidos los están sacando en El Sadar porque, ya lo he dicho varias veces, la afición les lleva en volandas y eso te da puntos al final de la temporada. Cuando hablo con otros entrenadores te dicen todos lo mismo, que allí el apoyo al equipo son muchos puntos. Están haciendo las cosas y el sábado la afición empujará fuerte.

¿Qué le está llamando la atención de Osasuna esta temporada?

-Me alegro de jugadores como Oier y Roberto Torres porque después de tanto meneo que han recibido están demostrando, como diría Guardiola, que son "los putos amos". Son dos jugadores que sienten a Osasuna y que lo están demostrando ahora todavía con un mayor rendimiento. Respetando a todos los jugadores, también me alegro de que la dupla Unai-David García se haya asentado. Son dos jugadores que han madurado mucho y su destino es la Primera División. Kike Barja sigue con una evolución positiva y tiene margen de mejora... Ya ves que mi ramalazo va por la gente de la casa, que es el núcleo que se debe mantener y alrededor del que se debe formar Osasuna. Pero hay jugadores de nivel, como Rubén García, Fran Mérida es un jugador de calidad, a Juan Villar le conozco y es un futbolista de diez goles por temporada, Nacho Vidal, Xisco, Brandon es un jugador rapidísimo que quisimos nosotros antes de que se marchara a Rennes. Han fichado a Íñigo Pérez, que es un jugador de gran calidad y que también forma parte del núcleo de sentimiento del equipo. Ha llegado en el momento idóneo para sostener la esencia que no se debe perder nunca en Osasuna.

Algunos jugadores de Osasuna consideran que usted y el Nàstic pueden plantear más problemas que otros rivales más cualificados.

-Osasuna llega en una dinámica muy positiva, pero nosotros no tenemos nada que perder y sí mucho que ganar. No tenemos que salir al campo acomplejados, sino que hay que flipar con el ambiente del estadio, competir y gozar. No nos podemos ir de Pamplona pensando que hemos perdido el tiempo, sino que tenemos que aprovechar esta oportunidad que se nos brinda de jugar en un gran estadio con gran ambiente y competir como nunca. Tenemos que demostrar desparpajo, apretar y saber que vamos a sufrir también. Algunos jugadores no han disfrutado nunca de un estadio así y deben aprovechar la situación. La primera vez que estuve en El Sadar con otro equipo fue con el Leganés, ganamos 1-2, pero al final de temporada Osasuna subió con Lotina. Creo que no pasa nada ¿no?... Es una broma. Al final, nos sabes cómo van a ser los resultados y lo que puede pasar.

Las bajas de Imanol García -por la cláusula del contrato de cesión- y Luis Suárez -sancionado- son importantes.

-Imanol estaba jugando todos los partidos, lo estaba haciendo muy bien y ha sido un jugador que ha ido creciendo desde que llegó. Al final de temporada, va a ser mejor jugador que cuando vino. Luis es un jugador con un potencial terrible, tiene sólo 21 años, está cedido por el Watford y en invierno ya tuvo ofertas para irse a otros equipos de Segunda. Es un futbolista que llama la atención y le dije que se quedara porque seguro que al final de temporada va a tener ofertas de clubes de Primera. Son dos bajas importantes y más ahora que estábamos empezando a funcionar como equipo.

Sabe manejar estas situaciones complicadas pero, ¿qué opciones de permanencia cree que tiene el Nàstic?

-Estamos a dos partidos de los puestos de la permanencia. Nosotros tenemos los partidos más importantes en las diez últimas jornadas, cuando nos enfrentaremos con rivales más asequibles. Ahora venimos de jugar con Deportivo y Cádiz, ahora nos toca Osasuna, Albacete, Málaga... Nos enfrentamos a equipos con potencial muy alto, con jugadores de mucha categoría, como Machís en el Cádiz el otro día, que con pequeños detalles marcan la diferencia. Los equipos de arriba están consiguiendo muchos puntos y eso significa que no va a haber muchos para el resto. Creo que esta temporada con 44 puntos se puede conseguir la permanencia. A lo mejor decimos lo mismo todas las temporadas, pero tampoco nos podemos olvidar que tenemos que ganar, ganar y volver a ganar.