“Me van a matar con tanta celebración”

jagoba arrasate | el técnico rojillo quiere festejar el título con la afición en el sadar, donde espera poner “el colofón” y acabar “invictos”

09.02.2020 | 12:54
El técnico de Osasuna, Jagoba Arrasate, celebrando el ascenso en la plaza del Ayuntamiento de Pamplona.

córdoba - El entrenador de Osasuna, Jagoba Arrasate, reconocía ayer sentirse "muy feliz" tras el triunfo en Córdoba. Feliz por la victoria y por lograr el Campeonato en la Segunda División. "Puede ser un objetivo menor, pero nos hace mucha ilusión", aseguraba.

Respecto al partido, indicó que hasta el 0-3 "hemos estado muy bien. Creo que nos hemos visto ganadores y hemos bajado un poco el pistón. Cuando hemos querido darle la vuelta nos ha tocado sufrir, aunque bendito sufrimiento". Valoró además el debut de los jóvenes Javi Martínez y Aimar Oroz, "dos activos del equipo. Por el resultado, han tenido que salir hacia el final. Se lo merecían también". Arrasate se mostró ilusionado de celebrar el título en El Sadar dentro de una semana con la afición, poniendo "el colofón a esta gran temporada. Cada semana hay algo que festejar. Me van a matar con tanta celebración, ya les he dicho a los jugadores", bromeó.

El debutante Javi Martínez terminó con un golpe en su rodilla derecha, un "peaje que hay que pagar", según señaló, "y que volvería a pasar. Estoy contento por el debut, por haber ganado la Liga y haber estado toda la temporada con este equipo". Aimar Oroz, con los exámenes de selectividad en ciernes y para los que "no he podido estudiar mucho", aseguró que "debutar la jornada en la que eres campeón de Segunda no se logra todos lo días. Me llevo un recuerdo muy bueno, con mi padre viéndome en la grada".

Brandon Thomas, autor del segundo gol del partido, de penalti, reconoció estar viviendo un momento "muy bonito" y sentirse "contento por el trabajo del equipo. No era un partido fácil, más bien engañoso, contra un equipo descendido y que jugaba sin presión". El delantero balear ha completado una buena temporada, si bien fue crítico consigo mismo y admitió que "aún tengo margen de mejora. No he dado mi mejor nivel en Osasuna. Es cierto que he trabajado mucho y he luchado, pero creo que puedo mejorar de cara a portería y en asistencias". Thomas afirmó sentirse "muy agradecido a la afición. Vine siendo un desconocido para ellos, poco a poco he ido calando en sus corazones y ellos han calado en el mío. Espero que este amor dure por muchos años más". Rubén García, pese a jugar en una posición no habitual para él, dijo haberse "notado muy bien. El objetivo era ascender, pero no siempre consigue uno un título", explicó satisfecho. Finalmente, Luis Perea afirmó sentirse "muy contento por el partido", "muy cómodo" por su juego, y puso en valor un Campeonato "nada fácil".