Entrenamiento y fiesta

Actualidad | Los rojillos aprovechan el descanso de esta jornada para desconectar durante unos días y volverán al trabajo el próximo lunes

09.02.2020 | 07:44
Arrasate despide a David García, que se retiró con un ligero esguince.

Pamplona - Osasuna se va de minivacaciones. La plantilla realizó ayer su último entrenamiento antes de disfrutar de unos días de asueto aprovechando el descanso que les otorga la jornada contra el Reus. Los jugadores volverán al trabajo el lunes de la semana que viene.

"Va a venir genial". Eso aseguró Jagoba Arrasate sobre el descanso que va a disfrutar su equipo estos próximos días para tratar de recuperar tanto física como mentalmente a un equipo que ya va notando el importante desgaste de una categoría tan dura y larga como la Segunda División. El primer equipo dispondrá de cuatro días de descanso al no tener que competir este fin de semana ante el suspendido Reus, conjunto que está apartado de la competición, y Osasuna sumará por tanto tres puntos de forma automática.

Los jugadores están convocados el lunes de nuevo a los entrenamientos, pero saben que el domingo tienen que estar atentos por si se da la carambola y se produce el ascenso esta misma jornada.

Pequeñas lesiones David García y Sergio Herrera se retiraron antes de finalizar el entrenamiento de ayer en las instalaciones de Tajonar por precaución tras diferentes problemas físicos.

En concreto, en la última sesión del primer equipo esta semana, el defensa David García finalizó la sesión antes que sus compañeros por un leve esguince en el tobillo izquierdo mientras que el guardameta Sergio Herrera, en una acción en solitario, presentó unas molestias en la musculatura aductora del muslo izquierdo y también decidió parar.

Además, Roberto Torres, pichichi del equipo con 12 tantos, siguió realizando un trabajo individual por una contusión en la cara interna del tobillo derecho. Este problema le surgió al de Arre por la durísima entrada que recibió el pasado sábado ante Bellvis, que le provocó una importante herida en el lateral del tobillo de la que aún anda recuperándose.

La plantilla rojilla realizó ayer por la mañana ejercicios de técnica, posesión y partidos de fútbol, si bien el delantero Juan Villar tuvo menor carga de trabajo que el resto de sus compañeros.

Tras acabar el entrenamiento, muchos de los jugadores aprovecharon para salir de viaje o para volver a su casa.

El próximo choque de los rojillos tendrá lugar el 19 de mayo ante el Cádiz y se disputará en el estadio Ramón de Carranza.