La aprobación del aval, último paso previo a la reforma

Osasuna | Es el fleco para cerrar el préstamo bancario que le falta a la directiva, que esta misma semana firmará el contrato con muro rojo

08.02.2020 | 22:41
Luis Sabalza felicita a una jugadora de Osasuna Femenino.

Pamplona - La directiva de Osasuna, con su presidente Luis Sabalza a la cabeza, dio el pasado sábado en Baluarte otro paso para acometer la reforma integral de El Sadar. La asamblea autorizó por una mayoría superior a los dos tercios necesarios (233 votos a favor, 62 en contra, 5 abstenciones y 1 nulo) el endeudamiento del club para la ampliación del estadio y el plan de financiación propuesto por los rectores de la entidad. Con el beneplácito de los compromisarios ya asegurado, los siguientes movimientos de los rectores del club pasan por firmar el contrato con los responsables de Muro Rojo-Harresi Gorria, el proyecto elegido hace una semana por los socios para hacerse cargo de la ampliación de El Sadar, y por cerrar el préstamo bancario con las tres entidades bancarias que se encargarán del mismo, Sabadell, Santander y La Caixa, aunque este último trámite depende todavía de la aprobación en el Parlamento de Navarra del aval del Gobierno foral.

Desde que en julio del pasado año la directiva de Osasuna planteara "la reforma de El Sadar a través de un proceso abierto y participativo", la junta de Luis Sabalza ha ido cumpliendo requisitos, el último de ellos, la autorización por parte de la asamblea para el endeudamiento del club a través de un préstamo bancario de 23 millones de euros que va a englobar la refinanciación de la actual deuda de la entidad, de unos 7 millones, y el coste de la obra de ampliación del estadio, que va a ascender a 16 millones, eso sí, sin incluir el IVA.

Luz verde de la asamblea Los compromisarios refrendaron el pasado sábado la opinión mayoritaria de los socios, que se inclinaron de forma mayoritaria por la reforma integral y por el proyecto presentado por Muro Rojo-Harresi Gorria, y dieron luz verde a la solicitud por parte del club de un préstamo de 23 millones de euros a pagar en tres lustros, con cuotas de entre 1,5 y 1,6 millones en los 14 primeros años y una de casi 6 en el 15º y último, aunque con varios matices y garantías, algunas propuestas por el club y otras exigidas por la Hacienda foral. Entre ellas figuran el pago de una cuota adicional de 3 millones de euros por cada temporada que Osasuna esté en Primera División, el 25% de los ingresos del club por futuros traspasos de jugadores y el empleo del dinero por los derechos audiovisuales como garantía del aval del Ejecutivo foral.

Acuerdos aún sin sello Aunque ya existe un acuerdo entre Osasuna y Hacienda con respecto al aval y el compromiso de los bancos con el club es total para formalizar el préstamo, lo cierto es que todavía falta un último trámite para oficializar ambas ententes. Y es que el Parlamento de Navarra tiene que aprobar todavía la proposición de ley sobre el aval que el pasado jueves registraron Geroa Bai y EH Bildu, asunto que cuenta con el respaldo de casi la totalidad de los grupos que componen el arco parlamentario, aunque debe ser sellado en uno de los cuatro plenos que restan antes de que expire la actual legislatura. To-do apunta a que ocurrirá este mismo jueves o el de la próxima semana, pe-ro, en cualquier caso, no será hasta entonces cuando la directiva de Osasuna pueda cerrar la operación con las tres entidades bancarias que concederán el crédito, Sabadell, Santander y La Caixa, aunque los comités de riesgos de cada una de ellas ya han dado el visto bueno a la operación.

Muro Rojo ya trabaja Sin embargo, más inminente va a resultar la firma del contrato entre Osasuna y los socios que conforman el proyecto Muro Rojo-Harresi Gorria (OFS Architects, VDR Construcciones, FS Estructuras e INARQ Ingenieros). De hecho, la directiva del club tiene previsto tratar este tema en la junta que celebrará mañana, con el fin de que la rúbrica del compromiso se produzca a finales de esta misma semana. De hecho, los miembros del proyecto que se va a encargar de la reforma ya tienen el borrador del contrato -también lo recibieron el resto de iniciativas que participaron en el concurso- y su idea es comenzar a dar forma desde hoy mismo al proyecto ejecutivo que les permitirá tramitar los permisos de Ayuntamiento y Gobierno con el fin de iniciar las obras a finales del próximo mes de junio y tener así la posibilidad de completarlas para el 24 de octubre de 2020, fecha en la que Osasuna celebrará su centenario. La remodelación se realizará entre este verano (dentro del estadio), el próximo curso (en el exterior) y el verano de 2020 (otra vez dentro).