Media inglesa

 Osasuna es el líder de segunda con 60 puntos de 90 posibles, promedio que equivale a ganar todos los partidos de casa y empatar los de fuera y que, de mantenerlo, le aseguraría el ascenso directo

09.02.2020 | 01:09
El jardinero Candi Sánchez prende la mecha del último de los tres cohetes que ayer explotaron en Tajonar por cada uno de los tantos que marcó Osasuna el pasado domingo.

Pamplona - Osasuna es el equipo mejor posicionado de Segunda para conseguir el ascenso directo. Principalmente porque es el líder, porque tiene tres puntos de ventaja con respecto al segundo clasificado, porque su renta con la zona de promoción asciende a siete puntos -es la distancia que le separa del tercer puesto- y porque cada vez resulta más complicado imaginar que no pueda al menos meterse en el play off -lo disputan el tercero, el cuarto, el quinto y el sexto-, ya que la brecha con el séptimo es de 12 puntos.

La cuestión es que, como recordó Jagoba Arrasate un par de días antes de recibir este pasado domingo la visita del Rayo Majadahonda, al conjunto navarro no le hace falta mirar hacia atrás. Y es que ha logrado 60 puntos de 90 posibles, registro que se traduce en sumar dos de cada tres, como explicó el técnico vizcaíno al término del encuentro contra el conjunto majariego. Una buena cifra que calca los resultados de la popular media inglesa, término utilizado para referirse a los equipos que ganan como locales y empatan como visitantes -eso sí, acuñado cuando las victorias valían dos puntos, aunque extrapolable al actual sistema de puntuación-.

Aunque Osasuna no ha ganado todos sus partidos como local -pero casi- ni tampoco ha empatado todos los que ha disputado fuera, sí que la suma de sus resultados -y los puntos que ha conseguido- en El Sadar y lejos de Pamplona se asemejan mucho a los que definen la media inglesa. Y es que Osasuna también sumaría 60 puntos en el caso de que hubiera ganado sus 15 partidos en casa (45 puntos) y hubiera empatado sus 15 compromisos como visitante (15 puntos), pero la realidad es que ha ganado 13 de sus 15 partidos ligueros en Pamplona y ha empatado los otros dos para un total de 41 puntos como anfitrión, mientras que ha logrado otros 19 como forastero merced a cinco victorias y cuatro empates -las seis derrotas que lleva en Liga las ha encajado lejos de El Sadar-. Y el resultado final es el mismo que el de la media inglesa: 60 puntos de 90 posibles.

Lo mejor de todo para Osasuna es que estos registros le permiten dominar la categoría con puño de hierro y, en el caso de mantener este promedio, tendría prácticamente asegurado el ascenso directo -sumaría 24 puntos más de los 36 que quedan en juego para un total de 84-, ya que, desde que se aplica el actual sistema de competición en Segunda -dos ascensos directos y un tercero a través de la promoción-, la media para subir sin pasar por el play off se sitúa entre los 76 y los 77 puntos (76,375), con un mínimo histórico de 69, puntuación con la que ascendió el Deportivo como segundo en la temporada 2013/2014, y un techo de 85, que fue la marca del segundo de la campaña 2011/2012, el Celta.

Las cifras

41

puntos en casa

41 de los 60 puntos que suma Osasuna los ha logrado como local merced a las 13 victorias y 2 empates en sus 15 partidos ligueros en El Sadar.

19

puntos a domicilio

Osasuna ha conseguido 19 puntos como visitante, ya que sus 15 choques de Liga a domicilio se han resuelto con 5 victorias, 4 empates y 6 derrotas.

36

puntos en juego

A los rojillos les quedan 12 partidos: 6 lejos de casa y otros 6 como local, incluido el que ya tiene ganado contra el expulsado Reus, tres puntos que les serán contabilizados al conjunto navarro en la jornada 38ª, prevista para el fin de semana del 12 de mayo, y que otros rivales directos como Granada, Albacete y Deportivo ya han sumado.

76-77

media para el ascenso

El actual sistema de competición se aplica desde la temporada 2010/2011 y desde entonces la media del ascenso directo está en 76,375 puntos.