OSASUNA la actualidad

Sin prisa pero sin pausa

Mercado | Osasuna sigue trabajando para reforzar el equipo, especialmente la parcela defensiva, pero sin urgencias tras haber fichado ya piezas importantes

09.02.2020 | 20:00
Rubén García lucha por el balón con Mérida.

Osasuna sigue trabajando para reforzarse, especialmente la zona defensiva, pero sin urgencias tras fichar piezas clave

Pamplona - Osasuna sigue moviendo el mercado sin pausa pero sin prisa para cerrar la plantilla. Los rojillos entienden que han logrado varias primeras opciones que tenían en el inicio del mercado y que ahora les tocará esperar para rematar el plantel definitivo.

La plantilla que dirige Jagoba Arrasate sigue avanzando su preparación mientras que en los despachos el trabajo es continuo. Aunque parezca que Osasuna se ha parado en el mercado, esto no es así ni mucho menos. Los rojillos entienden que el primer esfuerzo ya está hecho y es donde han conseguido piezas que valoraban mucho, especialmente un Rubén García que era el objeto de deseo más preciado para la entidad navarra. Además, tanto la llegada de Chimy Ávila como de Cardona se consideran importantes para dar un plus a la entidad rojilla de cara a su regreso a la Primera División.

Ahí es donde Osasuna ha puesto toda la carne en el asador y ahora le toca esperar, con paciencia, oportunidades de mercado, que irán aumentando según llegue el cierre del mismo y diferentes equipos quieran quitarse descartes.

Lo que tiene claro Osasuna es que no tienen intención de realizar experimentos y solo traerán a jugadores que crean que están preparados para jugar ya en Primera División. Por eso sorprende la cantidad de nombres que están saliendo a la palestra. La dirección deportiva, como tiene que hacer, pregunta y guarda información de muchos jugadores, pero de ahí a que haya un interés hay un recorrido que en muchos casos no existe. El último, Pep Biel, centrocampista del Zaragoza con una cláusula de 10 millones de euros, al que varias fuentes de Osasuna descartaron con rotundidad en la tarde de ayer.

Ahora mismo la entidad centra sus esfuerzos en cerrar jugadores para la parcela defensiva. Un central va a llegar, pese a que uno que interesaba, como Domingos Duarte, ha fichado por el Granada. El club, además, valora la opción de que llegue otro que además pueda ayudar al lateral izquierdo, donde solo está Estupiñán con la ayuda de Endika.

Además, se valora la opción de que venga un pivote si surge la oportunidad. Todo esto hay que tener en cuenta que Osasuna ya ha gastado buena parte del presupuesto destinado para fichar y, por tanto, tendrá que ser una oportunidad que encaje tanto en lo deportivo como en lo económico.

Otro hombre de ataque Como informó este periódico en el día de ayer, Osasuna ha preguntado por la situación de Hernán Pérez, extremo del Espanyol. El atacante sigue negociando su desvinculación con el club catalán, pero es realmente complicada su salida. El jugador quiere que un equipo le asegure, como mínimo, tres años de contrato para compensar la pérdida de dinero de irse del Espanyol donde cobra 2,5 millones de euros. Los rojillos, obviamente, ni se aproximan a semejantes fichas, por lo que tendrán oportunidad en caso de que el jugador decida rebajarla sustancialmente. Por supuesto, entre la terna de nombres para reforzar el extremo, sigue estando Rober Ibáñez. El jugador de momento no sale de un Getafe que está enfrascado en confeccionar una plantilla para Europa y aún no se ha metido de lleno con las bajas. Osasuna no va a pagar una cifra cercana a la opción de compra que tenía (3,6 millones), pero verían con muy buenos ojos el regreso del jugador en caso de que se ponga a tiro.

El futuro de Xisco Otro de los temas que aún están en el aire es el de la continuidad de Xisco. El contrato del atacante finalizó el pasado 30 de junio, pero en la entidad no se descartó su marcha. De hecho, el delantero no se despidió, como sí hicieron tanto Olavide como Clerc, a la espera de resolver su futuro. De momento, varias semanas después, aún no se ha aclarado si seguirá él o si vendrá otro jugador para reforzar esa parcela.

Así pues, habrá que esperar. Todavía queda un mes para el comienzo de la liga y otras dos semanas más para el cierre de mercado (2 de septiembre). Braulio ya ha demostrado que se mueve bien en estos momentos de cierre de mercado, hasta el punto que el año pasado llegó un Rubén García que acabó siendo fundamental para lograr el ascenso a Primera División.