“Viendo el 2-0, el punto es bueno; viendo la última ocasión, agridulce”

El entrenador | Arrasate se queda con la reacción del equipo, aunque lamenta su mala primera parte

09.02.2020 | 03:56
Rober Ibáñez ensaya un disparo.

Lugo - Al entrenador de Osasuna le costó explicar qué sensación le había dejado el empate in extremis que ayer logró su equipo en Lugo (2-2). A Jagoba Arrasate le dejó un buen sabor de boca por la reacción de sus jugadores, capaces de reponerse de un marcador adverso (2-0) en apenas media hora, pero también rescató las oportunidades que estuvieron a punto de permitir a los rojillos protagonizar otra remontada épica. "Viendo el 2-0, el punto es bueno; viendo la última ocasión, agridulce", resumió el técnico de Berriatua, que rápidamente añadió que "sobre todo me quedo con la mentalidad del equipo, que nunca baja los brazos. Con el 2-0 parecía que el partido estaba decantado para el Lugo", continuó el preparador del conjunto navarro, "pero, si algo tenemos, es eso". Para rematar su resumen, Arrasate destacó que "los tres cambios nos han dado muchísimo, sobre todo presencia, hemos empezado a jugar por fuera, a jugar directo, a poner centros y creo que el empate es justo porque hemos tenido muchísimas llegadas e, incluso, hemos podido ganar al final".

"Nos hemos liberado con el 2-0. Hemos visto que no teníamos nada que hacer y hemos empezado a jugar, a arriesgar más, a tener más el balón, a llegar más, a dar un paso al frente", insistió el técnico de Osasuna, que también expuso las razones que, a su juicio, propiciaron la mejoría rojilla: "Esa posición de Roberto Torres en el centro del campo nos ha dado más fútbol, con Kike Barja hemos abierto el campo y con dos puntas hemos tenido más presencia en el área. Además, el gol de David García nos ha metido en el partido y eso ha facilitado un poco las cosas".

Además de destacar el gol del central de Ibero, Arrasate también elogió la aportación de Xisco, autor del tanto del empate: "Me alegro un montón por él, porque seguro que no está teniendo los minutos que desea, pero está enchufado, es muy importante para el grupo y hoy (por ayer) ha salido y nos ha dado un punto que quién sabe si puede ser determinante".

El entrenador de Osasuna también reveló qué ocurrió en el vestuario tras una mala primera parte: "Hemos hablado de que a las seis de la tarde, cuando terminara el partido, por lo menos pudiésemos mirarnos a la cara. El equipo tiene orgullo y sólo así podíamos remontar". Sobre el colegiado del encuentro, Arrasate dijo que "no sé si ha estado bien o mal" y añadió que "hay que entender la labor de los árbitros". - J.G.U.