OSASUNA la actualidad

Olavide: “Aún no he explotado, pero soy joven y me queda mucho por dar”

DESPEDIDA | El canterano rojillo, inmerso en la elección de un nuevo equipo, hace autocrítica y analiza POR QUÉ NO CONTÓ CON MÁS OPORTUNIDADES

09.02.2020 | 16:36
Miguel Olavide pasó unos días en Pamplona tras sus vacaciones en Ibiza con el equipo. El jugador navarro cuenta con ofertas de varios equipos de cara a la temporada que viene.

El canteano rojillo, inmerso ahora en la elección de un nuevo equipo, hace autocrítica y analiza su salida del club.

pamplona - Miguel Olavide Montes (05/03/1996) tenía todo para triunfar en Osasuna: talentoso, humilde, trabajador y criado en la cantera. Con once años, cambió el polideportivo de Irabia por Tajonar, donde despuntó hasta debutar en el primer equipo meses después de cumplir la mayoría de edad. Después de una última temporada decepcionante en cuanto a minutos disputados, abandona la entidad tras la decisión de la directiva de no renovar su contrato. Humilde y elegante en sus palabras, el jugador navarro rehúye las excusas y hace una autocrítica sincera: "Aún no he explotado ni he cumplido las expectativas".

El 30 de junio expira su contrato como jugador de Osasuna. ¿La despedida es dura?

-Es una noticia difícil de digerir. Llevo muchos años en Osasuna y me da pena pensar que el año que viene no voy a formar parte del club.

El Sadar le demostró su cariño en el último partido liguero.

-Yo ya sabía que el Oviedo iba a ser mi último partido, así que esperaba que fuera a ser muy especial. Escuchar la ovación de la grada cuando me cambiaron y cómo coreó mi nombre en la celebración... Disfruté mucho y no lo voy a olvidar.

¿Le pilló por sorpresa que el club decidiera no renovarle?

-No. A lo largo de la temporada, vi que no jugaba, que el equipo iba como un tiro y que mi situación contractual era la que era. Era una opción que yo veía que podía pasar.

¿Cuándo y cómo se lo comunicaron?

-Fue la misma semana del partido contra el Oviedo. Después de un entrenamiento, me citaron en el despacho de Jagoba y ahí me esperaban él y Braulio. Me plantean la posibilidad de dar una rueda de prensa al día siguiente para despedirme de la afición y yo acepté.

En esa rueda de prensa, decidió que Braulio no le acompañara.

-Al final, era un momento personal en el que yo me quería despedir de la afición. No quería que fuera una rueda de prensa en la que se dieran motivos de por qué yo no seguía.

¿Hubiera aceptado una renovación pese a la posibilidad de seguir contando con pocos minutos?

-La hubiese estudiado, seguro. Yo quiero a Osasuna, me ha dado un montón. Me encanta El Sadar y me encanta la afición, aunque mi situación personal no era la mejor.

A nivel colectivo, ha sido una temporada increíble.

-Desde que estoy en Osasuna ha sido la mejor temporada del equipo, una temporada histórica.

A nivel personal, ¿qué balance hace?

-A nivel personal ha sido muy mala temporada. No he jugado todo lo que esperaba, no he cumplido lo que yo tenía en mente.

¿Siente que ha tenido todas las oportunidades que ha merecido?

-Yo he estado preparado siempre. Todas las jornadas he estado disponible para el entrenador y he estado trabajando duro. Ha habido momentos en los que me he encontrado muy bien entrenando pero el míster decide.

En el comunicado que anunció que no le iban a renovar, el club agradeció su "implicación, profesionalidad y exquisito comportamiento".

-Yo veía que no jugaba y siempre he intentado hacer cosas diferentes para intentar entrar en el equipo. Siempre he estado dispuesto y trabajando.

¿Cuál ha sido su momento más feliz como jugador de Osasuna?

-He vivido dos ascensos, que es lo más bonito que puede vivir un jugador con su equipo. Además, me quedaría con mi debut. Fue un momento de disfrute, de nervios. Una noche increíble.

¿Y su momento más difícil?

-Echando la vista atrás, no he tenido muchos momentos duros. Quizás este momento, mi despedida, es el más duro.

Se pusieron muchas esperanzas en usted cuando empezó a destacar en la cantera, ¿notó ese entusiasmo? ¿Era una presión añadida?

-Siempre he estado muy al margen de esas cosas. Mi familia era un paraguas para vivir al margen y lo he vivido todo con mucha naturalidad. No he sentido en ningún momento presión. He disfrutado del fútbol, que es lo que más me gusta hacer.

Tras una campaña en el Promesas, debuta con 18 años en el primer equipo. ¿Quemó etapas demasiado rápido?

-No, no creo que haya quemado etapas demasiado rápido. He jugado en todos los equipos de las categorías inferiores. Además, el año que debuté, yo no había hecho la pretemporada con el primer equipo y otros compañeros del Promesas sí. No se me subió hasta que vieron que había superado la categoría.

¿Siente que cumplió las expectativas puestas en usted?

-Está claro que aún no he explotado. Ahora ya no puedo explotar en Osasuna, pero soy joven y hay ejemplos en el actual vestuario de gente que ha dado su mejor versión a partir de una edad, no tan jóvenes, y ahora son capitanes. Aún no he explotado ni he cumplido las expectativas, pero soy joven y me queda mucho por dar.

¿Se arrepiente de algo en los cuatro años que ha estado en el primer equipo?

-No. Me voy tranquilo porque he trabajado siempre muy duro y he dado todo lo que tenía.

Entre el aficionado existe la opinión, extendida, de que su calidad está fuera de toda duda, que es un problema de carácter.

-Yo no soy un jugador que se me caracterice por entrar duro, pero, si ves los datos al final de los partidos, yo he tenido siempre muy buenos datos de kilómetros recorridos. Igual no soy duro en las entradas, pero corro y lo doy todo en el campo.

¿Su paso por el Sevilla Atlético fue el paso adelante que esperaba en su carrera?

-Me esperaba más de ese año, pero, viéndolo en perspectiva, jugué bastantes minutos, muchos partidos de titular y volví siendo mejor jugador de lo que era antes de ir a Sevilla. Con eso me quedo.

Cuando vuelve de Sevilla, hace una buena pretemporada y convence a Jagoba

-Creo firmemente que llegué de Sevilla siendo mejor jugador y lo demostré en la pretemporada. Viendo como fue, me esperaba más de esta temporada. Me vi bien, creía que podía tener sitio en el equipo.

Se quedó en el club pese a saber que la competencia en su puesto iba a ser feroz esta temporada.

-Me quedé porque vi en pretemporada que podía jugar. Yo estaba bien y creía que podía tener sitio.

¿Qué le dijo Jagoba para que se quedara?

-No hablé con él al respecto. Yo intuía por la pretemporada que hice que tendría mi hueco.

A lo largo de la temporada, ¿qué le pedía?

-Siempre me ha dicho que debía mejorar en defensa pero que en ataque podía aportar cosas y que esperase a mi oportunidad.

¿Cómo era su relación con él?

-No hemos tenido muchas charlas, pero era buena. Jagoba es buena persona, es bromista y se preocupa por los jugadores.

¿Sabe ya dónde va a jugar la temporada que viene?

-Ahora mismo estoy valorando qué es lo mejor para mi en función a las ofertas que me van llegando.

¿En base a qué tomará la decisión?

-Busco un equipo con una idea de juego que me guste, que el entrenador tenga una idea de juego que encaje con cómo soy yo y que apueste por mí.

Tal y como se ha dado su despedida, ¿ve difícil volver a Osasuna?

-No, creo que puede ser un hasta luego. El fútbol es caprichoso y yo siempre voy a querer volver aquí. Me he formado en Osasuna y le tengo mucho cariño al club.

el protagonista

Fecha y lugar de nacimiento. 05/03/1996, Pamplona.

Estudios. ADE (Administración y Dirección de Empresas) Bilingüe.

Trayectoria. Fichó en 2009 por el Cadete B de Osasuna. En 2014, debutó con el primer equipo. En la temporada 2017-18, estuvo cedido en el Sevilla Atlético y luego regresó al club navarro.

Estadísticas. Ha jugado 71 partidos en el primer equipo rojillo. Ha marcado dos goles y ha vivido dos ascensos a Primera División.

"Me voy tranquilo porque he trabajado muy duro y he dado siempre todo lo que tenía; he estado todas las jornadas disponible para el entrenador"

"Hay ejemplos en el actual vestuario de gente que ha dado su mejor versión a partir de una edad, no tan jóvenes, y ahora son capitanes"

"A nivel personal, la última temporada ha sido muy mala; no he jugado lo que esperaba ni he cumplido lo que tenía en mente"