Estupiñán: “He trabajado mucho para llegar hasta aquí”

Entrevista | el ecuatoriano es el único de los siete fichajes de Osasuna que ha disputado todos los minutos de los tres primeros partidos ligueros

10.02.2020 | 02:25
Pervis Estupiñán, en Tajonar.

El ecuatoriano es el único de los siete fichajes de Osasuna que ha disputado todos los minutos.

garantías su retorno a la máxima categoría, lo cierto es que el entrenador del conjunto navarro, Jagoba Arrasate, ha apostado en las tres primeras jornadas ligueras por dar continuidad en sus alineaciones a un nutrido grupo de futbolistas con los que el curso pasado logró el ascenso a Primera División. Pero entre los elegidos para enfrentarse a Leganés, Eibar y Barcelona, encuentros que se saldaron con un triunfo rojillo en Butarque (0-1) y sendos empates en El Sadar ante el conjunto armero (0-0) y el catalán (2-2), también se han colado algunas de las nuevas incorporaciones, con especial participación de Pervis Estupiñán, el único de los siete refuerzos que ha disputado todos los minutos de Liga. El jugador, el primer ecuatoriano de Osasuna en sus casi 100 años de historia, llega a Pamplona después de su gran temporada en el Mallorca, con el que también logró el ascenso, aunque a diferencia de su actual equipo, a través de la promoción. Propiedad del Watford británico desde 2016, Estupiñán afronta a sus 21 años su cuarta cesión consecutiva, aunque en esta ocasión para dos cursos, eso sí, con una opción de repesca de su club de origen al término del presente ejercicio. De momento, no le va mal. Ni a él, ni a Osasuna, que no tuvo que rascarse el bolsillo para hacerse con sus servicios.

Cinco puntos de nueve posibles es un comienzo casi soñado...

-Claro. Hemos arrancado con pie derecho, que es lo importante. Cualquiera firmaría un inicio así para un equipo que viene de Segunda. Hemos empezado bien y eso nos da confianza para seguir haciendo las cosas como hasta ahora.

Ha sido un buen inicio en lo colectivo. ¿También en lo personal?

-Estoy muy contento por arrancar jugando desde el principio. En los otros equipos en los que estuve me costó arrancar, pero aquí no. Estoy acoplándome al trabajo que quiere el míster, conociendo poco a poco a mis compañeros y tratando de hacerlo bien en cada partido.

Ha jugado al completo los tres primeros encuentros de Liga, contra Leganés, Eibar y Barcelona. ¿Con cuál de ellos se queda?

-A nivel personal tengo que decir que estoy rectificando un poco los errores que he cometido, pero me quedo con el último, contra el Barça, en el que ya estuve con un poco más de confianza y algo mejor en la marca. Además fue un partido lindo porque todo niño sueña con jugarlo.

Es el único de los siete nuevos jugadores que han llegado este verano al club que ha disputado todos los minutos de Liga. ¿Qué le dice esto?

-Que aparte de hacer las cosas bien en lo personal, creo que el trabajo colectivo ha sido fundamental porque cada uno hemos puesto nuestro granito de arena. En mi caso, sumar minutos está bien para seguir cogiendo ritmo.

¿Qué le pareció el ambiente de El Sadar?

-La temporada pasada ya vine de visitante con el Mallorca y es un estadio con una hinchada que se hace sentir y que empuja mucho. Todavía estoy acostumbrándome, pero está claro que nos da ese plus para salir con más confianza al campo. Desde que saltamos al césped sentimos esa motivación de la gente para pelear cada balón como si fuera el último.

Ha debutado con la camiseta de Osasuna, pero la categoría no es nueva para usted, ya que, a pesar de su juventud, ya había jugado en Primera con el Granada hace tres años, con 18 recién cumplidos.

-Pero no sentí lo que estoy sintiendo aquí. Fueron un par de partidos en los que el equipo estaba peleando por evitar el descenso. Yo estaba en el filial, pero necesitaban jugadores y me pude sumar al primer equipo. Sin embargo se dio que me tuve que ir a la selección de mi país y no tuve continuidad. En cambio, aquí estoy sintiendo que estoy en Primera, lo estoy tomando más en serio y espero seguir creciendo como futbolista y como persona.

¿Por qué eligió Osasuna?

-Había venido como visitante y había sentido la presión de la gente y que es lindo jugar aquí.

Usted también consiguió el ascenso la temporada pasada con el Mallorca. ¿Hubo algún intento de su anterior equipo para que se quedara en la isla?

-Fue un bonito año en el cual las cosas salieron muy bien y, cuando terminó la campaña, querían retenerme, pero hay que sentarse y valorar el bienestar personal y de la familia, ver dónde se puede estar mejor.

Usted pertenece al Watford, club que ya le ha cedido a cuatro equipos diferentes. ¿Cómo se fraguó su fichaje por el conjunto inglés?

-He trabajado mucho para llegar hasta aquí. Comencé a despuntar en mi país, donde jugaba en el Liga de Quito. Luego fui convocado con la selección sub-17 de Ecuador, con la que jugué el Campeonato Sudamericano y el Mundial de la categoría, y ahí fue cuando el Watford dio el visto bueno para mi fichaje en 2016. Primero me cedieron al Granada, luego al Almería, después al Mallorca y ahora a Osasuna.

Aunque la afición rojilla ya le ha visto jugar, defínase como futbolista.

-Resumiendo, soy un jugador que trato de aprovechar la velocidad que tengo, soy fuerte en la marca y eso es lo que me caracteriza, aunque los entrenadores que he tenido siempre me han ayudado a mejorar y espero que siga siendo así.

¿Ha jugado siempre como lateral?

-También de extremo, aunque casi siempre lo he hecho en defensa.

¿Qué cree que le falta por mejorar?

-Cerrar mejor en defensa y sacar el balón rápido. También un poco en la toma de decisiones.

¿Por qué eligió ser futbolista?

-Porque mis dos hermanos lo han sido y también mi tío -se refiere al central Jorge Guagua, que continúa en activo y que llegó a disputar con Ecuador los Mundiales de Alemania (2006) y Brasil (2014)-, con el que me fui a vivir siendo muy joven y desde los cinco años ya me sacaba al campo. Luego vino cuando fui creciendo, me junté a escuelas y desde ahí me gustó más el fútbol. Y toda escuela tiene un ojo, se me dio bien y se me empezó a llevar a equipos importantes. Pasé pruebas y ahí fue surgiendo todo.

¿Qué espera de esta temporada?

-La permanencia es el objetivo que nos hemos marcado. Hay que ir paso a paso, pero, si se consigue, ¿por qué no ir a más?

¿Cómo le ha acogido el vestuario?

-Muy bien. Desde el primer día que llegué sentí ese compañerismo con el que me pude acoplar muy bien.

¿Con qué compañero tiene más afinidad y confianza?

-En el vestuario trato de conversar con todos, aunque suelo tener más trato con el que se sienta a mi lado. Hablo con Chimy, con Facundo Roncaglia... Pero desde el primer momento noté el compañerismo de todos y eso es lo que nos está dando ese plus para hacerlo bien.

¿Es una ventaja conocer el idioma?

-Por supuesto. Es muy importante. Estoy muy contento de haber llegado a España. Me entiendo bien con todas las personas y además no viene mal aprender otras costumbres.

Además es muy amplia la comunidad ecuatoriana que reside en Navarra y en Pamplona.

-Y se nota. Sin ir más lejos, el día de mi presentación como jugador de Osasuna vino gente de Ecuador a Tajonar y sentí que no iba a estar solo en esta ciudad. Y viene muy bien saber que hay gente que te apoya.

Además, el encargado de anunciar su fichaje por Osasuna fue su compatriota Richard Carapaz, ciclista del equipo Movistar que reside en Pamplona.

-No le conozco personalmente, pero sé que ha quedado campeón del Giro de Italia y que es una buena persona. Estoy contento de que fuera él quien me presentara. Espero conocerle dentro de poco y agradecérselo personalmente.

El protagonista

Nombre completo. Pervis Josué Estupiñán Tenorio.

Edad. 21 años (21/1/1998).

Lugar de nacimiento. Esmeraldas (Ecuador).

Trayectoria. Fichado por el Watford inglés en 2016 con la mayoría de edad casi recién estrenada y tras haber despuntado con la selección sub-17 de Ecuador en el Campeonato Sudamericano y en el Mundial de la categoría, afronta su cuarta cesión en un equipo de la Liga española. Primero estuvo en el filial del Granada (2ªB), después en el Almería (2ª), el curso pasado en el Mallorca (2ª) y ahora en Osasuna (1ª).

Familia. Criado entre futbolistas, tiene novia desde hace muchos años y una hija de ocho meses que nació en Palma. Su tío, Jorge Guagua, fue internacional con la selección absoluta de Ecuador, con la que disputó 30 partidos, entre ellos tres del Mundial de Alemania de 2006 y otros tres del Mundial de Brasil de 2014. A sus 37 años, continúa en activo en el Emelec de la Primera División ecuatoriana. "Aunque no voy mucho a mi país, suelo estar en contacto con él y me da buenos consejos", revela Pervis Estupiñán.

Aficiones. El primer ecuatoriano de la historia de Osasuna se define como una persona tranquila a la que después del trabajo le gusta "echar una siestita, jugar un poco a la Play e ir a dar un paseo con la familia". Desde que salió a España ha estado siempre acompañado de su pareja y, desde hace ocho meses, también de su hija.