Clerc y Rober trabajan con el grupo

La actualidad Osasuna regresó ayer a los entrenamientos después de dos días de descanso

08.02.2020 | 23:17
Kike Barja, al trote.

Pamplona - La plantilla de Osasuna retomó ayer los entrenamientos en las instalaciones de Tajonar tras disfrutar de dos días de descanso y aprovechó para comenzar a preparar su próximo compromiso liguero, el que el próximo lunes le llevará a defender el liderato de Segunda en La Rosaleda contra el cuarto clasificado, un Málaga que suma 50 puntos, cuatro menos que el conjunto navarro. Fue un regreso al trabajo con dos buenas noticias, ya que Carlos Clerc, al que unos problemas físicos impidieron terminar el partido del pasado sábado contra el Nàstic, y Rober Ibáñez, que se perdió el choque por lesión, se ejercitaron con el grupo sin aparentes complicaciones.

Mientras que Clerc parece ya completamente recuperado de la contusión en la rodilla derecha que le obligó a retirarse del terreno de juego antes de que concluyera el encuentro contra el cuadro tarraconense -fue sustituido por el canterano Endika Irigoien-, Rober Ibáñez, con el que no pudo contar Jagoba Arrasate en el último partido de Osasuna, trabajó con el resto de sus compañeros sin problemas y su evolución es favorable, por lo que todo apunta a que, salvo sorpresa o contratiempo de última hora, estará a disposición de su entrenador para el duelo del próximo lunes.

El resto de inquilinos de la enfermería rojilla se ejercitaron de forma individual y su concurso en el envite de Málaga todavía está en el aire. Al extremo Kike Barja, que se lastimó hace semana y media contra el Zaragoza y que no pudo jugar contra el Nástic por culpa de una lesión de grado II-A en el músculo semimembranoso izquierdo, se le vio trotar por Tajonar en compañía de Luis Perea, que continúa recuperándose de la rotura de grado I-A en el bíceps femoral derecho que le ha impedido participar en los tres últimos compromisos de Osasuna. Lillo, que sufrió una lesión similar a la de Barja días después de reincorporarse al grupo tras un mes de baja por culpa de una pericarditis, también trabajó por su cuenta.

Juan Villar estará disponible para Málaga tras cumplir la sanción de un partido por acumulación de amarillas, aunque terminó el entrenamiento de ayer con una contusión en el tobillo derecho.